¿Sirve contener la respiración frente a una persona desconocida para evitar un contagio o rociar la mascarilla con WD-40 para mejorar su poder de bloqueo?

Foto: Reuters

A medida que la pandemia de coronavirus sigue extendiéndose por el mundo, continúan propagándose teorías y posibles soluciones para minimizar el riesgo de contagios. Revisa si estas dos nuevas que han surgido tienen efectividad.




Conforme la crisis sanitaria se expande por el globo, muchas personas han inundado redes sociales con posibles medidas extras a las conocidas -uso de mascarillas, lavado frecuente de manos y distanciamiento social- como una forma de minimizar el riesgo de contagio del coronavirus.

La última de ella apunta a contener la respiración frente a una persona desconocida o que potencialmente sospecháramos que tiene o tuvo la enfermedad, bajo la lógica que al no inspirar, podríamos evitar el contagio del virus.

“Es poco probable que la transmisión ocurra en segundos, por lo que contener la respiración probablemente no hará una diferencia”, dijo Abraar Karan, médico de la Escuela de Medicina de la U. de Harvard, en un artículo publicado en el sitio web de la Radio Pública Nacional de EE.UU. “Si alguien simplemente estornuda frente a usted, no recomendaría inhalar eso, pero creemos que se necesitan varios minutos para que ocurra la transmisión”, aclaró.

¿Rociar la mascarilla con WD-40 mejora su poder de bloqueo?

Otra de las teorías que han surgido es rociar con algún tipo de aceite, como WD-40 o un aerosol de silicona o lubricante, en el exterior de la mascarilla, lo que ayudaría a atrapar mejor las partículas virales y evitar que sean inhaladas.

Pero Sonali Advani, profesora asistente de Medicina de la U. Duke, entrevistada para el mismo artículo, dice que más que preocuparse por el posible impacto que tendría el frotar uno de estos aceites para mejorar la eficiencia de filtración de la mascarilla, mejor es buscar una buena mascarilla.

Por el contrario, advierte que incluso podría haber riesgos adicionales si uno utiliza uno de estos aceites.

“El aceite puede hacer que crezcan bacterias y afectar el proceso de filtración de la mascarilla”, dijo. “Eso posiblemente podría aumentar el riesgo de infección bacteriana”, agregó.

En general, ambos especialista recomiendan que en lugar de buscar nuevas ideas de protección, lo mejor es ceñirse a los conceptos básicos de la protección Covid-19 y tratar de no ser demasiado sofisticados o creativos, pues esas acciones pueden ser contraproducentes más que beneficiosas.

“El virus en sí viaja en gran medida dentro de gotitas o partículas de aerosol. El uso de una capa de aceite en una mascarilla no se ha estudiado, por lo que no sabemos si puede tener algún efecto. La alteración de los materiales de la mascarilla podría anular la eficacia”, adviertió Abraar Karan.

“No pondría una capa de aceite en una mascarilla”, dijo con convicción.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.