¿Una aplicación de mensajería en tiempo real que evita que te espíen? Eso promete XX Messenger

La nueva App disponible para Android e iOS, utiliza criptografía cuántica resistente para proteger el contenido de los mensajes. Así, cuando se recibe la información, además de enviarla, elimina cualquier registro de ese envío, por lo que no existe la forma de obtener información de ese envío.




La privacidad es un motivo de preocupación cuando se trata de mensajería instántanea, sobre todo si se considera que hoy, la mayoría de las personas se comunica con este tipo de aplicaciones en el ámbito laboral y personal.

Hoy, aplicaciones como Whatsapp, Telegram o Signal, nos permiten hacer llamadas, enviar mensajes escritos, audios, videos, imágenes y distintos tipos de archivos. No pueden leer nuestros mensajes pero sí podrían saber a quién le escribimos, la hora en qué lo hacemos y la frecuencia con la que nos comunicamos, información que es conocida como metadata. Algo así como nuestra huella en la aplicación.

Con la promesa de proteger la privacidad de sus usuarios, XX Network, una plataforma en línea pensada en el consumidor y que permite el intercambio de datos sin revellar la metadata fundada por David Chaum, el creador del dinero digital y la criprografía digital, lanzó esta semana la aplicación XX Messenger, que siguiendo las líneas de su creador, promete no revelar los datos.

Existe un acuerdo general respecto de que cuando la “computación cuántica” –un nuevo paradigma de chips que aumentará de manera exponencial el procesamiento de datos–, se masifique, los mensajes enviados en todas las otras plataformas de mensajería, incluso aquellos con “fuerte codificación punta-a-punta”, serán fácilmente decodificados retroactivamente y analizados por inteligencia artificial. XX Messenger ofrece que la información siga siendo privada.

David Chaum, el creador del dinero digital y la criprografía digital

David Chaum, señala que la reciente inquietud sobre privacidad ha sensibilizado al público con respecto a problemas con el control de información personal por parte de entidades centralizadas como Facebook. “Al darse cuenta que su información está siendo mal usada por entidades empresariales, las personas están ahora tratando de entender cómo usar la codificación y teléfonos inteligentes para protegerse y cambiar la sociedad de manera ventajosa; XX Messenger está descentralizando de manera segura la comunicación privada de la misma manera que Bitcoin descentralizó las finanzas. Hagámoslo bien: tomemos el control de nuestra propia información y de nuestro destino”, dice Chaum.

¿Como funciona?

Se trata de una aplicación que funciona sobre una plataforma descentralizada.

XX Messenger permite a los usuarios comunicarse en tiempo real, igual que otras similares, pero a través de cientos de nodos descentralizados operando a nivel mundial.

Cada mensaje enviado por XX Messenger pasa por cinco nodos elegidos al azar entre cientos de nodos en el mundo. No existe una entidad centralizada que los gobiernos puedan coaccionar, ninguna empresa que pueda introducir spyware o entregar datos de su base de datos. La XX Network, que soporta el XX Messenger, es una blockchain descentralizada, distribuida, ahora en mainnet, y se opera en un software transparente operado por 350 nodos de propiedad privada en más de 80 países. La aplicación XX Messenger es realmente una aplicación descentralizada, lo que significa que opera en una blockchain descentralizada de manera autónoma por medio de contratos inteligentes.

El desafío es enfocarse en la privacidad y la protección de datos personales, por eso XX Messenger ofrece shredding de metadatos. Toda la mensajería existente puede capturar y, potencialmente, explotar metadatos. El shredding de metadatos se hace enviando mensajes por nodos de XX Network elegidos al azar en todo el mundo. Cada nodo cambia el orden y la codificación antes de ser reenviado y borra cualquier registro de lo que ha hecho. Cada parte de metadato de quién está hablando, con quién, y a qué hora, es destruido antes de que cualquiera de las partes se pueda armar para hacer el seguimiento.

Manu Chatlani, director ejecutivo de Agencia Digital Jelly, señala que “en un mundo donde casi no existe la privacidad y donde Whatsapp sí puede perfilarte como usuario (finalmente es de Facebook), aparecen nuevos players. La nueva aplicación promete no hacerlo. Usar un camino descentralizado para no trackear a los usuarios. Habría que revisar cómo monetizarán en el futuro y si la promesa se mantendrá. Y antes de eso, el tamaño de la base de usuarios que dejará sus aplicaciones de mensajería a la que están acostumbrados para probar algo nuevo”.

La aplicación ya está disponible para bajarse en IOS (Apple) y Android, tiene chat grupal y, además, se pueden compartir fotos y audio. Está diseñada para uso fácil y para trasladarse de las aplicaciones de mensajería existentes.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.