Tenemos que hablar

paseo-ahumada temática gente

Un estudio muestra cómo conversamos los chilenos. La clase política y empresarial son percibidas como poco dialogantes.




Apenas unos días antes de que reventara la crisis social en Santiago y se extendiera por todo el país, Cadem realizó el trabajo de campo de una encuesta a pedido del Centro de Conversaciones Majadas de Pirque, cuyo tema de estudio terminaría siendo -quizás por mero azar- muy pertinente al momento que atraviesa el país.

Mientras diversos actores políticos hacían llamados al diálogo para salir de la encrucijada, este estudio reveló los resultados de un sondeo respondido por un millar de personas, que busca echar luz sobre las conversaciones de los chilenos: de qué se tratan, cómo son, y entre quiénes se desarrollan. "Entendemos por 'conversación' no una conversación de pasillo o informal, sino una conversación más profunda sobre algún tema particular de interés", indica el estudio.

Con esa definición como marco, un 71% de los chilenos se reconoce como "bueno para conversar" (ver infografía), aunque ese número baja al 64% a la hora de juzgar al resto. Los porcentajes descienden aún más cuando la pregunta se refiere a grupos específicos como políticos y empresarios (61% y 54%).

Estos dos colectivos también son percibidos como poco dialogantes con sus contrapartes. Solo un 20% de los consultados cree que los empresarios tienen suficientes conversaciones con los trabajadores, mientras que apenas un 16% estima que el gobierno tiene buena comunicación con el bloque opositor.

Al ser desglosados por género, edad y grupo socioeconómico, la encuesta arroja que las mujeres y los estratos socioeconómicos más bajos perciben un entorno más dialogante, mientras que los mayores de 55 años ven relaciones sociales más frías en todos los ámbitos.

Por otra parte, son justamente los grupos que observan mayor diálogo quienes aseguran tener más conversaciones semanalmente: mujeres (11,6), jóvenes entre 18 y 34 años (10,8) y GSE bajos (11,5).

En general, los chilenos también tienen una alta valoración por el acto de conversar. Un 84% piensa que sostener este tipo de charlas "interesantes y profundas" es "muy necesario" y un 77% cree tener tiempo suficiente para hacerlo. La mayoría prefiere hacerlo en persona (85%).

Según el estudio, este tipo de comunicación sería más común con las parejas (22%), amigos (21%) e hijos (14%).

Respecto de los temas de conversación, el sondeo de Cadem permitió respuestas múltiples: la "familia" es el tema más recurrente, con un 50% de menciones entre quienes respondieron el cuestionario, seguido de "política y actualidad" (45%) y de "trabajo y plata" (38%).

Al hacer un zoom particular sobre la temática más contingente, de "política y actualidad", se observa que los hombres (54%) y los mayores de 55 años son los grupos que lo tienen entre sus prioridades (66%); las mujeres, en cambio, registraron menos menciones (36%), al igual que los grupos etáreos entre 18 y 34 años (35%) y 35-54 años (44%).

Comenta