Grupos pro uso medicinal de cannabis difieren de estudio que niega eficacia

Foto: ATON

Informe fue respaldado por Colegio Médico, pero rechazado por otros expertos y organizaciones.


Un estudio de la Fundación Epistemonikos al que adhieren organizaciones como el Colegio Médico, la Sociedad Chilena de Pediatría, el Cituc y la Sociedad Chilena de Anestesiología, entre otros, concluyó que el uso médico de cannabis no está demostrado y que, incluso, podría ser peor que la enfermedad que intenta curar.

Por dos años, 31 académicos chilenos de distintas disciplinas y universidades revisaron más de mil publicaciones sobre uso medicinal de cannabis y derivados y concluyeron que no existe ninguna condición en la que sus beneficios sean más que los efectos adversos y riesgos: no es efectivo para esclerosis múltiple ni anorexia nerviosa; podría tener escaso beneficio en el dolor crónico y epilepsia (son más los efectos adversos) y en casos de fibromialgia, insomnio, manejo de náuseas y vómitos por quimioterapia, falta evidencia para saber si son o no efectivos.

Considerando que hoy se revisa en la Cámara de Diputados el proyecto de ley que modifica el Código Sanitario y que busca que una receta médica sea suficiente para permitir el autocultivo de marihuana, el estudio generó muchas reacciones.

La Fundación Daya dijo en un comunicado que la información es errada y cita que la reciente revisión realizada por la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EE.UU., de más de 10.000 resúmenes de artículos publicados, muestra que sí existe evidencia de que cannabis y/o cannabinoides son efectivos para tratar dolor crónico en adultos, como antiemético para náuseas y vómitos por quimioterapia y en la espasticidad de pacientes con esclerosis múltiple. Además, recordó que para el Estado su uso medicinal es lícito y se permite la importación, exportación y venta de fármacos y materias primas.

Sergio Sánchez, director médico de la Organización Latinoamérica Reforma y exdirector de la Posta Central, hace tiempo trata a pacientes con cannabis. “No estamos porque los pacientes fumen cigarros de marihuana, sino por el uso de la resina de cannabis, vaporización de esta resina, por vía oral, y productos farmacéuticos con los que hoy tratamos a pacientes con dolor crónico, cáncer, fibromialgia, esclerosis múltiple, síndrome de Crohn, epilepsia refractaria y estrés postraumático”, aclara.

A su juicio, la recopilación de Epistemonikos responde a un desconocimiento, porque otros análisis muestran que sí es efectivo y, por lo mismo, hoy se usan productos derivados de cannabis en países desarrollados.

Seguir leyendo