Reeditan en español la autobiografía de Keith Richards

Keith-Richards-Kevin-Mazur-Crop-1480x832

Vida, la célebre biografía del integrante más díscolo de The Rolling Stones, ya está en librerías a través de una nueva edición en español, corregida y revisada, de Planeta.



Escrita con la ayuda del periodista James Fox, la obra fue publicada por primera vez en 2010 y fue fruto de cinco años de entrevistas en los que el guitarrista se vació, relatando aspectos personales, como la influencia de su madre o sus diversas relaciones sentimentales, y profesionales, con los pormenores de su carrera junto a los Stones.

Mención aparte merece precisamente todo lo que tiene que ver con la relación con el vocalista de la banda, Mick Jagger, que se remonta a 1961.

"Mick y yo podemos no ser amigos —demasiado desgaste para eso—, pero somos los hermanos más unidos y nada podría separarnos (...) Aunque los hermanos se pelean. Y mi sensación fue que él me había traicionado", cuenta en un momento dado.

En sus más de 500 páginas y cinco décadas de historia, Vida también profundiza en cuestiones peliagudas como las drogas y la adicción, el exilio fiscal en Francia, su relación con Patti Hansen o la muerte súbita de su hijo Tara.

Con humor y ciertas dosis de brutal honestidad que Richards aplica a discreción, no podían faltar tampoco amplios pasajes en torno a las canciones míticas de The Rolling Stones, como "Satisfaction".

"Surgió mientras dormía. No tenía ni idea de que la había escrito y, gracias a dios, ahí estaba la grabadora Philips. El milagro fue que esa mañana se me ocurrió fijarme y entonces me di cuenta. Me acordaba perfectamente de haber puesto una cinta nueva la noche anterior, y la cinta estaba al final. Así que la rebobiné y ahí estaba 'Satisfaction'", relata.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Habitantes de la playa de Pingtan, el lugar más cercano de China a Taiwán, expresaron sus esperanzas de ver la unificación pero de manera pacífica, luego de que aumentaran las tensiones tras la visita de Nancy Pelosi a la isla.