Jani Dueñas no probó su show en festivales y tenía 50 minutos de rutina

Jani Dueñas

La comediante fue la última confirmada en el humor y no testeó su rutina en eventos masivos, a diferencia de sus otros colegas. Su presentación sólo llegó a la media hora.


Para Grandes fracasos de ayer y hoy, el elogiado espectáculo que Alejandra "Jani" Dueñas grabó para Netflix el año pasado, la comediante preparó su rutina durante "seis u ocho meses", según detalló. Un margen de tiempo que según la artista -y sus colegas- es el estándar mínimo necesario para afinar una presentación de humor sólida. Para su debut en solitario en el Festival de Viña, en tanto, la mayoría del material lo trabajó en sólo dos meses.

La actriz fue la última comediante que fichó la producción de Viña 2019, en diciembre, por lo que ante el poco tiempo decidió echar mano a buena parte de la rutina que estrenó en octubre en el teatro San Ginés (y que repitió con otro show en noviembre). "Lo que van a ver ustedes en Viña es mucho material nuevo, el 70% u 80%", declaraba Dueñas el día antes de su primera vez en solitario en la Quinta. Un estreno que convirtió su paso por Viña en un calvario.

Si bien ayer la comediante no quiso dar declaraciones -más allá de su visita, por contrato, al programa Échale la culpa a Viña-, una de las explicaciones que se barajan en el medio para explicar la escasa recepción en la Quinta, es su falta de testeo en festivales masivos de verano, como sí lo hicieron otros pares como Felipe Avello y Mauricio Palma, quienes se mezclaron con públicos populares y artistas que no guardaban relación con ellos. Por ejemplo, Avello estuvo en un certamen en Iquique que en el mismo día lo juntó con Augusto Schuster y Noche de Brujas.

Dueñas, en cambio, adelantó parte de su performance de Viña -cuyo guión trabajó junto a su amiga y colega Paloma Salas- en teatros y bares pequeños durante los últimos meses, como el Bar Comedy de Providencia y el Teatro Municipal de Quilpué. En todos los casos, se trató de eventos donde ella fue el número principal junto a sólo un par de nombres afines.

Una semana antes del show del martes, la propia Salas hablaba con Culto y asumía que finalmente el stand up no era para público masivo: "Están las leyes no escritas de cómo debería hacerse stand up. Steve Martin decía que no se puede hacer en lugares sin techo. Te diría que el lugar propicio e ideal para hacerlo es cuando el público te fue a ver a ti y no a Marc Anthony". Casi una profecía.

Álex Hernández, director televisivo del evento, cuenta que el espectáculo de Dueñas en Viña estaba programado para 50 minutos, de los que alcanzó a mostrar poco más de 30. Incluso si había un bis, se podía extender a una hora. Además, la misma producción del Festival le comentó algunas modificaciones y sugerencias previas para su rutina.

Cercanos a ella señalan que tras su paso por el Festival se tomará un breve receso, pero que reaparecerá en vivo el 7 de marzo, con un show junto a Salas en el Teatro Nescafé de las Artes.

Descolocados

Además de la poca química con el público, otro de los puntos que llamó la atención de la performance de Dueñas fue el largo rato que pasó entre rechiflas antes que los animadores detuvieran el descalabro. No fue hasta media hora que la artista dijo estar "en un abandono total", provocando el ingreso de Cárcamo y Godoy.

¿Por qué tanta demora en el salvataje? Ambos han acordado con todos los humoristas que los dejarán desarrollar su libreto independiente del ambiente que enfrenten. No interrumpir, salvo que los propios cómicos lo soliciten, como pasó con Dueñas.

"La decisión de cortar una rutina en ningún caso está en los animadores, porque sería faltarle el respeto a la artista. Más cuando, mientras hacía su rutina, decía que iba a terminarla, porque esa es su pega, a eso vino. Sólo lo hicimos cuando lo verbalizó", explica Cárcamo, quien aprovechó de desmentir que la producción le habría pedido cuatro veces a la actriz que concluyera su presentación.

José Antonio Edwards, productor ejecutivo de TVN en el certamen, agrega que los conductores tampoco quisieron dar un salto inmediato para rescatarla debido a una sensación previa: nadie en el equipo de organizadores esperaba que le fuera tan mal. Quedaron descolocados. "Es que no nos esperábamos lo que pasó con Jani. Invitamos siempre a comediantes para que tengan éxito".

El plan de los dos humoristas más desconocidos

Mauricio Palma, humorista chileno: "Conozco a Jani y sólo le entrego mi apoyo"

[caption id="attachment_72199" align="aligncenter" width="900"]

Imagen: Pablo Ovalle, AgenciaUno.[/caption]

El comediante, conocido por su personaje de Violento Parra, debuta esta noche.

El más desconocido

"Por supuesto que lo soy, pero no veo en eso nada positivo ni negativo. Es solo un hecho. Soy el menos conocido, pero el más conocido de los desconocidos".

Jani Dueñas

"No es el momento de analizar el trabajo de una compañera exitosa que tuvo un traspié, y porque la conozco sólo le entrego mi apoyo".

Garabatos

"Soy muy garabatero. Mi mujer me corrige. Muchos shows se me escapan un poco de las manos, pero los contextos me ayudan a ubicarme".

Día de Backstreet Boys

"Es bacán, porque habrá gente de nuestra edad, que está más cercana a los tópicos de mi rutina, a las cosas que yo voy hablando. Es la noche soñada para cualquier debutante".

Bonco Quiñongo, comediante cubano: "Más que me entiendan, quiero que el público chileno me quiera"

El cómico cubano se presenta mañana en la cita.

Preparación

"Llevo 30 años de carrera, 15 trabajando en Miami. Pero hace unos cuatro nos propusimos llegar al público internacional y empezamos a participar en festivales, como el Festival del Humor en Colombia, y shows en Ecuador y otros países".

Debut en la Quinta

"Yo siempre vi Viña como algo superior, inalcanzable, pero soy la muestra de que sí se puede. Siempre pensé que había que ser uno de los grandes para estar ahí, porque el humor es mas complicado, tiene que traspasar la barrera del lenguaje".

Temas de su rutina

"Yo hablo acerca de la negritud, de la inmigración, pero desde un punto de vista del que mucha gente no lo ve. A lo mejor adaptaré algunas palabras para hacerlo más cercano (al público chileno). Pero más que para que me entiendan, para que me quieran".

Comenta