Jojo Rabbit: llega la sorpresa de la temporada de premios

Imagen-jojoWEB

Nominada a diversos galardones, la sátira sobre un niño que tiene a Hitler como amigo imaginario debuta este jueves en Chile.


La historia de Johannes "Jojo" Betzler, un niño alemán de 10 años enlistado en las Juventudes Hitlerianas durante la Segunda Guerra Mundial, es la última sensación de la temporada de premios en Hollywood.

Interpretado por el joven actor inglés Roman Griffin Davis, Betzler es el protagonista de Jojo Rabbit, la celebrada comedia negra del realizador neozelandés Taika Waititi, nominado a un Oscar por el corto Two cars, one night y elogiado por su último trabajo en Thor: Ragnarok (2017), donde mostró un tono más cómico para abordar la historia del superhéroe de Marvel.

Es ese mismo sello el que destaca en su nueva cinta, el motivo detrás de sus elogiosas críticas y lo que la diferencia de otras historias de la Segunda Guerra Mundial: inspirado en la novela Caging skies, de Christine Leunens, el filme que llega este jueves a los cines chilenos funciona como una original sátira a la Alemania nazi, donde los personajes y sus diálogos consiguen suavizar y llenar de colores una época oscura y dolorosa.

Esto gracias al entrañable "Jojo" Betzler, que vive junto a su madre Rosie (Scarlett Johansson), tiene al mismísimo Adolf Hitler como amigo imaginario y junto a su mejor amigo, Yorki, participa de un campamento nazi para niños dirigido por el capitán Klenzendorf (Sam Rockwell).

Es esa singular amistad entre el joven protagonista y el líder nazi uno de los elementos más llamativos de la película. De hecho, desde El gran dictador (1940) de Charles Chaplin -y en menor medida, Bastardos sin gloria, de Tarantino- que no se veía una representación cómica sobre Hitler hecha con tanta sinceridad.

"Nunca había visto eso antes y tampoco lo había visto hecho con mi estilo o mi sensibilidad", afirmó Waititi a The Guardian, consultado sobre el tratamiento que le dio al personaje, que en esta película se muestra histérico, agresivo y confiado de sí mismo, con una personalidad que se desarrolla a medida que avanza el conflicto.

"La comedia es una herramienta mucho más poderosa que solo el drama directo, porque con el drama la gente tiende a desconectarse o sentir una sensación de culpa, pero por lo general no se acerca tanto a los personajes como una comedia", agregó el director.

Mensaje anti-odio

Jojo Rabbit llega a Chile precedida de diversas nominaciones que la convirtieron en una de las revelaciones de la temporada. Además de su doble candidatura a los últimos Globos de Oro, la cinta compite en los SAG, los BAFTA e incluso la prensa especializada no descarta que sorprenda en las nominaciones a los Oscar, que se conocerán hoy.

A la par de las actuaciones de Griffin y Johansson -quien también suma candidaturas a premios por su rol en Historia de un matrimonio-, la crítica ha destacado cómo el filme cuestiona con gracia problemáticas sensibles y en boga como el odio y el racismo, temas que por lo general suelen estar en la órbita de la Academia de Hollywood.

Además, destaca la fotografía de la cinta, a cargo del rumano Mihai Mălaimare Jr. (The master), que utiliza las estaciones del año para destacar colores cálidos y fríos, así como la progresión de la trama y el crecimiento del niño.

Comenta