El largo e intenso camino al Oscar de Brad Pitt

Brad Pitt, Once Upon a Time in HollywoodCredit: Sony Pictures

Brad Pitt en Once Upon a Time in Hollywood.

Tras lograr los trofeos en los Globos de Oro y los SAG, el actor se ha impuesto a Al Pacino y Joe Pesci como el actor secundario más premiado de la temporada y posiblemente lo llevará a ganar su primer Oscar como actor. A sus 56 años, se mantiene en la línea A de Hollywood.


Es la gran temporada de Brad Pitt. A sus 56 años, y gracias a su rol en Érase una vez en Hollywood, ha ganado la mayoría de los premios a actor secundario –el Sindicato de Actores se lo dio el domingo, antes fueron los Globo de Oro-, en un año particularmente competitivo y superando a actores míticos, como Al Pacino o Joe Pesci. Nominado para esa misma categoría en los Oscar, los analistas dan casi por sentado que se llevará la estatuilla dorada, la primera como actor y luego de tres nominaciones (por 12 monos, El curioso caso de Benjamin Button, El juego de la fortuna), aunque ya tiene un trofeo, en su calidad de productor de 12 años de esclavitud, que ganó en 2014 a mejor película.

https://culto.latercera.com/2019/09/14/new-beverly-cinema-tarantino/

Hollywood ama la reconversión de sex symbols a actores serios y sobran ejemplos, desde Kim Basinger y Matthew McConaughey hasta Julia Roberts y George Clooney, cuatro nombres que han ganado el Oscar luego de años de lidiar con la chapa de símbolo sexual y de reportarle mucho dinero a la industria.

Brad Pitt ha seguido exactamente ese camino. El año pasado, en su celebrado rol de Cliff Booth, el doble de acción, mano derecha y mejor amigo de Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) en Érase una vez en Hollywood, muestra sus dotes para combinar la comedia con el drama y es el corazón de la película. Pero entre los muchos comentarios que dejó, hay una escena que dio que hablar y que no está puesta al azar: cuando, al subir al techo de la casa de Rick Dalton, para arreglar una antena, se saca la camiseta y muestra un físico trabajado inusual para alguien cercano a los 60 años.

https://culto.latercera.com/2019/08/22/habia-una-vez-en-hollywood/

Quentin Taratino, director de Érase una vez..., es ante todo un cinéfilo al que le gusta poner guiños en sus cintas y esa escena, que en rigor no aporta nada a la trama, es un saludo declarado a la primera película importante de Brad Pitt: Thelma y Louise.

Pitt había filmado cuatro largometrajes irrelevantes y otras tantas series en roles ultra secundarios cuando en 1990 y con 27 años, consiguió su primer rol importante: J.D., el vaquero sexy que seducía a Thelma (Geena Davis). Un papel secundario, pero que llamó la atención porque el actor lucía al estilo James Dean y tenía escenas donde se quitaba la camiseta, dejando ver un trabajado físico, e invertía los roles en el cine: ahora era el hombre el objeto sexual y no las mujeres de la película.

El papel de J.D., pese a ser un poco decorativo, fue muy disputado en su momento. Llegaron centenares de actores jóvenes dispuestos a obtenerlo, entre ellos varios que rondaban los 20 y tantos y querían trabajar en la nueva película de Ridley Scott. Se había corrido la voz que tenía un guion que aseguraba taquilla y premios.

[caption id="attachment_114960" align="alignnone" width="1600"]

Brad Pitt en Thelma y Louise.[/caption]

La escritora Becky Aikman, en su libro Off the Cliff: How the making of Thelma y Lousie Hollywood to the edge, contaba que J.D. tenía que ser un actor "lo suficientemente guapo, pero al mismo tiempo dulce y astuto", para que resultara creíble que terminaría siendo un embaucador. Ella cuenta que Robert Downey Jr., quien ya era conocido, estaba dispuesto a hacer el papel por el presupuesto que hubiera. Pero lo encontraron muy bajo de porte para Geena Davis.

Un desconocido George Clooney hizo una prueba de cámara terrible junto a Geena Davis (de hecho, ella ha contado la anécdota de cuando ambos se encontraron en un avión, ya famosos, y él le recordó el casting y lo mucho que odió a Pitt por quedarse con el papel), Mark Ruffalo también lo intentó, al igual que Dermot Mulroney y Dylan McDermott. Finalmente, quien se quedó con el rol fue William Baldwin. Pero en esas vueltas de tuerca que parecen de película, Baldwin renunció a la cinta de Scott para unirse a Ron Howard, quien lo llamó para el rol principal de Marea de fuego, que fue un éxito de boleterías. Entonces el personaje recayó en Grant Show (quien años después lograría fama por Melrose place), quien por entonces estaba en TV y no pudo desligarse de ese contrato.

Con el rol de J.D. nuevamente disponible, Brad Pitt hizo una prueba de cámara con Geena Davis y, según ella ha contado en entrevistas, se puso nerviosa con él y lo señaló como favorito suyo para el papel. Finalmente, el personaje sería suyo. Tres años después, gracias a Entrevista con el vampiro y Leyendas de pasión –sumado a romances mediáticos-, se convertiría en estrella.

[caption id="attachment_114959" align="alignnone" width="4000"]

pitt car

Brad Pitt.[/caption]

Junto a Tarantino

En una entrevista con Jimmy Kimmel, Quentin Tarantino contó cómo Brad Pitt ayudó a delinear su personaje en Érase una vez en Hollywood. "Brad ya había leído el guion un par de veces cuando vino un día a mi casa a pasar la noche y hablar un rato del personaje", contó el realizador. "Yo tenía una película preparada para proyectarle que quería enseñarle y él apareció con un DVD que quería que viéramos. Sacó el DVD y era la película Billy, el defensor. Me dijo: 'Creo que hay algo interesante en la interpretación de Tom Laughlin que sería bueno para Cliff. Podría ser un punto de partida interesante, deberíamos verla juntos'. Me quedé mirando su DVD y le dije: 'Brad, tengo una copia en 35 mm de Billy, el defensor montada en mi proyector para que la veamos esta noche'". Así, el personaje terminó convirtiéndose en una referencia para Pitt con su personaje en la cinta.

En una entrevista para el diario El Mundo, de España, Pitt habló sobre su rol de doble de acción en Érase una vez en Hollywood. "Fue interesante estudiar la relación que existía entre los actors y sus dobles de acción, como ocurrió con Steve McQueen y Bud Ekins o Burt Reynolds y Hal Needham. Era algo especial, ya que confiaban el uno en el otro y el director, a su vez, en los dos, formando un equipo que duraba años. Y luego estaba la época en que la acción de este filme tiene lugar, que fue un momento de cambio en Hollywood. Los estudios pasaron por momentos difíciles, y aparecieron películas como Bonnie y Clyde o Easy rider, para sacudir un poco la industria".

https://culto.latercera.com/2019/08/21/canciones-perfectas-tarantino/

Sobre su trabajo con Tarantino, con quien ya había trabajado en 2009, para Bastardos sin gloria, dijo: "Una de las cosas que más me gustan es que Quentin es un purista, que quiere que todo sea lo más auténtico posible. Y, en ese sentido, recuerdo que se empeñó en que mi pelea con Bruce Lee se rodara en una sola toma, lo que no fue sencillo para mí; pero lo admiro por su integridad".

[caption id="attachment_114961" align="alignnone" width="5184"]

Brad Pitt en Once upon a time ni Hollywood.[/caption]

Temporada de premios

"No proyectemos nuestros anhelos en Jen y Brad", "El vestido de Jennifer Aniston tenía una doble lectura" o "¿Son Brad y Jennifer la pareja de 2020?". El domingo, en todo el mundo, se gastaron páginas y páginas para comentar el primer encuentro público del ex matrimonio, luego de 15 años, en la entrega de los premios SAG, donde ambos ganaron trofeos y tras escenario ambos se saludaron, ante una decena de fotógrafos.

[caption id="attachment_114958" align="alignnone" width="1200"]

Brad Pitt y Jennifer Aniston en los Premios SAG 2020.[/caption]

Se sabe: la relación de Aniston y Pitt se rompió luego de que él se enamorara de Angelina Jolie en el set de El Sr. y la Sra. Smith, convirtiendo a ese trío amoroso en lo más comentado de la década pasada en Hollywood. Pitt, quien siempre ha tenido parejas muy famosas (desde Juliette Lewis, Christina Applegate y Gwyneth Paltrow hasta Sienna Miller o, en las últimas semanas, ha sido fotografiado con Alia Shawkat, actriz de Arrested development), dio una entrevista hace algunas semanas señalando que la persecución mediática que sufre cada día por motivos extralaborales había aumentado con el paso de los años por lo que él calificó como una "desastroza vida privada".

https://culto.latercera.com/2019/07/07/tarantino-influencias-habia-una-vez-hollywood/

Separar vida personal de carrera sería extraño en el caso de Brad Pitt. Es indudable que a su fama ha contribuido lo que se habla de su vida personal y, a sus 56 años, cimentada en una carrera sólida, actuando bajo las órdenes de directores reputados, como Robert Redford, Neil Jordan, Terry Gilliam, Steven Soderbergh, Alejandro González Iñarritu y Terrence Malick, además de ser uno de los actores favoritos de David Fincher, con quien ha trabajado en tres películas: Los siete pecados capitales, El club de la pelea y El curioso caso de Benjamin Button.

También, y gracias a su productora Plan B –que formó en 2006 junto a Jennifer Aniston, hasta que él le compró su parte y quedó como único dueño-, ha coproducido numerosas cintas que lo han hecho codearse con más estrellas. Pitt produjo recientemente The King, la cinta para Netflix de Timothée Chalamet; pero también produjo Los infiltrados, de Martin Scorsese; 12 años de esclavitud y Moonlight.

Injustamente olvidado en las nominaciones al Oscar por su rol en El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, esta temporada brilló por partida doble: en su rol del atormentado astronauta con padre ausente en Ad astra –donde tenía una actuación brillante, pero olvidada en las premiaciones- y por Érase una vez en Hollywood, por la que, muy probablemente terminará ganando su primer Oscar.

https://culto.latercera.com/2019/09/29/fuguet-mirando-estrellas/

Comenta