¿Qué discos escuchar en el encierro? 22 músicos chilenos recomiendan

Collage: Giselle Riutort

Distintos artistas locales de los géneros más diversos —de Álvaro Henríquez a Paloma Mami, de Jorge González a Denise Rosenthal, de Claudia Acuña a Álvaro España— escogen un álbum emblemático para tolerar los días de pandemia.



Jorge González, cantautor y ex líder de Los Prisioneros

Sandinista! (1980) – The Clash

“(Recomiendo) Sandinista! Me enseñó a hacer música, porque era muy divertido y muy alegre, eso me gustó. Con muchos ritmos distintos. No solamente música blanca, sino que música de Sudamérica, y eso lo encontré muy atractivo, porque hablaba de nosotros también como algo que valía. Y la verdad es que vale”. El músico también agrega otro álbum dentro de sus menciones, aunque mucho más reciente: Aló!, el disco que uno de sus aliados artísticos, Pedropiedra, editó en marzo.

Camila Moreno, cantautora

Vespertine (2001) – Björk

“En estos días he vuelto a escuchar mucho a Björk. Quiero ver el documental del álbum Médulla y he vuelto a oír Vespertine; creo que es un disco maravilloso, súper sensible, súper refinado, muy espiritual, las letras están en otro nivel. ¿Por qué? Porque hablan de otros aspectos humanos. Lo que ella hace siempre me ha parecido maravilloso”.

Manuel García, cantautor

Expedición (2002) – Silvio Rodríguez

“Escuchen este disco de Silvio que se llama Expedición. Él mismo lo orquestó, creo que con un poquito de ayuda del director Leo Brouwer, con quien se hizo asesorar. Pero él mismo se encargó de esa labor. Es un álbum que, dentro de un contexto y un plan filosófico, comenta muchas de las cosas que estamos viviendo hoy en día. Mucha de esta especie de incertidumbre existencial que vivimos está muy comentada en las letras de las composiciones de Expedición. Escúchenlo, porque les va a llamar mucho la atención. Está muy vigente”.

Claudia Acuña, cantante

Ella Fitzgerald sings the Duke Ellington songbook (1957) – Ella Fitzgerald y Duke Ellington

La artista de jazz chileno con mayor presencia global recomienda retomar los álbumes de dos emblemas del rock latino, Los Prisioneros y Soda Stereo (“Soda me recuerda al colegio, bailando, mis compañeras, mis amigas, y de Los Prisioneros no hay nada qué decir, son toda una época de los 80”, precisa), pero a la hora de hacer foco en un título se inclina por el catálogo que mejor conoce: el trabajo que unió a la cantante estadounidense con la orquesta del histórico pianista. “Ella Fitzgerald es uno de los clásicos que más me gusta, estuvo de cumpleaños hace poco, y ella es una de las cantantes que más me ha gustado desde que descubrí el jazz”.

Claudio Valenzuela, cantautor y líder de Lucybell

Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (1967) – The Beatles

“Me gustaría hacer dos recomendaciones. Primero, aprovechen de ambientar sus casas por un rato quizás en las mañanas con música clásica... Bach, Mozart, etc. Es un buen momento para descubrir que casi todo ya fue hecho hace tiempo, eso llena la mente de nuevas ideas. Y en música popular, hay que escuchar Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de The Beatles. Una obra maestra no solo para músicos, sino también para productores y arregladores”.

Anton Reisenegger, guitarrista y vocalista de Criminal y Pentagram Chile

Signals (1982) - Rush

“En estos días de confinamiento he estado escuchando mucho Rush, en las mañanas sobre todo, porque me da una mentalidad positiva que necesito para afrontar los días. Y en particular este disco que es un punto de inflexión en la carrera del grupo, cuando empezaron a usar más teclados y más tecnología, pero todavía con esos tintes progresivos de sus primeros discos. Signals es un discazo, tiene muy buenas letras como siempre y ahora que lamentablemente falleció Neil Peart, más cariño le tengo a esta banda".

Ángel Parra, guitarrista, ex integrante de Los Tres y fundador de Ángel Parra Trío

Trilogy (1972) – Emerson, Lake & Palmer

“En esta cuarentena recomiendo acercarse a la música de los años 70 del súpergrupo Emerson, Lake & Palmer y el disco Trilogía, que me influenció profundamente y me hizo dedicarme al jazz. Los sintetizadores aparecen en escena y composiciones como ‘Trilogy’, ‘Abaddon’s bolero’ y otras que están allí marcan el inicio de una nueva etapa en la música en el mundo. Es un rock progresivo pero lleno de canciones maravillosas y un timbre de voz alucinante de Greg Lake, instrumentistas de otro nivel".

Mauricio Durán, guitarrista de Los Bunkers, Lanza Internacional y Pillanes

Electric warrior (1971) – T.Rex

“Voy a recomendar este disco en esta época de cuarentena porque me parece que es un disco que, pese a tener una unidad sonora, pasa por distintos estados de ánimo. Desde la parte más emocional de ‘Cosmic dancer’ o ‘Life’s a gas’ hasta la parte más energética de ‘Mambo sun’ o ‘Jeepster’ o la misma ‘Get it on’. Lo recomiendo para la gente que ama las buenas canciones. Y tiene una energía bien bonita, el despertar de la música de los 70 después de la resaca post Beatles está muy bien reflejada en este disco. Probablemente sea el disco más significativo del glam, incluso más que Ziggy… de Bowie”.

Francisco Durán, guitarrista y vocalista de Los Bunkers, Lanza Internacional y Pillanes

Al final de este viaje (1978) - Silvio Rodríguez

“Me parece que es un disco que viene a la perfección para estos momentos, por sus letras, por su formato de guitarra acústica y centrado en el texto, se ajusta a estos tiempos donde tenemos más cabida a la reflexión. ‘La era está pariendo un corazón’ puede tener una lectura bastante especial en estos días, o ‘Resumen de noticias’ y ‘Debo partirme en dos’, muy ad hoc con los tiempos actuales, con la polarización en las opiniones, la corrección política y la vehemencia que uno ve en las redes sociales. Y la canción ‘Al final de este viaje’ es una invitación a reflexionar sobre el verdadero sentido de nuestra trascendencia”.

Javiera Mena, cantautora

Computer world (1981) - Kraftwerk

“Yo recomiendo un disco que me ha acompañado mucho en esta cuarentena y justamente acaba de fallecer uno de los integrantes de esta banda, uno de los fundadores de Kraftwerk. El disco se llama Computer world y es un disco visionario, de principios de los 80 pero atemporal, lo puedes escuchar hoy y parece hecho ayer. Es un disco que tiene un leit motiv, un hilo conductor, y realmente es una obra maestra conceptual que habla del mundo del computador. Es muy impactante lo que logra este disco, te transporta a un espacio sin tiempo”.

Beto Cuevas, cantautor y ex vocalista de La Ley

Pink-Floyd-Dark-Side-Of-The-MoonWEB
The dark side of the moon (1973) – Pink Floyd

“Yo recomendaría este disco porque leí por ahí que tenía una sincronía con El Mago de Oz, el otro día lo escuché en mi equipo y la verdad es que hay unos momentos en que dices, ‘guau, esto parece que fuera hecho para la película’. Y cuando se termina el disco le pones pausa a la película y lo vuelves a poner. Se escucha más o menos dos veces y vale la pena, porque es algo que había escuchado como un mito pero de verdad genera un efecto”, explica el músico desde Los Angeles.

Francisca Valenzuela

Alturas de Machu Picchu (1981) – Los Jaivas

La solista, que en su último álbum, La fortaleza (2020), colaboró con el pianista Claudio Parra, se queda con la célebre adaptación de Los Jaivas del Canto general de Neruda, uno de los títulos imprescindibles del cancionero chileno. “La instrumentación, arreglos, poesía y ritmos me hacen viajar y conectar con el mundo, la tierra, la humanidad. Todo lo bello y poderoso que el planeta y las especies ofrecen que muchas veces se nos olvida”.

Lalo Ibeas, vocalista de Chancho en Piedra

Check your head (1992) – Beastie Boys

“Mi opinión viene influenciada porque vi hace poco el documental de los Beastie Boys y me gustaría recomendar a la gente que escuche este disco porque es súper ecléctico, tiene clásicos del hip hop como ‘So what’cha want’ y ‘Pass the mic’ pero también tiene rock tocado como ‘Grattitude’, o incluso hardcore con ‘Time for livin’, baladas, cosas más sicodélicas, instrumentales... creo que es un disco fundamental en la mezcla del hip hop con el rock, o de la música de secuencias con la música tocada”.

C-Funk, fundador de Los Tetas y guitarrista de Chancho en Piedra

Music of my mind (1972) – Stevie Wonder

“Yo recomendaría este disco, por sus mensajes y su estado anímico. Es bacán, tira para arriba pero además tiene un mensaje bien rico que es como un calmante para la situación en la que estamos. Musicalmente hablando, este disco en particular fue el que me abrió la puerta al mundo más humano de Stevie Wonder y de la perfección de su música, porque dentro de los compositores del mundo él es uno de los más perfectos, con canciones simples, obvias y tan redondas”.

Gepe, cantautor

La vorágine (2004) – Los Jaivas

“Este disco quíntuple muestra desde que se quisieron llamar Pan negro hasta que se llamaron Los Jaivas y fijaron su sonido con El volantín. Cinco discos que hablan de destruir la música para poder armar algo desde cero, algo súper importante para estos tiempos donde uno debería tener la posibilidad de estar solo, comerse el coco uno mismo. Un disco como este, para quienes trabajan en lo creativo, es súper significativo. Porque es un grupo que partió desde la nada hasta lo que conocemos ahora. Estos cinco discos te hablan de eso, de una búsqueda absolutamente honesta, frontal, experimental hasta la muerte. Tiene que ver con una manera muy latinoamericana de hacer música, que es desde cero”, explica el músico, quien suma el álbum que vino después, El volantín (1971), “para mí uno de los discos más grandes de Chile”.

Horacio Salinas, director musical de Inti-Illimani Histórico

Toda Violeta Parra (1961) – Violeta Parra

El músico y presidente de la SCD escoge dos títulos separados por un siglo. “Toda Violeta Parra, de Odeón. Lo escuché el año 1962 y ese canto y música despertó en mí el placer de buscar comunicarme a través de las notas musicales”. Y agrega un clásico del Romanticismo del siglo XIX. “Existen distintos intérpretes pero la música es maravillosa: Piezas Líricas para piano de Edvard Grieg. Grieg es uno de mis alter ego, su música es como entrar de niño en un bosque”, explica.

Camilo y Abel Zicavo, voces y fundadores de Moral Distraída

Pettinellis (2002) – Pettinellis

“Gran disco. Es un buen ejemplo de algo: no se necesita tocar un ritmo latino para ser sabroso. Es un disco muy sabroso, muy propositivo para el cuerpo, se siente muy rico. Nos gusta Simon & Garfunkel, pero no los caracterizaría como sabrosos. Este álbum es una clase de fiato y tiene su propio mundo. El mundo Pettinelli suena así. Y el dolor o el amor en Pettinelli suena así. Incluso el baile o la fiesta tienen aquí una identidad propia”. Los hermanos Zicavo también suman un bonus track: A new world record (1976), de Electric Light Orchestra.

Fernando Ubiergo, cantautor

Mediterráneo (1971) – Joan Manuel Serrat

“Mediterráneo se me viene a la mente como un disco clásico, de cabecera, porque reúne un grupo de canciones inmortales. Siendo Serrat un autor de canciones extraordinarias, en este disco alcanza un techo compositivo. Y el tema ‘Mediterráneo’ es un estandarte de la canción de autor, de la capacidad de un artista de expresar con melodía y palabra su propia historia y la de un ‘yo’ ancestral, de toda la humanidad. Marca un antes y un después en la música popular”.

Álvaro Henríquez y Titae Lindl, vocalista y bajista de Los Tres

Abbey Road 50th anniversary (2019) – The Beatles

Desde su encierro, el líder de Los Tres se inclina por la versión de aniversario de uno de los clásicos de los Fab Four, editada el año pasado. “Yo recomendaría Abbey Road 50 años edición especial porque tiene todas las tomas alternas, el remix del disco y demos que son francamente espectaculares”, explica el músico. Por otra parte, su compañero en Los Tres, Titae Lindl, menciona una de las más reconocidas interpretaciones de las sinfonías 40 y 41 de Wolfgang Amadeus Mozart. “Son las dos últimas sinfonías que compuso Mozart en la versión de Leonard Bernstein con la Filarmónica de Viena. Alcanza un nivel superior, medio rockero. ¡Además que escuchar Mozart siempre hace bien!”.

Paloma Mami, cantautora

Stronger than pride (1988) - Sade

Si bien durante su cuarentena en Puerto Rico ha escuchado repetidamente el disco que la estadounidense Jhené Aiko (Chilombo) lanzó en marzo pasado, según ella misma confiesa, a la hora de hablar de clásicos la estrella pop nacional se inclina por uno de los primeros trabajos de Sade, íconos del soul y el “smooth-jazz” británico. “Me encanta la canción ‘Love stranger than pride’ y ese disco entero es muy bueno. Me gusta mucho la música soul y R&B, la encuentro muy relajante y creo que apela mucho a los sentimientos. La voz de ella tiene todos esos elementos”.

Denise Rosenthal, cantautora

MTV Unplugged No. 2.0 (2002) – Lauryn Hill

“En estos días he estado escuchando más a los Beatles, que mi pareja los ama y nunca les había prestado tanta atención. Masego, me encanta también, tiene una onda increíble. Pero Lauryn Hill es una artista que siempre voy a escuchar. Obviamente el Miseducation… (1998) pero me gusta mucho este disco en vivo, donde sale la canción ‘Mr. Intentional’, porque es muy lindo verla a ella en esa vulnerabilidad”.

Álvaro España, vocalista de Fiskales Ad-hok

ChangesNowBowie (2020) – David Bowie

“Me cuesta elegir uno, porque uno tiene discos para cada estado de ánimo, pero descubrí hace poquito y retomé en estos días las canciones de este personaje, con esta grabación que estaba perdida de 1996. Está re bueno, son reversiones de canciones antiguas, para ponerlo cuando estás con el alma en paz”, dice el ícono de punk criollo, quien menciona también London calling de The Clash y Tim Timebomb, el proyecto paralelo del vocalista de Rancid.

Comenta