Yo escribí Volver al Futuro

Bob Gale junto al DeLorean en Manchester en mayo de 2019. Foto: Phil Tragen.

Ungido como el guardián de la franquicia, el guionista y cocreador Bob Gale habla con La Tercera de su sociedad con Robert Zemeckis y del impacto que sigue teniendo la película que ayer cumplió 35 años. “Tendrán que esperar a que estemos muertos, lo que yo creo que harán”, dice sobre una eventual cuarta parte.


Bob Gale (69) lleva décadas escuchando acerca de la enorme influencia de la historia a la que dio forma junto a Robert Zemeckis a mediados de los 80 y con la que definió buena parte del cine de entretenimiento posterior. Pero no deja de asombrarse con los relatos de cómo Volver al futuro ha inspirado a la gente a convertirse en escritores o en músicos gracias a la famosa escena de Johnny B. Goode, indica el guionista, que colecciona fresco en la memoria su encuentro con un fanático en Manchester para el estreno del musical inspirado en la cinta, a inicios de este año.

“Se me acercó y me dijo: ‘Quiero que sepas que responsabilizo a Volver al futuro por literalmente haberme salvado la vida’. Yo le pregunté: ‘¿cómo es eso posible?’ Y él me dijo: ‘Tuve una infancia muy dura, tuve un padre muy abusivo y mi escape fue ir a mi habitación y poner el video de Volver al futuro y el de Los Cazafantasmas, esas dos películas fueron fundamentales para ayudarme a superar mi niñez’. Nunca sabes cómo las cosas que haces afectarán a otras personas, pero esto fue realmente algo completamente inesperado y sorprendente”, cuenta a Culto.

Foto: Studio Universal.

Guionista de la trilogía junto a Zemeckis, definido como el guardián de la franquicia por Michael J. Fox, Gale está de fiesta. Ayer se cumplieron 35 años desde el estreno en Estados Unidos de la primera parte -celebrado en el cable por Studio Universal con una maratón-, mientras que en noviembre pasado la segunda entrega llegó a los 30 y en mayo la tercera también festejó tres décadas. Un hito que una vez más trajo de regreso las grandes anécdotas asociadas a las películas o el interés por verlas por primera ocasión para quienes extrañamente nunca se han topado con la saga. También, toda la mitología alrededor del primer filme, como las más de 40 veces que el guión fue rechazado o cómo Eric Stoltz fue sustituido con el rodaje ya iniciado como Marty McFly, al lado del Doc Brown de Christopher Lloyd. Como sea, nunca se deja de hablar de Volver al futuro.

“Es sorprendente para mí la longevidad de la franquicia”, relata. “El hecho de que 35 años después del lanzamiento de la primera película todos la sigan viendo, todos esperen verla nuevamente. Los niños que la vieron entonces o en los años 90 o cuando sea, ahora se la están mostrando a sus hijos. No hay demasiados filmes que perduren tanto como estas tres películas. Es asombroso para mí. Nunca lo doy por sentado”.

Su misma capacidad de asombro aplica para las constantes interrogantes de quienes aman la cinta, muchas veces cuestionando que cada detalle respecto al viaje en el tiempo esté perfectamente ajustado. “Creo que todos pueden estar de acuerdo en que aman a Marty McFly, que Crispin Glover ofrece una actuación maravillosa y que Lea Thompson es fabulosa, y todos adoran ese terreno. Entonces saben que no hay mucho espacio para la discusión si hablamos de los personajes, (pero) cuando la gente dice, bueno, ¿George y Lorraine recuerdan a Marty y creen que su hijo se parece a él (a quien conocieron en su juventud)? Son buenas preguntas (se ríe). Es maravilloso que la gente piense en esas cosas”, reconoce.

Con la misma nitidez que recuerda su encuentro con un fanático en Manchester, Bob Gale apunta con precisión el número de estudiantes que integraban la escuela de cine de la Universidad de Southern California, donde conoció al director de Forrest Gump en los 70. “Había 47 estudiantes, esa era toda la clase”, dice. “A Bob (Zemeckis) y a mí nos encanta el entretenimiento de Hollywood. Eso era lo que queríamos hacer, por eso estábamos en la escuela de cine. Había muchos estudiantes universitarios que hablaban de la Nueva Ola francesa, querían ser como Truffaut o Godard. Bob y yo queríamos hacer películas de James Bond (se ríe). Simplemente nos gusta el entretenimiento. Nos influimos el uno al otro por eso”, indica sobre el compañero con el que terminó haciendo dos filmes antes de la saga que los catapultó a la fama, I wanna hold your hand (1978) y Used cars (1980).

Varios años antes de que Universal Pictures y Amblin -de Steven Spielberg- dieran luz verde a Volver al futuro y que la cinta se convirtiera en el título más taquillero de 1985 en Estados Unidos, se forjó lentamente la carrera de ambos. En la misma lógica de la franquicia, quizás sin la anécdota que Gale cuenta, el mundo nunca habría tenido el DeLorean ni Doc ni nada ligado a la saga.

“Bob estaba observando el set de una serie de televisión en Universal llamada McCloud. Él vino a mi departamento una noche y dijo: ‘Oye, Bob, tenemos que escribir un episodio de McCloud porque les falta el guión de la temporada, ellos podrían comprarlo'. Yo nunca la había visto así que Bob tomó algunos guiones de la oficina de producción, los leímos, vimos el programa y en diez días teníamos el guión, que ellos adquirieron. Terminamos con un contrato de siete años en Universal que rechazamos, realmente no queríamos escribir televisión”, recuerda.

“Pero que nos ofrecieran ese contrato nos ayudó a conseguir un agente, a que se abrieran otras puertas, a hablar con personas que podrían ayudarnos. Una de esas personas fue John Milius, quien nos dijo que había comenzado un negocio porque Francis Coppola lo había contratado para escribir Apocalipsis ahora, y decidió contratarnos para que le escribiéramos un guión. Y ese es el guión que se convirtió en 1941. Esa podría ser una versión corta de la historia”, comenta entre risas. Luego, su primera sociedad con Spielberg y el camino a la gloria con su trilogía.

Sin regreso

Zemeckis y Gale han sido majaderos al aclarar que no habrá más filmes de Volver al futuro. Parte crucial de sus razones es que Michael J. Fox padece Parkinson y no podría repetir bajo ninguna circunstancia su rol. Pero con los años la pregunta no ha desaparecido, sobre todo frente al regreso de marcas icónicas de los 80 como Los Cazafantasmas o Indiana Jones. De hecho, esta última alista su quinta entrega, con Harrison Ford pero por primera vez sin Spielberg como director, sustituido por James Mangold (Logan).

“Hemos insistido en que no habrá otra película de Volver al futuro. Si lo hicieran, tienen que esperar a que estemos muertos, lo cual yo creo que harán. No habrá cambios en todo lo que todos ya hicimos. Siempre digo a la gente, ¿quieres ver una Volver al futuro sin Michael J. Fox? La gente dice que no, en realidad no”, plantea.

“Creo que muchas personas son muy respetuosas con el hecho de que no queremos regresar y volver a visitar las películas, y es por eso que hemos hecho el musical de Volver al futuro, que una vez que la pandemia desaparezca esperamos resucitar en Londres y eventualmente llevarlo alrededor del mundo, para que la gente pueda ver la historia de la película contada con canciones y bailes. Es un espectáculo fabuloso y no puedo esperar para compartirlo con el mundo”, añade.

¿Cuáles son las cintas que se verán en 35 o 30 años más? Gale dice ignorar si serán los filmes de superhéroes. “No tengo idea qué películas de 2020 verán las personas en el año 2050, es imposible predecirlo”, afirma. “Será interesante, espero estar aquí en 2050 para averiguarlo”.

Comenta