Responden carta contra la intolerancia

La historiadora Kerri Greenidge firmó la primera carta, luego se retractó y adhirió a la segunda.

Un grupo de 160 autores firmó un texto abierto que rebate la misiva aparecida en la revista Harper’s.


La carta abierta firmada por más de 150 artistas y escritores la semana pasada desató una tormenta en el debate público en Estados Unidos. Suscrita por autores tan diversos como Margaret Atwood y Noam Chomsky, Salman Rushdie y JK Rowling, el texto que alertaba sobre la intolerancia en ciertos sectores del progresismo, recibió una ola de críticas en redes sociales. Y rápidamente, otro grupo de autores redactó una carta de respuesta.

Titulada Una carta sobre la justicia y el debate abierto, y publicada por revista Harper’s, la primera misiva advertía sobre el clima de iliberalismo que ha contagiado la cultura progresista, así como la erosión de las normas de “debate abierto y la tolerancia de las diferencias a favor de la conformidad ideológica”.

La respuesta apareció en el sitio The Objective con el título Una carta más específica sobre la justicia y el debate abierto. El texto lo firman 160 autores, menos conocidos que los primeros, y entre ellos está la historiadora afroamericana Kerri Greenidge, quien suscribió la carta de Harper’s inicialmente y luego se retractó.

Según los autores de la segunda carta, la primera “no trata el problema del poder: quién lo tiene y quién no” y no menciona a “las voces que han sido silenciadas durante generaciones en el periodismo y en la academia”.

“Harper’s ha decidido otorgar su plataforma no a las personas marginadas”, dice el texto, “sino a las personas que ya tienen muchos seguidores y muchas oportunidades para hacer oír sus opiniones”.

“Los firmantes, muchos de ellos blancos, ricos y dotados de plataformas masivas, argumentan que temen ser silenciados, que la llamada cultura de cancelación está fuera de control y que temen por sus trabajos y el libre intercambio de ideas, incluso cuando hablan desde una de las revistas más prestigiosas del país “, agrega. La misiva señala que particularmente los afroamericanos y trans “ahora pueden criticar a las élites públicamente y responsabilizarlas socialmente; esta parece ser la mayor preocupación de la carta”.

Comenta