Normal People: hablan los protagonistas de uno de los fenómenos de la TV en 2020

Desde abril, en su estreno en Inglaterra y EE.UU., la serie de 12 episodios se posicionó como uno de los títulos más elogiados del año.

Instalada como uno de los puntos altos de los últimos meses, la miniserie de la BBC y Hulu ha sido aplaudida por la crítica y se estrena hoy en el streaming en Latinoamérica. Los actores que encarnan a la pareja protagónica, Paul Mescal y Daisy Edgar-Jones, detallan el drama romántico en conversación con La Tercera.



La historia de Normal people implica en su centro proximidad física y paso del tiempo, dos elementos que hoy lucen en cuestión en la vida en confinamiento. Ambos son claves en la novela que la escritora irlandesa Sally Rooney lanzó en 2018, y han vuelto a resonar luego que en abril se estrenara la sentida miniserie de la BBC y Hulu que la adapta.

Desde entonces el drama romántico se ha convertido en uno de los fenómenos televisivos del año, y quizás algo tiene que decir cierta añoranza sobre todo lo que hoy resulta imposible.

Como dos jóvenes irlandeses que empiezan una relación en su último año de colegio, Daisy Edgar-Jones (22) y Paul Mescal (24) detallan la historia a La Tercera, ante el arribo de la producción hoy a la plataforma de streaming STARZPLAY. Un debut en medio de la pandemia para dos revelaciones de la actuación.

“Es un momento extraño para cualquiera. Ha sido realmente maravilloso saber que la serie ha sido tan bien recibida y amada, pero también es muy extraño incluso hablar del programa, bueno, por lo que está pasando en el mundo”, dice la actriz ante el éxito entre al público y también entre la crítica, que la posiciona en carrera por los Emmy, a dos semanas de anunciar sus nominaciones (28 de julio).

“Lo que está escrito en el libro son personas, no son personajes, son personas que aman, son buenos en esto, pero son terribles en eso otro”, define Mescal, el actor detrás de Connell, el popular joven que se vincula con Marianne, una compañera más adinerada pero sin amistades con la que terminan construyendo un fluctuante e intenso vínculo a lo largo de los años, desde el pequeño pueblo en el que estudian hasta Dublín.

Ante la compleja relación que mantienen, Edgar-Jones indica: “Creo que para mí es el hecho de que son personas increíbles y profundas y personajes muy inteligentes. Lo que viene de eso es que piensan demasiado”.

En roles de productora ejecutiva y coguionista, la serie contó con la activa participación de Sally Rooney, una de las nuevas voces más elogiadas de los últimos años. “Sally no explica en exceso qué funciona y qué no, sólo está la conexión muy profunda entre ellos dos, pero también tienen ciertas incompatibilidades”, apunta Mescal.

“La audiencia los ve como seres humanos, no como personajes de ficción que son superhéroes, porque definitivamente no lo son”, agrega el actor.

“Lo más sorprendente como actriz fue poder entrar en el personaje y realmente entender exactamente por qué son como son, que Sally escribe con detalles y belleza tan increíbles. Incluso la forma en que ella describe cómo hablan fue realmente útil”, señala Edgar-Jones sobre la revisión de la novela, traducida como Gente normal y editada por Literatura Random House.

“Si no hubiera leído el libro, hubiera estado aterrada”, bromea y se detiene en su personaje: “Lo que es maravilloso de ella (Marianne) es que es una mujer realmente compleja, que es algo que no siempre se ve en los dramas en la televisión y el cine”, añade.

Trabajo en el set

En 12 capítulos de media hora -un formato en auge en tiempos de oferta cada vez más abundante en televisión- la serie despliega su íntimo vínculo capturado por dos directores: el irlandés Lenny Abrahamson (nominado al Oscar por La habitación) y la inglesa Hettie Macdonald (Howards end). En la producción está Element Pictures, compañía irlandesa candidata al Oscar por La favorita que se reunirá con Hulu y la BBC para adaptar Conversaciones entre amigos, la otra novela de Rooney.

Fueron ellos los que apostaron por dos figuras relativamente desconocidas como protagonistas de una historia que ha dado la vuelta al mundo. Y también quienes facilitaron que en el set de Normal people estuviera presente un coordinador de intimidad, una figura cada vez más habitual en la industria en la era MeToo, en títulos como Euphoria o The deuce. Su rol es muy específico: supervisa las escenas de sexo, que en este caso son parte crucial de la trama.

“Nos sentimos increíblemente empoderados al filmar esas escenas. Están tan bien escritas en el libro y fue realmente importante hacerles justicia en la serie. La forma en que Element se aseguró de tener un coordinador de intimidad en el set fue increíble. Creo que las escenas finalmente se beneficiaron de tener a alguien así en el set, creo que esa debería ser la norma de ahora en adelante”, afirma la actriz.

Comenta