Muere Edith Aron, la Maga de Julio Cortázar

La mujer que enamoró al protagonista de Rayuela en las calles de París falleció a los 96 años en Londres, según confirmó su hija.



La primera vez que hablaron Edith Aron y Julio Cortázar fue cuando se reconocieron en una librería de París. “Él estaba muy influido por los surrealistas, que creían que las coincidencias eran algo importante”, contó Aron al revelar por primera vez su historia en La Nación, el año 2004, “así que me invitó a tomar algo, me leyó un poemita y hablamos de amigos comunes en Buenos Aires”.

La pareja se había visto por primera vez de lejos, en 1950, cuando coincidieron en un viaje en barco entre Buenos Aires y Europa. Ella había nacido 27 años antes en el Sarre alemán y emigró hacia Argentina poco antes de la Segunda Guerra Mundial.

"Cortázar trabajaba en una exportadora de libros en la esquina de mi casa en París, y venía a verme para almorzar", recordó Aron al medio argentino, aunque reconoció que en esa época el escritor ya había iniciado una relación con la mujer que luego sería su esposa, Aurora Bernárdez, que aún estaba en Buenos Aires.

Rayuela

¿Estaba enamorada? Sentada en su pequeño departamento del barrio londinense de St. John's Wood, la también escritora contó que "no lo sabía. Cierta noche Cortázar me dijo que Aurora vendría a pasar fin de año a París, y me preguntó qué era más importante para mí, Navidad o Año Nuevo. No sé por qué le dije que Año Nuevo, que Navidad la iba a pasar con mi papá. Cuando nos volvimos a ver, él había pasado Navidad con Aurora y se había decidido por ella. Fue solo al perderlo que me di cuenta de que lo quería".

Sin embargo, el personaje de La Maga haría imperecedero el lazo entre ambos.

Cuando se publicó Rayuela, en 1963, Aron cambió París por Berlín, donde tradujo obras de literatura latinoamericana. Durante una visita a Londres conoció a John Bergin, un artista inglés con el que viviría unos años en Buenos Aires. Allí nació la hija de ambos, Joanna, y poco después regresaron a Londres, donde se separaron.

La Maga, esa musa de Julio Cortázar que enamoró al protagonista de Rayuela en las calles de París y que estuvo inspirada por una joven real, falleció dos meses atrás en Londres, a la edad de 96 años, cuando Gran Bretaña era el segundo país en el mundo con más muertes provocadas por Covid-19.

La noticia fue confirmada esta semana por su hija. “Oficialmente murió de neumonía y de una falla del riñón, aunque en realidad no se sabe muy bien”, dijo a La Nación Joanna Bergin, “pudo haber sido provocada por el coronavirus pero no la testearon y falleció apenas dos horas y media después de haber sido internada”.

Comenta