Recetas de Culto: el té perfecto según Gustavo Cerati

El tema que el cantautor argentino dedicó a su padre, da pistas de las preferencias de la familia Cerati-Clark para aquel brebaje ancestral. La tristeza es tanta que el músico considera que "un poco de miel no basta", pero la infusión de hojas junto a los suyos, siempre permiten expresar que "no hay nada mejor que casa".



“Las tazas sobre el mantel / La lluvia derramada”, comienza a cantar Gustavo Cerati recordando las tardes junto a sus padres en Villa Ortúzar, Buenos Aires.

Para 1989, el trío conformado por Charly Alberti, Zeta Bosio y Gustavo Cerati salía de lanzar Doble Vida y tenían entre manos un disco que -sin saberlo- se convertiría en uno de los más importantes del rock argentino: Canción Animal.

Sin embargo, mientras la banda triunfaba musicalmente, su voz y guitarra sufría un dolor en lo que respecta su vida familiar: su padre, Juan José Cerati, fue diagnosticado con un cáncer al pulmón que ya estaba ramificado.

Según registra Juan Morris en la biografía más completa del cantante, desde que Gustavo recibió la terrible noticia comenzó a visitar con mayor frecuencia a sus padres.

Los tres tomaban el té y conversaban largamente. Luego, el músico se dirigía a su casa en Avenida Alcorta y transformaba la pena en melodías y versos, los que fueron publicados en el quinto disco de Soda Stereo como “Té para tres”.

Técnicas para preparar té hay muchas. Según unos el agua debe estar a cierta temperatura, otros dicen que la infusión debe estar en el agua una determinada cantidad de tiempo, y de acuerdo a la opinión de otros, se puede o no complementar con endulzantes varios.

Además de la profunda pena que Gustavo Cerati sentía por la enfermedad de su padre, la canción revela también un pequeño detalle sobre las características de su brebaje caliente: un poco de miel.

Ahora, para recomendar una adecuada preparación del té, vamos a recurrir a un experto trasandino, co-director de la Escuela Argentina de Té. En conversación con Clarín, Diego Morlachetti detalló qué factores tomar en cuenta antes y durante la preparación de una taza de infusión.

1. Poner atención al agua, ya que debe ser fresca y de la llave, según dice Morlachetti. Claro que, dependiendo de la cantidad de cloro y minerales del agua de la zona, se debe aplicar filtro de agua. Además, debe estar recién hervida con cuidado a no exceder su tiempo de ebullición, ya que afecta la calidad de la bebida.

2. Tanto el té de hoja como en bolsita proveen buenas cualidades a la infusión, pero son diferentes. Mientras un buen té de bolsa tendrá buen color y más fuerza, el té de hoja tiene mayor calidad de sabor y luminosidad.

3. Para preparar una taza de té negro, se aconseja poner en la tetera tantas bolsitas como tazas se servirán, o bien una cucharadita de hoja por cada taza. Luego se debe hervir hasta los 90ºC-95ºC, y posteriormente servir y dejar reposar aproximadamente 3 minutos -si se hizo té en bolsa- a 5 -si es de hoja-.

4. Si lo que se prefiere es el té verde, se recomienda calentar hasta antes que hierva -70ºC- y luego dejar reposar unos 3 minutos.

5. Si se quiere complementar el té con un toque de leche, se recomienda con variedades fuertes de té negro -como English Breakfast o Chai-, pero no del tipo Darjeeling o Ceylan, mucho menos los té verdes y aromatizados.

6. Para endulzar, las opciones más comunes son el azúcar y edulcorantes varios, pero tal como canta Cerati, otra opción es la miel (Una alternativa que además ayuda a los dolores de garganta). Si bien la costumbre china dicta que el té se debe beber cono infusión natural -sin aditivos-, la verdad es que el té se debe servir a gusto del comensal.

7. Conservarlo en un lugar con las condiciones adecuadas, ya que una vez abierto, debe volver a estar en un envase hermético sin estar expuesto al sol y la humedad ambiente.

8. Disfrutar. Quizás el mejor consejo que nos da Cerati es la inolvidable frase “No hay nada mejor que casa”, porque realmente, el mejor té es el que se toma en compañía de los tuyos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.