¿Vuelve el Joker? Joaquín Phoenix negocia dos secuelas con Warner Bros

El éxito conseguido por su interpretación del clásico villano de Batman, impulsó a la compañía para trabajar en dos nuevas películas. La información del Daily Mirror señala que la producción estaría dispuesta a ofrecerle US$ 50 millones al actor para convencerlo. Todo sea por la sonrisa.



Un rumor que surgió poco después del estreno de Joker (2019), era la posibilidad de una secuela. Los números y la buena recepción eran una base. La película dirigida por Todd Phillips y con Joaquin Phoenix en el protagónico, consiguió buenas críticas y hasta enero de 2020 recaudó US$334 millones solo en EE.UU y Canadá. Además ganó dos premios Oscar; Mejor actor (Phoenix) y Mejor banda sonora original (Hildur Guðnadóttir).

Por ello, es que desde la productora Warner Bros negocian para amarrar un equipo de trabajo que les permita producir no una, sino dos películas secuelas de la primera entrega. Así lo detalló una nota del Daily Mirror, replicada en varios medios. “Planean hacer dos secuelas en los próximos cuatro años, con un compromiso a largo plazo con Joaquin, el director de Joker, Todd Phillips, y el productor Bradley Cooper. Se trata de lograr que Joaquín acepte los términos y, con mucho, el mayor día de pago de su carrera”.

Según la publicación la compañía estaría dispuesta a pagarle a Phoenix la cantidad de US$50 millones para asegurar su participación. De momento, se afirma que entre las partes “todavía se está negociando”, pero hasta ahora las conversaciones estarían avanzadas pues “los guiones se están escribiendo y Joaquín está muy comprometido con eso”. De concretarse, las dos secuelas de Joker se estrenarían en 2022 y 2024, respectivamente.

En su momento, tanto Phillips como Phoenix aseguraron que la posibilidad de una nueva película sobre el villano, era una idea que estaban dispuestos a conversar. Sin embargo, en noviembre de 2019, el director reculó e hizo notar las diferencias económicas, pues “obviamente, se han discutido las secuelas cuando una película que costó $60 millones ganó mil millones, pero no hemos tenido conversaciones serias al respecto”.

Comenta