Manuel Canales y su tesis del estallido social: “Jorge González cambió la épica y estética de la antigua forma popular”

jorge gonzález

Entrevistado a propósito del libro Saltar el torniquete (FCE, 2021), donde desliza que el “fraude” del neoliberalismo fue el “propulsor” del estallido social chileno, el sociólogo y académico de la U. de Chile piensa que la voz de Los Prisioneros “instala la tesis sociológica de América Latina de los últimos cuarenta años”.



No es casual que una de las escenas más emotivas y memorables del estallido social de 2019, se dio cuando los manifestantes cantaron “El baile de los que sobran” de Los Prisioneros, un himno de protesta en contra de la desigualdad, en la llamada “zona cero” de la revuelta.

El libro Saltar el torniquete: reflexiones desde las juventudes de octubre (FCE, 2021) reunió a 40 académicos de distintas universidades chilenas para enriquecer el debate en torno al proceso —que califican de histórico—. En el texto se incluye el trabajo realizado por Manuel Canales y su equipo en el capítulo titulado “La revuelta de los que sobran”.

Allí el sociólogo utiliza como referencia la sensibilidad que genera la canción de Los Prisioneros, el tercer corte promocional de su disco Pateando piedras (1986), que aún a 35 años desde su edición parece explicar las consecuencias de la llamada “falsa promesa” del neoliberalismo y su incidencia en las protestas de 2019, las que dieron inicio al actual proceso constituyente.

Conseguir un mejor empleo, tener una casa propia, comprar un auto y construir un plan de vida a largo plazo, eran parte de los anhelos de las generaciones de los años 80. Según Canales, estos sueños responden a la oferta que el modelo económico ofrecía. “La promesa era que, cuando las juventudes lleguen a la universidad o centros de formación técnica, iban romper con el patrón familiar de trabajos con bajo salario, tendrían un mejor futuro y por fin saldrían de la pobreza”, señala el sociólogo.

La utopía de esta aspiración no tardó en romperse y desde allí el académico analiza el significado que hay detrás de la letra de “El baile de los que sobran”. Según Canales, “nadie puede contra esa lucidez de la primera generación de pueblo nuevo que cantó Jorge González y cambió completamente la épica y estética de la antigua forma popular”, apuntó.

Más adelante, Manuel Canales señala la imposibilidad de apaciguar por siempre la frustración que se remite a los jóvenes que vivieron en dictadura y que se acumuló por décadas. “Así se formó una generación que aguantó, que hizo el ciclo completo, fueron egresando y llegaron al final, pero no habían puestos, ni habían empleos y los que habían estaban para los apellidos especiales”, dice el coautor de Saltar el torniquete.

De esta manera el sociólogo explica el inicio de las revueltas, origen que se inserta en un contexto compuesto por profesionales, técnicos y estudiosos que continúan con trabajos simples y que cargan con una deuda histórica: el fraude del neoliberalismo. Según Canales, para las generaciones actuales esta situación no tiene lógica, “y cuando llegó el momento cobraron”.

“Es un momento en que la sociedad está traslúcida, está todo sobre la mesa: el apartheid, los empleos simples que no se quieren y unas generaciones preguntando ‘¿y para qué me tienen estudiando?’”.

Luego dice: “¡Qué respondan los que han construido esto y los demás empecemos a investigar una alternativa!”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.