El debut de un Fabuloso Cadillac en una radio online chilena: “En estos momentos hay que buscar nuevos caminos”

Foto: Facebook Mario Siperman.

Mario Siperman, tecladista y fundador de la agrupación argentina, aprovecha el paréntesis indefinido del conjunto para explorar nuevos proyectos. Entre ellos, su primer programa de entrevistas para la emisora online TXSPlus. "Pude viajar mucho por Chile, conozco la idiosincrasia y los temas que les pueden interesar", asegura el músico, que habla con Culto de su fructífero encierro, del documental Rompan todo y del futuro de su banda madre.



La mayoría de los planes de Mario Siperman para el último año, como los de casi todo el mundo, mutaron, se postergaron o fueron a parar al tacho de la basura. Entre ellos, la reunión de Los Fabulosos Cadillacs, el grupo que formó junto a otros tres amigos en Buenos Aires en 1984 y que luego de dos años fuera de los escenarios volvería a juntarse en el postergado Lollapalooza argentino de marzo de 2020. Le seguiría la participación de la banda en el festival Pulso de México, también cancelado, donde compartirían cartel por primera vez con los británicos Madness, la longeva agrupación de ska que según Siperman “formó estilísticamente” a los autores de Vasos vacíos. “Nunca habíamos tocado con ellos y teníamos unas ilusiones enormes, pero por ahora quedó todo trunco”, se lamenta el tecladista.

El destino tenía guardadas otras sorpresas en el camino para “Spiker”, como se le conoce a Siperman desde su juventud. Nuevos proyectos musicales surgidos o concretados en medio de la pandemia, múltiples colaboraciones a distancia con artistas de diversos países y, entre los más llamativos, su estreno como conductor radial. Un viejo anhelo que nunca se propuso seriamente hasta que llegó una propuesta desde Chile.

“Capaz que antes no me hubiera animado, no porque no me gustase la idea ni nada de eso, pero capaz hubiese dicho ‘no, si estoy de gira con los Cadillacs, no me voy a meter en algo que me gusta pero que nunca hice’. Pero en estos momentos hay que buscar nuevos caminos y no tenía ninguna excusa para decir que no, me tenía que animar”, cuenta el tecladista sobre su aterrizaje en La ciencia del rock, programa que estrenó el mes pasado como parte de la parrilla de la radio online TXSPlus, donde conversa de música, creación e inspiraciones con diversos colegas del circuito latinoamericano.

imagen-los-fabulosos-cadillacs-5142
Los Fabulosos Cadillacs con su última encarnación en el Festival de Viña de 2017.

Con audiencia en 27 países y una programación centrada en la ciencia y la tecnología, Siperman pone la cuota artística en la línea editorial de la emisora nacional, con entrevistas semanales de cerca de una hora de duración -que se estrenan todos los viernes y luego quedan alojadas como podcast en plataformas digitales- a artistas como Juanchi Baleirón, vocalista de Los Pericos; Juan Subirá, de Bersuit Vergarabat y Fernando Nasser de la banda uruguaya No Te Va a Gustar, además de compañeros y excompañeros de lo Cadillacs, como el trombonista Fernando Albareda. Con ellos repasa historias, emociones y puntos de vista en torno a la creación artística y al circuito musical latinoamericano.

“Somos músicos hablando de música y de ahí pueden salir conversaciones eternas, no tiene límite. Tengo mucha libertad para armar el programa con los invitados que yo elija, no tengo pautas sobre qué temas tocar o no. Sobre la base de ciertos parámetros, improvisamos, como si fuera una jam session. Sé que voy a hablar de música pero en algún momento hay que improvisar y hacer solos, por hacer la analogía musical”, dice Siperman, quien sacó buena parte de la inspiración para la pauta de su programa de las entrevistas que le han hecho en más de 35 años de carrera. Una cifra que se multiplica al considerar que ha sido desde el comienzo uno de los voceros estables de Los Fabulosos Cadillacs.

¿Imaginó alguna vez que este debut radial iba a ser en Chile?

No me imaginaba que iba a ser en Chile, pero no es ilógico que lo sea, porque tengo muchos amigos en Chile y hay una gran cantidad de gente que sigue a los Cadillacs. Obviamente el hecho de que yo sea parte de la banda ayuda. Y hago muchas cosas con músicos chilenos, he trabajado con varios, tengo grandes amigos y pude viajar mucho por Chile, entonces conozco la idiosincrasia y los temas que les pueden interesar. Soy fanático de The Who y tengo un amigo en Chile que me compra discos de ellos.

¿Cuáles son esos temas que surgen o que busca durante la conversación para el programa?

Trato de ir hacia los sentimientos que cierta música puede haber despertado en el entrevistado en algún momento de su vida. En general siempre comienzo preguntando qué música escuchaban sus papás, cuando eran pequeños, y ahí buscamos recuerdos, sentimientos, emociones. Pero el espectro de la vida de cada músico es tan distinto que no sabes hacia dónde va a ir la conversación después de ese disparador. (Para el oyente) es como poder salir aunque sea con la imaginación y meterse por un rato en la casa de otro. Y eso en este momento es importante.

Por el perfil de los invitados podría entenderse como una versión radial de Rompan todo, el documental de Netflix sobre el rock latino, aunque esa serie tenía otras pretensiones, ¿no?

A mí los documentales de rock me encantan, igual que los libros de rock. En el documental este en algún sentido está demasiado involucrada la industria discográfica, entonces si conoces a la gente del negocio se ven un poquito los hilos de la marioneta, de la industria. No está mal tampoco, porque la industria quiere vender discos y para vender discos hay que hacer marketing. Y no está mal. Pero lo lindo de mi programa es que al ser algo mucho más pequeño mantiene el espíritu independiente. No busca entrevistar al artista de moda. Puede que lo busque alguna vez, pero no los entrevisto para que vendan más discos o para que sean más conocidos en Chile, sino porque considero que pueden contar cosas que a la gente que escucha el programa les puede interesar.

El encierro productivo

En paralelo a su trabajo radial y mientras Los Fabulosos Cadillacs esperan por una posible fecha de retorno, Siperman desarrolla por estos días múltiples proyectos musicales y parece más ocupado que nunca. Está, por ejemplo, con su dúo Gigio & Spiker, que empezó antes de la pandemia pero con el que ha sacado algunos temas nuevos desde el encierro. También Les Castafiores, junto a la cantautora argentina Louise Núñez de Arco, además de un proyecto de música electrónica junto a su compañero en los Cadillacs Sergio Rotman (Seiko), una canción que compuso junto a Rubén Albarrán de Café Tacvba, y la lista sigue.

Gigio & Spiker

“Está muy bueno esto de poder colaborar y hacer cosas de forma remota, pero no me gustaría que quede instaurado para siempre. Con músicos de Ecuador, de México, está perfecto, pero no quiero hacer eso con todos los cantantes de Buenos Aires. Ojalá prospere el tema vacunación y los cuidados para poder volver a hacer música de manera ‘ortodoxa’, juntarse a tocar, ensayar, grabar”, aclara.

Con los Cadillacs, dice, la situación por ahora “es más difícil en este momento. Sergio Rotman está viviendo en Puerto Rico, Flavio (Cianciarulo) vive en una playa en el sur de la provincia de Buenos Aires. Estamos bastante dispersos. Pero cuando se pueda volver a ensayar, se organizará todo. Probablemente anunciaremos algo cuando sepamos que se puede hacer, porque anunciar algo para después suspenderlo, con lo que tuvimos en 2020 ya fue suficiente.

El tema virtual, de los conciertos por streaming, no parece ser lo de ustedes.

Y, no es para los Cadillacs. Y aparte tendríamos que juntarnos a ensayar de nuevo. La cuarentena en Buenos Aires empezó tres o cuatro días antes del día en que íbamos a empezar a ensayar. Pero en algún momento, cuando se pueda volver a tocar, no sé si se reprogramará (lo pendiente) o si no se hará y habrá otras cosas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.