Queremos tanto a Stephen King: un paseo para explorar su (terrorífica) obra

Stephen King

74 años cumple hoy el célebre autor estadounidense, un nombre clave de la literatura del terror contemporánea, y para quien Mariana Enriquez ha pedido que le otorguen el Nobel. Exploramos parte de su obra, que contiene nombres ineludibles como Carrie, It o El resplandor, hasta pasajes menos conocidos como El visitante, además de las adaptaciones a la pantalla.



Carrie (1974)

Fue la primera novela que publicó el oriundo de Portland, y quizás es una buena puerta de entrada a su obra puesto que toca un tema tan actual como incómodo: el bullying escolar. La protagonista es Carrie White, una adolescente algo sonsa y tímida quien vive un doble pesadilla: vive con su madre, una fanática religiosa quien la obliga a vestirse de un modo bastante anticuado, lo cual deriva en la segunda de sus llagas, la mala relación que sus compañeros del colegio mantienen con ella, atacándola. Pero Carrie descubre que tiene poderes mentales, telekinesis en rigor, y no duda en usarlo para una sangrienta y desatada venganza. El libro ha sido llevado a la pantalla grande en versiones dirigidas por Brian de Palma (1976) y Kimberly Peirce (2013), incluso, ha tenido secuelas como Carrie 2: la ira, (1999) dirigida por Katt Shea.

It (1986)

Es uno de los clásicos de King, cuenta la historia de un grupo de niños (”Los perdedores”, acá repite el patrón de escolares poco populares y víctimas de acoso escolar) que se enfrentan a un horroroso ser llamado Pennywise, un payaso que se mueve en las alcantarillas de la ciudad y cuya afición es matar a menores descuartizándolos. La novela aborda el paso del tiempo y cómo esos chicos se convierten en adultos aún con la estela siniestra del payaso rondando por sus vidas. Se adaptó a la pantalla en formato miniserie y en películas dirigidas por Andrés Muschietti: It (2017) e It chapter two (2019), donde el rol de Pennywise recayó en el actor Bill Skarsgård.

El misterio de Salem’s Lot (1975)

Si hay un universo recurrente en quienes escriben sobre terror es el que inauguró Bram Stoker en 1897 con su clásico Dracula. De ahí en adelante, las historias sobre vampiros han sido llevadas hasta la saciedad en libros y en filmes. King no se quedó ajeno a esto y publicó esta novela ambientada en un pueblucho de Maine donde nunca pasa nada, hasta que los niños empezaron a desaparecer y los animales a morir desangrados. King pone a los vampiros como seres violentos y terribles.

El resplandor (1977)

Un familia alojada de interior del deshabitado Hotel Ovelook es la que protagoniza esta historia que mezcla adicciones, locura y sangre. Pero mucha sangre. Al igual que en Carrie, también es un menor el que tiene poderes mentales sobrenaturales, y con ellos más será parte de trágicos sucesos. Es recordada la adaptación al cine que hizo Stanley Kubrick en 1980 con un soberbio Jack Nicholson como el alcohólico y desquiciado Jack Torrance con su inolvidable frase “Here’s Johnny!”.

Apocalipsis (1990)

Stephen King tuvo lista esta novela en 1978, pero a pedido de la casa editorial debió empezar a podar y ajustarle cosas hasta que se publicó 12 años después. Es una de sus novelas más aclamadas, una historia de terror ambientada en un mundo post-apocalíptico, y que tiene cierta actualidad porque todo empieza con un virus. De ahí empieza una trama compleja que mezcla fantasía con política y religión. Este libro también fue llevado a la pantalla, pero a la pequeña, en formato miniserie producida por la cadena ABC, en 1994.

Cementerio de animales (1983)

No solo es una canción de The Ramones. En esta novela, estamos de nuevo en Maine y King nos lleva al día a día de Louis Creed, un hombre quien se entera de la existencia de un cementerio de mascotas emplazado sobre uno que en tiempos pretéritos fue de los aborígenes locales. El efecto es tal que los animales enterrados regresan a la vida, claro que no siendo los seres más cariñosos. ¿Qué pasará si un humano es enterrado ahí? Lo claro que habrá mucha sangre.

Por supuesto, esta novela también tuvo adaptaciones a la pantalla grande. En 1989 tuvo una dirigida por Mary Lambert, y una segunda parte en 1992; en 2019 tuvo otra dirigida por Dennis Widmyer y Kevin Kölsch.

El visitante (2019)

Es una de las novelas más recientes de King. Ambientada en Flint City, el escritor se introduce en otra arista, el de los abusos sexuales contra menores. Acá cuenta la historia de un hombre, Terry Maitland, entrenador de béisbol y profesor, quien es acusado de violar, matar y mutilar a un niño de 11 años. Pese a las pruebas en su contra, alega inocencia, porque no estuvo en el lugar del crimen en el día y hora, y es cierto. Pero pronto los investigadores se dan cuenta de que no están frente a un ser humano común y corriente. “El visitante no está entre las mejores novelas de King (ya va por casi 60) pero se ubica muy alto. El maestro todavía es capaz del hechizo, la sorpresa y el disgusto: pocas veces ha escrito un crimen tan espantoso como el de Frank”, comentó una de sus admiradoras, la argentina Mariana Enriquez, al sitio trasandino Estación libro. Además, y cómo no, fue llevada al formato serie en enero de 2020, vía HBO, protagonizada por Ben Mendelsohn, Cynthia Erivo, Paddy Considine, Yul Vázquez, Bill Camp, Jeremy Bobb y Marc Menchaca.

22/11/63 (2011)

Suspenso y ciencia ficción se mezclan en esta novela donde indaga en uno de los traumas de la sociedad estadounidense del siglo XX: el asesinato del Presidente John F. Kennedy, en 1963. La historia es la de Jacob Epping, un viajero del tiempo de 35 años, profesor de inglés en Maine (sí, de nuevo) y logra ese prodigio a través de un pasadizo de un restorán de su amigo Al Templeton. Ante tamaño descubrimiento, decide usarlo para -como una especie de Batman improvisado- reducir a Lee Harvey Oswald, pero, como anticipa el doctor Emmett Brown en Volver al futuro, cualquier modificación en los hechos del pasado traen consecuencias. Tuvo una adaptación para serie de televisión con J. J. Abrams, Bridget Carpenter y el propio King en la producción ejecutiva.

Joyland (2013)

Otra incursión de Stephen King en el género policial fue esta. Un anciano Devin Jones narra sus experiencias de 1973, cuando trabajaba como feriante en un parque de diversiones llamado Joyland, en Heaven’s Bay, Carolina del Norte, donde vio de todo. Un fantasma en la clásica Casa de los horrores, un niño discapacitado que suele tener visiones proféticas, y un eventual asesino en serie.

Después (2021)

Hasta la fecha, es la última de sus novelas que ha llegado a nuestro país. Publicada en castellano vía Plaza & Janés, de alguna forma retoma de sus obsesiones: la infancia y los poderes sobrenaturales. En este caso, cuenta la historia del pequeño Jamie Conklin, el único hijo de una madre soltera, quien solo quiere tener una infancia normal. Pero tiene una condición que le hace difícil que eso se cumpla: puede hacer hablar a los muertos. Su madre le insta a que mantenga ese poder en secreto. ¿Podrá lograrlo?

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.