Reseña de libros: de Hannah Arendt a Paula Hawkins

La filósofa alemana Hannah Arendt.

El Fuego de la Libertad, el ensayo de Wolfram Eilenberg sobre Simone de Beauvoir y Simone Weil, Ayn Rand y Hannah Arendt; el libro de cuentos de Nicolás Medina Cabrera; el nuevo thriller de la autora de La Chica del Tren, y el delicado libro ilustrado Nacimientos Bestiales, en las lecturas de la semana.



El Fuego de la Libertad, de Wolfram Eilenberger (Taurus)

En enero de 1943, en Nueva York, Hannah Arendt escribía: “Muy poco individuos se esfuerzan por conservar su integridad cuando su estado social, político y jurídico les resulta sumamente confuso”. Desde luego, la filósofa alemana mantendría sus fuerzas en alto, alerta a los abismos del presente y la historia, a pesar del desarraigo que entonces sentía. Muy cerca de ella, la escritora neoyorquina Ayn Rand buscaba explicitar “la lucha entre individualismo y colectivismo, pero no en la política, sino en el alma humana”. Y dos brillantes pensadoras francesas, Simone de Beauvoir y Simone Weil, afrontaban desde la filosofía aquellos tiempos oscuros. En la sombría década de 1933 a 1943 en Europa, cuatro pensadoras se atrevieron a desafiar el horror con sus ideas: una historia fascinante y narrada estupendamente, con gran poder de seducción narrativa, por el autor del bestseller Tiempo de magos.

Cóndor Rebobinado, de Nicolás Medina Cabrera (La Pollera)

El ala izquierda de un cóndor se mueve entre las olas esquivando botes y anzuelos. Avanza aguas arriba, trepando el tiempo, acaso doblegando a la muerte. Sube por el río y va encontrando su cuerpo, y de algún modo la ciudad va recuperando retazos de su memoria. Cóndor rebobinado es el cuento que abre y da título al libro de relatos de Nicolás Medina Cabrera. El conjunto rescata imágenes de una ciudad que ya no existe, una ciudad extraña donde circulaban micros amarillas y los “sapos” de sus recorridos sueñan con calles sin ellas, donde corcheteras nostálgicas saltan desde oficinas fiscales inundadas por el tedio, y un chico temeroso e inseguro llamado Carlos huye de su cuerpo. Con agilidad y convicción, el autor crea relatos consistentes, desenvueltos, mundos con identidad propia y a menudo con desenlaces sorpresivos.

A Fuego Lento, de Paula Hawkins (Planeta)

“Le mentí acerca de que no sabía que Daniel estaba viviendo en la barcaza”, le dice Carla al detective Barker. El policía investiga el asesinato del joven en una casa flotante sobre el Regent’s Canal de Londres. “Le mentí cuando le dije que no lo había visto”, agrega la tía del muchacho, a quien le cortaron la garganta. “Pero eso usted ya lo sabía, ¿no?”. Los silencios, las omisiones y los puntos de vista son los que tensionan el nuevo libro de Paula Hawkins, la célebre autora de La chica del tren. La novela descansa en las versiones de los sospechosos del crimen, entre ellas Laura, la chica con la que salía Daniel y que tiene historial policial; Miriam, la vecina que lo encontró; su tía Carla, e Irene, una anciana lectora. Thriller efectivo que gana ritmo y tensión con sus páginas y construye atractivos personajes.

Nacimientos Bestiales, de Aina Bestard (Zahorí Books)

El mundo animal es una muestra privilegiada de diversidad: en su vastísima variedad de especies es posible encontrar distintas formas de nacer, crecer y vivir. Con conocimiento de la materia y con un deslumbrante despliegue de ilustraciones, coloridas y delicadas, este libro invita a conocer formas muy diversas de concebir y criar, desde el pingüino emperador, cuyas crían son alimentadas y protegidas por el macho, así como por el grupo, al caballito de mar, especie que nace del vientre del padre, el que los protege de las amenazas del océano, o la hembra del canguro rojo, la que se encarga de escoger a su pareja y organizar el nacimiento. Utilizando transparencias y dibujos llenos de detalles, el libro es una hermosa pieza de diseño y visualidad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.