El Poder del Perro, Dune y Bestia: dónde ver a las protagonistas de los Oscar 2022

Foto: KIRSTY GRIFFIN/NETFLIX © 2021

El aplaudido filme de Jane Campion arranca como la cinta con mayor número de nominaciones (12), pero CODA se perfila como la favorita a llevarse el premio a Mejor película. En tanto, el cortometraje chileno deberá vencer a Netflix para transformarse en la tercera producción nacional en conseguir el galardón. Aquí, una guía con las principales candidatas de la ceremonia que comienza hoy a las 21 hrs.



*Belfast (cines)

Agosto de 1969, Belfast. Buddy observa la caldera social del país desde su lugar como el más pequeño de su núcleo familiar, un clan protestante que vive un barrio predominantemente católico. En ese agitado contexto, el niño resiente la ausencia de su padre, descubre el primer amor y queda flechado por el cine. Es la sentida proyección en blanco y negro de las memorias del cineasta Kenneth Branagh. Aspira a siete galardones, incluyendo Mejor película, Mejor director y Mejor guión original.

*CODA (Prime Video)

Remake de la francesa La familia Bélier (2014), la cinta presenta la historia de la única integrante oyente de una familia de sordos dedicados a la pesca en un pueblo de Massachusetts. La joven descubre una creciente pasión por el canto y se le abre una oportunidad que gatillará un dilema que la enfrentará con sus padres. Tras recibir el espaldarazo del Sindicato de Productores, el filme de la realizadora Siân Heder corre con ventaja para alzar el premio a Mejor película. También compite en Mejor actor de reparto y Mejor guión adaptado.

*No miren arriba (Netflix)

Recibida con comentarios mixtos por la crítica y vista de manera desatada por los usuarios de la plataforma, la sátira de Adam McKay se adueñó de un lugar por la estatuilla a Mejor película y a otras tres categorías. Dos astrónomos –interpretados por Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio– intentan alertar al gobierno estadounidense sobre la catástrofe global que generará la inminente caída de un meteorito en las cercanías de la costa de Chile, pero la reacción de las autoridades y la sociedad es propia de un mundo enajenado.

*El poder del perro (Netflix)

Benedict Cumberbatch comanda a un elenco en pleno estado de forma en esta reflexión de la neozelandesa Jane Campion sobre la masculinidad tóxica y las dinámicas de poder. Phil Burbank es un hacendado que reacciona con sus peores impulsos al matrimonio de su hermano y a la presencia en la casa familiar de su esposa y el hijo de este. Hay filmes que todo lo que tienen para decir lo lanzan en sus primeros minutos; El poder del perro, en cambio, se agiganta conforme se acerca a su final y gana en textura y ambigüedad. Máxima nominada de esta edición (12 candidaturas), su eventual triunfo podría darle el primer Oscar a Mejor película a Netflix.

*Drive my car (Cine Arte Alameda/Mubi)

El japonés Ryûsuke Hamaguchi se inspira en un puñado de relatos de Haruki Murakami para urdir una cinta destinada a pasar a la posteridad. Un director de teatro que aún vive el duelo de haber perdido a su esposa acepta montar Tío Vania, de Antón Chejov, en Hiroshima. Su pasado reflota en los intercambios y en los silencios que comparte con la mujer que le asignan como chófer. Compite como Mejor película, Mejor director, Mejor película internacional y Mejor guión adaptado, manejando buenas opciones en las dos últimas. Su debut en el streaming está fijado para este 1 de abril.

*Dune (cines/HBO Max)

Denis Villeneuve firmó la adaptación de sus sueños en esta envolvente y espectacular superproducción que está en carrera por diez premios Oscar. Encabezada por Timothée Chalamet, la cinta sigue la trágica historia de la Casa Atreides cuando reciben de manos del Emperador la misión de gobernar el desértico planeta Arrakis, única fuente de la apetecida especia. La segunda parte, ya confirmada, ahondará en el camino del protagonista junto a la población originaria de ese mundo. Es una de las aspirantes al reconocimiento de Mejor película pero sus mejores posibilidades están en las categorías técnicas.

*Rey Richard: Una familia ganadora (cines/HBO Max)

Un total de seis candidaturas, incluyendo Mejor película y Mejor actor, alcanzó este filme biográfico basado en el padre de Venus y Serena Williams, producido por ambas estrellas del tenis. Excéntrico y tenaz, el Richard Williams que interpreta Will Smith resulta una figura entrañable pese a sus métodos poco ortodoxos en la formación de sus hijas y la conducción de su familia. El actor debiera imponer la regla de “la tercera es la vencida” al finalmente ganar el Oscar luego de sus nominaciones por Ali (2001) y En busca de la felicidad (2006). También suma menciones en Mejor actriz de reparto y Mejor guión original.

*Licorice Pizza (cines)

Inspirado en su propia infancia en el Valle de San Fernando, en California, la cinta de Paul Thomas Anderson serpentea entre historia de crecimiento, escurridizo relato de amor y tributo a una época perdida al abordar la volátil relación de amistad entre una mujer de 25 y un adolescente de 15. Mejor película, Mejor director y Mejor guión original son las nominaciones del nuevo largometraje del director de Magnolia (1999) y Petróleo sangriento (2008), que eleva a categoría de estrellas a dos talentos sin experiencias previas en cine: Alana Haim, integrante de la banda Haim, y Cooper Hoffman, hijo de Philip Seymour Hoffman.

*El callejón de las almas perdidas (cines/Star+)

Elogiada por Martin Scorsese y distinguida con cuatro candidaturas a los Premios de la Academia (Mejor película, Mejor fotografía, entre ellas), la nueva cinta de Guillermo del Toro indaga en la naturaleza humana a través de la historia de Stan Carlisle (Bradley Cooper), un hombre que se integra al grupo de trabajadores de una feria ambulante a fines de los años 30. A cambio de monstruos de fantasía, el director de El laberinto del fauno (2006) puebla la pantalla de personajes sometidos por sus ambiciones y demonios. Actualmente, los cines también tienen en cartelera la versión en blanco y negro del filme, hasta ahora ausente del streaming.

*Amor sin barreras (cines/Disney+)

Steven Spielberg dirige con inventiva y autoridad una nueva versión del musical que en su momento unió los talentos de Leonard Bernstein y Stephen Sondheim. Tal como en la obra original y en la cinta de 1961, la disputa entre bandas estadounidenses y puertorriqueñas por el control de un barrio de Nueva York alberga la intensa historia de amor entre Tony y Maria. Ansel Elgort y Rachel Zegler encarnan los roles principales, mientras que Ariana DeBose es favorita para ganar el Oscar por el mismo rol que en los 60 le dio a estatuilla dorada a Rita Moreno. La película compite por un total de siete distinciones.

*Bestia (Vimeo)

La segunda nominación de una producción chilena a Mejor cortometraje animado, y la quinta en todas las categorías, llega respaldada por los galardones que obtuvo la película en los Premios Annie, en el Festival de Annecy y en South by Southwest. En 15 minutos sin diálogos y técnica stop motion, el director Hugo Covarrubias plantea una absorbente visita a la mente fracturada de Íngrid Olderöck, la torturadora de la Dina que sobrevivientes y diversas investigaciones han sindicado como la mujer más poderosa del aparato represor de la dictadura militar. Se puede ver mediante un pago en la plataforma Vimeo (https://vimeo.com/ondemand/bestia).

*Robin Robin (Netflix)

Un huevo cae en la basura y es rescatado por una familia de ratones. El ave, Robin, se cría como uno más dentro de ese clan, pero con el paso del tiempo las diferencias se vuelven insoslayables, hasta que un día, en su intento por demostrar que es igual a la parentela que lo adoptó, la protagonista inicia un robo a una casa cercana. Realizada por el estudio Aardman (Pollitos en fuga, Wallace y Gromit), el filme es la carta amable y todo espectador del listado que compite por el Oscar a Mejor cortometraje animado. También, gracias a la vitrina que le otorga Netflix, es la que irrumpe en una mejor posición para alzar el galardón.

*Being the Ricardos (Prime Video)

La pareja conformada por Lucille Ball y Desi Arnaz dio vida durante seis temporadas a la sitcom I love Lucy, un clásico de la televisión estadounidense de los 50 que revive en este filme escrito y dirigido por el reputado Aaron Sorkin. El guionista de La red social (2010) reúne a su antojo tres acontecimientos explosivos durante una sola semana de la producción de la serie, contando como socios creativos con Nicole Kidman, Javier Bardem, J. K. Simmons y Nina Arianda. Los tres primeros cazaron nominaciones a los Premios de la Academia.

*Tick, tick... Boom! (Netflix)

Andrew Garfield tiene el papel de su vida en este musical dirigido por Lin-Manuel Miranda y basado en la obra autobiográfica de Jonathan Larson, el reconocido compositor y dramaturgo autor de Rent y fallecido en 1996 a los 35 años. Vibrante y no exenta de altibajos, la película captura las inseguridades del salto a los 30 y los vericuetos del mundo del espectáculo. Además de la candidatura de su protagonista, también agrega una mención en Mejor montaje, donde se mide ante El poder del perro, Dune, No miren arriba y Rey Richard: Una familia ganadora.

Foto: Macall Polay/Netflix via AP

*The tragedy of Macbeth (Apple TV+)

Joel Coen adapta el clásico de Shakespeare imaginando que los protagonistas de la historia son una pareja avejentada que decide dar el último golpe de gracia de sus vidas, desatando trágicas consecuencias. La cinta se sostiene tanto en las interpretaciones de Denzel Washington y Frances McDormand como en la suntuosa puesta en escena del cineasta, quien aquí por primera vez dirige sin su hermano Ethan y vuelve al blanco y negro después El hombre que nunca estuvo (2001). Acumula nominaciones en Mejor actor, Mejor fotografía y Mejor diseño de producción.

*Los ojos de Tammy Faye (cines)

El filme iba a estrenarse directo en la plataforma Star+ en Latinoamérica pero hubo cambio de planes cuando sus posibilidades empezaron a mejorar en la temporada de premios. Ganadora del galardón del Sindicato de Actores y del Critics’ Choice, la actriz Jessica Chastain llega en una posición sólida a los Oscar, que podrían distinguirla por su interpretación de la tele evengalista Tammy Faye. La cinta reconstruye su viaje de ascenso en los años 60 junto a su esposo, Jim Bakker, y su posterior desplome, abarcando hasta los 90. Mejor maquillaje y peinado es la otra categoría a la que aspira la producción.

*La hija oscura (Netflix)

Celebrada ópera prima de Maggie Gyllenhaal basada en la novela de Elena Ferrante, la película compite en Mejor guión adaptado, Mejor actriz y Mejor actriz de reparto. Estas dos últimas candidaturas recaen en Olivia Colman y Jessie Buckley, quienes interpretan al mismo personaje en diferentes épocas: Leda Caruso, una profesora de literatura que en medio de sus vacaciones en solitario se relaciona con una mujer más joven, meditando en torno a su difícil experiencia como madre.

Foto: YANNIS DRAKOULIDIS/NETFLIX © 2021

*Madres paralelas (Netflix)

Penélope Cruz (Mejor actriz) y Alberto Iglesias (Mejor banda sonora original) son los nominados de la cinta de Pedro Almodóvar en esta edición de los Oscar. Ganadora como Mejor actriz de reparto por Vicky Cristina Barcelona (2018), la intérprete está en carrera por su papel de Janis, una mujer que establece una fuerte relación con una joven a la que conoce en la sala de parto. El director de Hable con ella (2002) entreteje la historia de maternidad con una arista de la historia política de su país, empujando su cine hacia nuevos territorios. También en una zona inexplorada, su más reciente filme sólo se puede en Latinoamérica a través del streaming.

*Spencer (cines/Cinépolis Klic)

La oscura fábula de Pablo Larraín sobre Lady Di consiguió ubicar a la estadounidense Kristen Stewart en la pelea por el Oscar a Mejor actriz. Ambientada durante un fin de semana de Navidad a comienzos de los 90, la película del director chileno imagina a Diana durante los días en que el ahogo que le producía la familia real y las infidelidades de su marido la conducirían a su separación del príncipe Carlos. Amalgama géneros con habilidad y termina siendo una apuesta incluso más arriesgada que Jackie (2016), y en todas sus peripecias artística su protagonista sale airosa.

*Encanto (cines/Disney+)

Largometraje de animación número 50 de Disney, el filme se ha instalado como un fenómeno apabullador en listados musicales y en el streaming. Las composiciones autoría de Lin-Manuel Miranda (No se habla de Bruno, Inspiración, Dos oruguitas, que compite por el Oscar a Mejor canción original) tienen gran mérito, pero también la fresca historia que construyen los directores Jared Bush y Byron Howard, una inmersión en el mundo de una familia colombiana visto a través de los ojos de Mirabel, la única integrante del clan sin un don especial. También podría llevarse Mejor película animada y Mejor banda sonora original.

*Fue la mano de Dios (Netflix)

El italiano Paolo Sorrentino (La gran belleza) se aproxima al mayor dolor de su vida en esta cinta de cadencia más contenida y afectos bien puestos. Inspirado en la propia figura del director, Fabietto se revela como un adolescente introvertido que es fanático del Nápoles, del cine y la música. Lo rodea una numerosa familia que en un momento sufrirá una tragedia devastadora. Comparte la categoría de Mejor película internacional junto a Drive my car (Japón), Flee (Dinamarca), Lunana: A yak in the classroom (Bután) y The worst person in the world (Noruega).

*Summer of soul (…O, cuando la revolución no pudo ser televisada) (Star+)

Miembro de la banda The Roots y parte estable del programa Late Night with Jimmy Fallon, el músico Questlove debutó como director con este premiado documental que examina la realización del Festival Cultural de Harlem en 1969, calificado como el Woodstock negro. El evento estuvo animado por nombres como Stevie Wonder, Mahalia Jackson, Nina Simone, The 5th Dimension y The Staple Singers, pero las cintas que registraron en video lo que ocurrió durante esas seis semanas estuvieron almacenadas durante media siglo. Lidera las apuestas para llevarse el Oscar a Mejor documental.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


A mediados del siglo XVI, los tejedores de Nimes en Francia, intentaron replicar un tejido italiano llamado Gene, y aunque fallaron, lograron desarrollar una tela única y resistente, que se ha convertido en una prenda indispensable en los closets del mundo.