El emotivo adiós de Martin Scorsese a Ray Liotta: “Ojalá hubiera tenido la oportunidad de verlo una vez más para decirle cuánto significaba para mí "

El reputado director escribió una sentida carta donde despide al actor que formó parte del equipo protagónico de Buenos muchachos, fallecido el pasado 26 de mayo.



La hora del adiós. El director Martin Scorsese publicó un sentido homenaje en el periódico The Guardian al recientemente fallecido actor Ray Liotta, cuyo papel más icónico fue el de Henry Hill en la obra maestra Goodfellas (Buenos Muchachos).

Si bien Scorsese tiene la tendencia de trabajar con frecuencia con los mismos actores, y se volvió a reunir con créditos de Buenos Muchachos como Robert De Niro y Joe Pesci, nunca tuvo la oportunidad de volver a trabajar con Liotta. Tras la repentina muerte de Liotta el mes pasado, Scorsese expresó su pesar por no haberse vuelto a ver las caras con el intérprete.

“Teníamos muchos planes para volver a trabajar juntos, pero el momento no era el adecuado o el proyecto no estaba del todo bien. Lo lamento ahora”, escribe Scorsese. “Cuando vi a Ray como el abogado de divorcios en Marriage story, realmente da miedo en el papel, que es precisamente por lo que es tan divertido. Recuerdo sentir que quería volver a trabajar con él en este momento de su vida, para explorar el carácter más grave en su presencia, tan diferente del actor joven y vivaz que era cuando lo conocí”.

De izquierda a derecha: Ray Liotta, Robert De Niro, Paul Sorvino y Joe Pesci. el cuadrilátero de GoodFellas.

“Ojalá hubiera tenido la oportunidad de verlo una vez más también, para decirle cuánto significaba para mí el trabajo que hicimos juntos”, agrega Scorsese. “Pero tal vez él lo sabía. Eso espero.”

Anteriormente en su tributo, Scorsese escribe sobre lo valiente que era Liotta en el set. El actor recibió la noticia poco antes de filmar una de las escenas más emotivas de Goodfellas de que su madre se estaba muriendo de cáncer.

Scorsese insistió en que Liotta dejara el set para estar con su madre, pero el actor se negó y filmó la escena de todos modos. Las lágrimas que derrama Henry Hill en las escenas son las lágrimas reales de Liotta por su madre, según escribe Scorsese.

“La palabra ‘sin miedo’ se usa muy a menudo para describir a los actores, y por una buena razón: los actores deben ser intrépidos. Tienen que lanzarse e irse, y tienen que tropezar y fallar y arriesgarse a parecer ridículos mientras encuentran su camino hacia un papel. Eso es sólo parte del trabajo. En Goodfellas, trabajamos improvisadamente en la mayoría de las escenas, y muchos miembros del equipo se conocían y trabajaban juntos desde hacía años, incluidos mi madre y mi padre. En eso entró el chico nuevo, Ray Liotta, y nunca perdió el ritmo. Se sentía como si hubiéramos trabajado juntos durante años”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Revisa en nuestro video semanal la nueva herramienta que prepara el popular servicio de mensajería.