Woo, Una Abogada Extraordinaria: el cautivador drama de Netflix que reflexiona sobre el espectro autista

Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)

Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)

Tras su arribo a la plataforma de streaming, el k-drama protagonizado por la actriz Park Eun-bin irrumpió velozmente en el top 10 de los contenidos más vistos a nivel mundial. Con un tono divertido, 16 capítulos y la valoración positiva de la crítica, la trama centrada en los primeros días de ejercicio profesional de una brillante abogada con autismo y sus obstáculos para sociabilizar en un mundo que muchas veces le resulta poco amigable logró cautivar a los espectadores de diversos lugares del globo, dando otra muestra de la fuerte presencia coreana en la industria audiovisual.



Woo Young-woo es una joven abogada que comienza a abrirse paso en el mundo laboral. Sin embargo, no es una profesional cualquiera: se graduó de una de las universidades más prestigiosas de Corea del Sur con los máximos honores, su coeficiente intelectual supera al de una persona promedio por varios puntos y tiene una memoria tan sofisticada que puede recordar los libros y textos jurídicos que lee a la perfección.

Y aunque su currículum se condice con las características ideales del perfil profesional de un abogado –especialmente en una cultura tan exigente como la surcoreana–, su llegada al bufete Hanbada no es muy bien recibida en un primer momento. ¿El motivo? Woo Young-woo es parte del espectro autista y sus habilidades sociales no son las mejores.

Estrenada el 29 de junio de este año en el canal coreano ENA, Woo, una abogada extraordinaria se consagró como todo un éxito local. Pero su popularidad masiva se desató de forma definitiva gracias a su arribo en Netflix, donde se posicionó rápidamente dentro del top 10 de los contenidos más vistos de todo el mundo, incluyendo Chile.

Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)
Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)

Con una narrativa divertida y liviana, la serie dirigida por Yoo In-sik expone las aventuras legistas de una joven abogada prodigio que, capítulo a capítulo, logra desentrañar diversos casos judiciales aplicando su conocimiento cabal de las leyes del país asiático. Esto, al mismo tiempo que entrega una pincelada de las dificultades con las que se encuentran las personas con trastorno del espectro autista (TEA) y los elementos y actitudes que les permiten enfrentar el día a día con mayor seguridad, como, en el caso de la protagonista, su amor obsesivo por las ballenas.

Aún quedan cuatro episodios para que finalice su primer ciclo, pero ya está confirmado que la serie contará con un total de 16 capítulos, los que se estrenarán de a dos todos los miércoles en Netflix. Sin embargo, la cálida acogida que la historia ha gozado durante las últimas semanas fue suficiente para que ASTORY, la productora detrás de su realización, confirmara la puesta en marcha de una segunda temporada, la que podría llegar durante el 2024.

La trastienda de un papel excepcional

Por todas sus características, la representación de Woo Young-woo no sería una tarea sencilla para quien tomara el desafío. Cuando comenzó el proyecto, tanto el director como el guionista Moon Ji-won tenían a Park Eun-bin en mente como la intérprete ideal para el papel, pero la actriz se negó varias veces antes de aceptar la oferta.

“Tenía que pensar en que esto fuera un drama, para que hubiera cierta influencia de los medios. No quería causar un mal impacto en la comunidad TEA”, explicó en una entrevista con el medio TV Guide. Fue después de varias reuniones con la dupla creativa detrás de la serie que, finalmente, cambió su parecer y accedió a protagonizar la historia. “Sabía que eran un director maravilloso y un escritor maravilloso, así que tomé la decisión de que quería ser parte de este proyecto. Y creo que es una gran elección que hice”, comentó al portal.

SEÚL, COREA DEL SUR - 24 DE MAYO: La actriz surcoreana Park Eun-Bin asiste a la sesión fotográfica de prensa 'The Witch: Part 2. The Other One' el 24 de mayo de 2022 en Seúl, Corea del Sur (Foto de Han Myung-Gu/WireImage)

Una vez oficializada su participación en la serie, la misión para Park fue definir de qué forma abordar a un personaje perteneciente al espectro autista de la forma más fiel y respetuosa posible. “En primer lugar, pensé que no podía tener ningún estereotipo o prejuicio en este proyecto. Esa era una de mis principales preocupaciones. Debido a que este drama y sus temas involucran y preocupan a muchas personas, sentí un gran sentido de responsabilidad. No quería ofender ni lastimar a nadie”, recalcó en dicha oportunidad.

En cuanto a la preparación, la actriz también se vio enfrentada a una nueva disyuntiva: ¿de qué manera resultaría más prudente acercarse al trastorno para enriquecer la autenticidad de Woo Young-woo? “Podría haber diferentes enfoques, pero no elegí el de reunirme con personas de la vida real [con autismo] porque pensé que este personaje solo debería existir en el drama en sí. No quería imitar a ninguna persona de la vida real o personajes que hayamos visto en dramas o programas anteriores. Entonces, si no usara ninguna referencia de video, ¿cuál sería un enfoque cauteloso a tomar?”, planteó en la entrevista.

Finalmente, la respuesta estuvo en la documentación: “Pensé que eran libros o los criterios de diagnóstico para TEA. Cuando estudié los criterios de diagnóstico para TEA, había características de las personas que lo tienen, así que me referí a ellas. Y en base a esas características, construí más características que funcionarían en el drama”.

Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)
Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)

“Me pregunté a mí misma, ¿está bien representar a esta persona? Por eso no quería imitar a nadie que ya existiera. No quería que la gente sintiera que estaba actuando como Woo Young-woo. Me concentré en cómo se sentía. Aunque había muchos detalles en el guion, no me concentré solo en representar lo que había en él. Pensé en por qué tomó esas decisiones y tales acciones y cómo se sentía por dentro”, expresó sobre las características que integró al personaje.

Sobre lo mismo, agregó que “muchas de las improvisaciones no fueron intencionales. Simplemente me sumergí en el personaje y la forma en que camina o en que reacciona. No está realmente en el guion, son mis propias reacciones al pensar en cómo se sintió. No diría que practiqué nada de su forma de caminar o gestos corporales, pero surgieron de forma natural a medida que me sumergía en el personaje”.

En cuanto a la forma en que los casos presentados a lo largo de la serie se relacionaban con el crecimiento de la protagonista, la actriz considera que “Young-woo, finalmente, llega a saber más sobre sí misma y cómo evoluciona el mundo”.

El veredicto de la crítica

En esta oportunidad, la perspectiva de la crítica especializada parece estar bastante en sintonía con los espectadores. En términos generales, la mayor parte de las reseñas valoran el toque de comedia y la liviandad de la trama, al igual que la contribución a la hora de poner en la palestra temas tan importantes como las denominadas neurodivergencias.

El medio Idealex destaca, además, la crítica social que subyace a la historia y que se devela a medida que surgen los diversos casos en los que Young-woo se ve involucrada. Aunque siempre recordando que es un cuestionamiento proporcional a su tono y distinto a la de otros productos surcoreanos mucho más políticos, como El juego del calamar.

Junto a la historia de Woo, la serie se permite examinar en pequeñas dosis la sociedad de Corea del Sur, con los personajes realizando críticas a temas tales como los matrimonios arreglados entre las familias ricas o la presión que algunos padres coreanos les ponen a sus hijos para que sobresalgan académicamente. Pero no hay que confundirse. Woo, una abogada extraordinaria no es American Crime History ni Parásitos. La serie está pensada para un público casual, amante del melodrama coreano, siendo el foco central de la obra el desarrollo de las relaciones de Woo Young-woo con sus colegas, su familia y Lee Joon-ho”, precisa el texto.

Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)
Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)

Como evaluación general, Idealex define a este k-drama como una serie con un “tono alegre, no muy distinto a algo que se vería en obras como Amélie, pero con más lenguaje jurídico y drama de tribunal. De hecho, el tono puede llegar a ser muy dulce para algunos espectadores, la actuación tierna de Park Eun-bin como una mujer autista puede llegar a ser encantadora, chistosa u ofensiva dependiendo del espectador, pero definitivamente es empalagosa”.

Por su parte, el portal Decider reconoce como el principal atributo de la historia su intento por visibilizar la cotidianeidad de las personas con TEA. “(La trama) muestra que centrarse en un personaje con una discapacidad a menudo puede parecer que se está caminando sobre la cuerda floja en función de la precisión de la representación, y aunque no soy un experto en autismo o neurodiversidad, la representación en Woo, una abogada extraordinaria parece estar hecho con mucho amor. Woo Young-woo es ciertamente peculiar, pero también tiene grandes méritos y muestra su capacidad para probar cosas nuevas y salir de su zona de confort, que son rasgos importantes para un protagonista de un programa de televisión”.

No diría que el programa es innovador de ninguna manera, pero es humano. Y es una hora agradable anclada en grandes actuaciones y una historia interesante que promete expandirse en nuevas direcciones en el transcurso de la temporada”, concluye la reseña.

Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)
Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)

En base a los dos primeros capítulos de la serie, una crítica publicada en el semanario británico NME valora la trama no tanto por su capacidad de reflejar la realidad de quienes viven con algún trastorno asociado al espectro autista, sino por plantear al resto de las personas la inquietud sobre la forma en que la sociedad se relaciona con ellos. Sobre lo primero, el texto desliza una crítica de fondo con los productos televisivos que abordan estos tópicos.

Las representaciones mediáticas del trastorno del espectro autista siempre han sido un fracaso: se las glorifica como genios socialmente torpes pero incomprendidos con habilidades similares a las de los sabios, o se descartan como personajes laterales planos escritos para mostrar los lados más feos e indeseables del TEA. Pero si hay algo que decir sobre Woo, una abogada extraordinaria, es que la caracterización de Young-woo tiende a inclinarse hacia el primero”, argumenta el sitio.

Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)
Woo, una abogada extraordinaria (Netflix)

“En dos episodios, la serie ya está enviando el mensaje de que existe la expectativa de que las personas neurodivergentes puedan compensar sus rasgos indeseables al ser prodigios natos, no del todo diferente a lo que muchas minorías sub representadas tienen que pasar tanto en la ficción como en la vida real”, continúa el texto.

Sin embargo, la conclusión tiende a ser favorable para el trabajo de los creadores detrás de la serie: “Woo, una abogada extraordinaria es un reloj ingenioso y ligero que rara vez exige una comprensión de la ley o del TEA para que los espectadores lo aprecien. Sostiene el espejo para aquellos de nosotros, como las personas con las que Young-woo se cruza, para reflexionar sobre nuestros propios comportamientos y conceptos erróneos sobre la neurodivergencia. El programa, aunque no del todo perfecto en sus representaciones hasta el momento, genera aceptación y empatía por quienes viven con TEA, y eso en sí mismo es motivo de celebración”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


El análisis se basa en 489 estudios de poblaciones de hormigas que abarcan todos los continentes donde habitan estos insectos.