Las Cintas de Jeffrey Dahmer: qué trae la serie documental sobre el “Carnicero de Milwaukee”

Foto: Netflix

Tras el fenómeno alrededor de Dahmer – Monstruo: La Historia de Jeffrey Dahmer, la producción de tres capítulos observa la oleada de crímenes desde una perspectiva actual, adoptando como un personaje clave a Wendy Patrickus, la joven abogada que representó a Dahmer en el juicio. “Si Dahmer hubiera llegado a las personas adecuadas, tal vez el resultado hubiera sido diferente”, planteó su creador



Con 25 años, recién llegada a Milwaukee y con escasa experiencia en el campo profesional, Wendy Patrickus ingresó a la sala en la que se encontraba Jeffrey Dahmer. ¿Su labor? Tener un primer contacto con el “Carnicero de Milwaukee”, cliente de la oficina en la que estaba trabajando como asistente.

La abogada reconoce que se sintió como Clarice Starling en su primer encuentro con Hannibal Lecter, en El silencio de los inocentes (1991). Una mujer ante las fauces de un monstruo.

Por razones obvias, le horrorizaba la situación. Sin embargo, al entrar a la habitación halló un hombre que le pareció educado y cortés, alguien con quien podría existir un trato afable. Se volvería natural que ella lo llamara Jeff y él, Wendy. En los meses siguientes tendrían comunicación permanente y ella sería una de las primeras personas a las que le hablaría en detalle de los 17 homicidios de los que fue autor entre 1978 y 1991, donde cometió asesinato, necrofilia y canibalismo.

Al revelar parte de las 32 horas de charlas que mantuvieron entre julio y octubre de 1991, la serie documental Conversaciones con asesinos: Las cintas de Jeffrey Dahmer busca probar su peso escogiendo el ángulo de la jurista. Una óptica que, según el director Joe Berlinger, rara vez se había adoptado en un proyecto ligado al asesino en serie.

“Nuestra sociedad patriarcal no le dio crédito a Wendy”, aseguró el realizador detrás de Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy (2019) y Conversaciones con asesinos: Las cintas de John Wayne Gacy (2022), así como otras célebres producciones sobre crímenes reales.

Su nueva incursión en el género aterriza semanas después de Dahmer – Monstruo: La historia de Jeffrey Dahmer, la miniserie con Evan Peters en el rol principal, que ha causado fervor e indignación casi en partes iguales. Y que, a pesar de todo, se alzó como el segundo título en inglés más visto de Netflix, sólo por debajo de la cuarta temporada de Stranger things.

Aunque ambas producciones fueron concebidas por equipos diferentes, ficción y documental pueden funcionar como complemento, en especial para aquellos menos familiarizados con la historia de uno de los asesinos más demenciales de la historia de Estados Unidos.

En el caso de la serie documental, escuchar a Dahmer en primera persona adquiere un valor diferente al de las otras encarnaciones de Conversaciones con asesinos. Mientras con Bundy y Wayne Gacy jamás hubo un atisbo de remordimiento, el relato de “Carnicero de Milwaukee” abarcó áreas insospechadas hasta para el más entendido en criminales de su estirpe. No sólo contó en detalles cómo operó en cada uno de sus crímenes, sino que cooperó con la policía de manera activa.

“Para mí, esa es una pista de que en algún lugar hay un ser humano complejo que entendió que lo que estaba haciendo estaba mal”, señaló Berlinger a Yahoo. Incluso fue más allá en su análisis, asegurando que “creo que es el más humano de la troika sobre la que he hecho series”. Y afirmó: “Si Dahmer hubiera llegado a las personas adecuadas, tal vez el resultado hubiera sido diferente”.

Su nueva producción reúne a reporteros de la época, así como a fiscales, abogados defensores y expertos en psiquiatría, erigiendo un relato de tres horas que se empeña en no ser reiterativo y dar luces sobre la mente de Dahmer. Tiene presencia su infancia, pero revierte mayor importancia los temas que se discutieron a partir del juicio, donde quedaron expuestos los sesgos y la negligencia de las autoridades.

Tal como ocurrió con la miniserie de Ryan Murphy, su propuesta no ha convencido a todos. “El gancho de Conversaciones con asesinos: Las cintas de Jeffrey Dahmer es que escuchamos la propia voz de Dahmer en cintas inéditas, pero ¿aportan esas grabaciones a algo más que satisfacer cierta curiosidad morbosa? No estoy muy seguro”, planteó la crítica de Chicago Sun-Times, concediendo que “este es un esfuerzo serio, bien editado y exhaustivo”.

En tanto, el portal Decider planteó que “si quieres entrar en la mente de Jeffrey Dahmer, no hay mejor manera que escuchar al propio asesino, y Conversaciones con un asesino: Las cintas de Jeffrey Dahmer brinda a los espectadores la oportunidad más que abundante de escuchar a Dahmer sobre los impulsos que lo llevaron a matar”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.