Pedro Pascal y su profundo lazo con Chile: “El orgullo chileno siempre ha estado inquebrantable”

Nacido en Santiago en 1975, en el seno de una familia opositora al régimen militar, el actor del momento se crió en el extranjero. Ha reconocido la influencia de su madre como una persona decisiva para cimentar una larga carrera hasta llegar a los dos de los protagónicos más esperados en series este 2023.



En 1999, Pedro Pascal debutaba en pequeños roles en series de televisión. 24 años después, el panorama del actor es totalmente distinto. El actor chileno del momento ha participado en series y películas reconocidas en que ha dado vida a personajes como Oberyn Martorell en Game of Thrones, Javier Peña en Narcos y Whiskey en Kingsman. El gran salto lo dio hace unos años con su primer protagónico, The Mandalorian de Disney+ y hoy, goza el buen momento con el estreno de la esperada serie, The Last of Us de HBO, junto a Bella Ramsey.

Sus primeros encuentros con la actuación fueron en el Condado de Orange, California cuando tomó clases de actuación con ayuda de su madre. Ahí, Pedro encontró su vocación y no se alejó más. Nacido en Santiago en 1975, su crianza la vivió en Dinamarca y Estados Unidos, luego de que sus padres, opositores al régimen militar, tuvieran que salir del país a mediados de los setentas.

El actor, en una entrevista con The New York Times, dijo que siempre creció soñando con las películas. Además, de los recuerdos que tiene en su memoria de idas al cine junto a sus padres y hermana mayor, a veces hasta más de una vez en la semana. Una manera de absorber la mayor cantidad posible de una nueva cultura pop estadounidense, a la que se tenían que acostumbrar.

A pesar de haber vivido solo sus primeros meses de vida en Chile y visitar esporádicamente a su familia, el actor tiene una conexión profunda con sus país natal. “Socialicé bastante con la cultura pop de los americanos, pero el orgullo chileno siempre ha estado inquebrantable”, dijo el actor en una conversación con la revista Paula el año 2015.

Su salto a la fama y la llegada de Pascal

Sus estudios profesionales en la actuación los hizo en la Escuela de Artes Tisch de la Universidad de Nueva York. Una vez que sus padres ya pudieron volver a Chile, el actor decidió quedarse con su hermana en un departamento en Manhattan persiguiendo su carrera. Al tener a gran parte de su familia viviendo en Chile, Pedro dijo a Paula que su conexión con el país es muy fuerte y es algo de lo que está agradecido. En esa entrevista que realizó junto a su hermana y también actriz, Lux Pascal, ambos recordaban como eran los encuentros cuando Pedro llegaba de visita y lo unidos que eran.

“Jugábamos a que Pedro era un monstruo asesino y nosotros escapábamos de él. Éramos cada uno un personaje. Él era muy chistoso, hacía voces, imitaba gente. Se enoja cuando le digo, pero siempre he encontrado que tiene algo de Jim Carrey, logra poner unas caras impresionantes”, decía Lux en ese entonces.

Las primeras apariciones del actor fueron en Undressed de MTV y Buffy the Vampire Slayer. Pero la repentina muerte de su madre lo dejó sin agente y su carrera se estancó. En una entrevista con People el 2020, Pedro habló de la relación con su madre, Verónica. “Ella siempre fue increíblemente comprensiva... Siempre sentí que ella sabía algo que yo no”.

La conexión era profunda. Luego de la muerte de su madre, el actor decidió invertir sus apellidos, dando paso a Pedro Pascal. El actor ha dicho en más de una ocasión que esto fue en homenaje a su madre y además, porque a los estadounidenses se les hacía difícil pronunciar su apellido paterno, Balmaceda.

Una vez que Pedro empezó a conseguir más oportunidades de papeles en televisión, su carrera fue consolidándose. A The New York Times confesó que estuvo desesperado por ser encasillado en el papel de latino con tal de conseguir trabajo. Pero, el gran salto profesional llegó el 2014 y casi como una coincidencia. El actor contó que en ese entonces, asesoraba para una audición un estudiante en la Universidad del Sur de California, el papel era de un Lothario bisexual de treinta y tantos años en Game of Thrones.

Recuerda haber leído el guión y sentir que el papel estaba hecho para él. Preparó una audición grabada con su celular y le preguntó a su amiga, Sarah Paulson, si podía pasarle la cinta a su mejor amiga, Amanda Peet, quien está casada con el co-creador de “Thrones”, David Benioff. “La grabación estaba filmada verticalmente y todo parecía muy amateur. Excepto por la actuación, que fue intensa, creíble y perfecta”, dijo Benioff al medio.

De ahí en adelante, la historia es conocida. Pedro interpretó a Oberyn Martell en 7 episodios. Luego, fue escogido para darle vida a Javier Peña en el reparto principal de Narcos. Cuando el director Matthew Vaughn lo vio en dicha serie le pidió una audición para su nueva película de acción, Kingsman. Tenía esta arrogancia y confianza”, dijo Vaughn, “pero al mismo tiempo la vulnerabilidad de esperar ser rechazado”.

Reconocido y aclamado

Antes de que Pedro lo supiera, tenía listo su protagónico en The Mandalorian. El productor ejecutivo, Jon Favreau lo quería en la serie. Se parece mucho a una estrella de cine clásico en su encanto y entrega”, dijo Favreau a Variety en 2020. Pascal interpretaría a Din Djarin en su primera temporada estrenada el 2019 y llevaría a Disney+ a tener más de 26,5 millones de suscripciones en sus primeras seis semanas.

La serie está pronta a estrenar su tercera temporada y ha sido catalogada dentro de las más esperadas para este año. Con 15 nominaciones a los premios Emmy, incluida el mejor drama, Pedro Pascal retornará para la tercera temporada el 1 de marzo, en su protagónico junto a Grogu.

Pedro Pascal en The Mandalorian

Pero, ese no es lo único que mantiene ocupada la agenda del actor este 2023. El domingo pasado se estrenó la serie de HBO, The Last of Us, que lo tiene en boca de todos. La serie inspirada en el videojuego fue criticada positivamente en su primer episodio y se espera que sea una de las con mayor audiencia este 2023.

La vida familiar y el exilio de alguna forma moldearon su ideario. Además de manifestar su apoyo al proyecto de Nueva Constitución rechazado el 4 de septiembre, y reunirse con el presidente Gabriel Boric, Pascal reflexionaba en una entrevista cómo la abrupta salida del país cambió su vida. “Nunca he sido capaz de llegar a una respuesta. Quizás mi vida hubiera sido más completa y sólida. A lo que estoy acostumbrado es a que el pasado vaya desapareciendo como si hubiese sido vivido por otra persona, en otro tiempo”.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.