Propuesta de Loncón y Bassa abre negociación transversal por vicepresidencias de la constituyente

President of the Constituent Convention, indigenous academician Elisa Loncon (C), leaves the Pereira Palace in Santiago, on July 5, 2021. - A woman from Chile's indigenous Mapuche people was chosen on Sunday, July 4, to lead the drafting of the country's new constitution, in a bid to spread power more equitably in the South American nation. (Photo by JAVIER TORRES / AFP)

A través de un e-mail, la mesa liderada por Elisa Loncón y Jaime Bassa volvió a proponer un sistema que le permitiría a la derecha y a otros grupos minoritarios lograr uno de los nuevos cupos en la testera. La iniciativa obligó a los distintos sectores a entablar negociaciones con sus pares para alcanzar los patrocinios necesarios.


Que cada uno de los candidatos a vicepresidente de la Convención Constitucional cuente con 21 patrocinios. Esa es la nueva propuesta que envió el miércoles la mesa de la instancia presidida por Elisa Loncón (pueblo mapuche) para elegir los otros siete cupos que se unirán a la directiva del órgano.

El objetivo de la fórmula, que ya había sido socializada previamente -con matices-, es que sectores que tienen representación minoritaria en el pleno puedan incorporarse de todas formas a través de mayorías relativas a la conducción actual.

El mecanismo impulsado por la mesa, que puede ser modificado mediante indicaciones que iban a ser recibidas hasta las 15.00 del jueves, y que se votarían en una sesión extraordinaria este viernes, permitiría que fuerzas como Chile Vamos, Independientes no Neutrales y la Lista del Apruebo puedan quedarse con, al menos, una vicepresidencia en caso de lograr el mínimo de los patrocinios.

“Durante la sesión de esta mañana (miércoles), por mandato de la presidenta, se envió un correo electrónico con copia a todos, donde hacemos nuestra propuesta para proceder a la ampliación de los integrantes de la mesa en siete asientos adicionales”, informó el vicepresidente de la convención, Jaime Bassa, durante la sesión.

La propuesta contempla que cada constituyente podrá patrocinar solo una candidatura, mientras que los postulantes deberán inscribirse con una dupla para hacer efectiva la corrección por paridad. Quienes postulen, sin embargo, no podrán patrocinar ninguna alternativa. En el caso de los pueblos originarios, en tanto, sólo requerirán 11 firmas y ya tienen asegurados dos escaños.

De esta manera, la nueva propuesta de la mesa abrió las conversaciones entre los distintos sectores de la convención que buscan tener algún representante en la instancia, quienes en su mayoría necesitan patrocinios de otros bloques para poder inscribir una candidatura.

Según fuentes del Colectivo Socialista -quienes tienen 15 representantes e impulsarán al convencional del distrito 24, Pedro Muñoz-, el bloque ha buscado entablar conversaciones con el Frente Amplio. Desde esta última coalición aseguran que “están dialogando con todos” y que podrían patrocinar candidaturas de otros sectores, como el PS. Por ahora, no obstante, sostienen que no tienen definido cómo repartir sus patrocinios.

Los frenteamplistas ya tienen a Jaime Bassa en la vicepresidencia y, según explican en Apruebo Dignidad, la idea original era que los dirigentes apoyaran a una carta de sus compañeros de coalición, el Partido Comunista. No obstante, en el PC -al igual que la Lista del Pueblo- rechazaron este mecanismo y, de hecho, durante la sesión el convencional comunista, Marcos Barraza, solicitó que se ampliara el plazo de indicaciones para modificar la propuesta de la testera.

La forma idónea es la de votaciones sucesivas hasta alcanzar la mayoría, igual que con la elección de presidenta y vicepresidente. Las otras propuestas, la de patrocinios propuesta por la mesa y también la de votación única, donde quedan las primeras siete mayorías, producirían un efecto nocivo en la legitimidad de los nuevos cargos”, sostuvo la convencional comunista Bárbara Sepúlveda, quien sería la carta del PC para ese cargo.

Desde esa colectividad aseguran que ingresarán enmiendas a la iniciativa. Asimismo, otros sectores como la Vocería de Los Pueblos se estarían organizando para hacer lo mismo.

“Desde los espacios que me mandatan nos hace sentido una votación de mayorías sucesivas e independientes, que de manera progresiva vayan satisfaciendo los criterios de representatividad de la mesa en términos de descentralización, paridad sustantiva y plurinacionalidad, y que permitan que quienes hagan parte de la mesa directiva lleguen ahí mediante la construcción de mayorías, saliendo de nuestras respectivas zonas de confort y estableciendo un compromiso con la construcción democrática de la convención”, aseguró la convencional de ese sector, Alondra Carrillo.

Squella y Logan son opciones

Por su parte, desde la Lista del Apruebo aseguran que ya han impulsado conversaciones con otros sectores, incluyendo a Chile Vamos y a Independientes No Neutrales. Desde ese bloque ven con buenos ojos a los convencionales Agustín Squella y Rodrigo Logan.

El convencional Fuad Chahin (DC) afirmó sobre la propuesta de la mesa que “me parece razonable e inclusiva”, aunque advirtió que “sólo no logro entender la razón para prohibir que quienes se postulan puedan autopatrocinarse”.

En la derecha, en tanto, distintos constituyentes aseguran que han sostenido conversaciones con sectores moderados para consensuar algunos nombres. El conglomerado tiene actualmente 37 escaños, por lo que fácilmente podrán lograr una vicepresidencia y dar el resto de sus firmas a alternativas como Squella. Con todo, aún no se resuelve quién de los convencionales de Vamos por Chile podría concitar consenso en el bloque.

Pese a esto, desde la centroizquierda creen que el bloque oficialista podría presentar a los exministro Cristián Monckberg (RN) o Rodrigo Álvarez (UDI).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.