Aníbal Mosa: "Mario Salas es un guerrero; valió la pena aguantar el chaparrón"

ANIBAL MOSA

Con el reciente título de la Copa Chile bajo el brazo y una sanción de la que se está defendiendo en la Justicia, el timonel albo comienza la segunda temporada al mando del club desde su regreso a la testera de la concesionaria.




Aníbal Mosa (Al-Qamishli, Siria, 6 de abril de 1967) se lamenta por no ir a los entrenamientos de Colo Colo últimamente. Solía hacerlo dos o tres veces por semana, pero ahora está faltando. Volverá, dice. "Uno va haciendo un símil con lo que luego ve en la cancha", explica, radiante tras ganar la Copa Chile ante la U.

¿Se sacó un peso de encima con este título?

No sé si un peso de encima, pero sí contento con esta copa y con cómo quedó conformado el plantel. Me gustó mucho cómo jugó, tomando en cuenta que algunos jugadores llevaban dos semanas entrenando.

¿Cuánto descomprime ganar la Copa Chile?

Descomprime porque vemos un Colo Colo en evolución. Haberle ganado a la Católica, el bicampeón y que tiene una base de trabajo de tres años, nos deja satisfechos para lo que pueda venir. Obviamente, el título descomprime hacia la afición, le da alegría. Pero internamente la presión la mantenemos siempre.

¿En algún momento Salas estuvo cerca de irse o puso el cargo a disposición?

Nunca. No hubiese sido Mario Salas. Mario Salas es un guerrero, es un tipo que le gusta ir hacia adelante y que, en cierta manera, tiene sus convicciones. Yo nunca escuché un comentario de revisar la situación de Mario en el directorio. Aguantamos el chaparrón y creo que valió la pena aguantar el chaparrón.

¿Salas suma bonos?

Es un primer paso. Y, luego de ver los dos partidos en que enfrentamos a los dos equipos más grandes del país después de Colo Colo, nos dimos cuenta de que podemos ilusionarnos con el equipo que armamos.

¿Ilusionarse es pasar de fase en la Libertadores?

Colo Colo tiene que ser campeón este año y tiene que pasar a octavos de final en la Libertadores.

Y si no es campeón, pero clasifica a la copa, ¿sería un fracaso?

No, porque tenemos que pelear todos los campeonatos y todos los partidos. Y así lo sabe el técnico, el gerente deportivo y el directorio. Yo creo, y hemos coincidido tanto la gerencia deportiva como el directorio y la comisión de fútbol, en que nuestra deuda está en la Libertadores. Tenemos el deber de pelear todo, pero hay que poner nuestras energías y nuestras fichas ahí.

¿Se equivocaron en anunciar la llegada de Nicolás Díaz sin haber pagado la cláusula? ¿Fueron utilizados o ingenuos?

Colo Colo siempre ha hecho las cosas como corresponde y de acuerdo con las normativas vigentes. Estamos tranquilos por cómo actuamos. Legal y éticamente. Los pasos que teníamos que dar los dimos como había que darlos. El primero que siempre se enteró de nuestras intenciones fue el presidente de Palestino. Se lo dijimos en el sorteo de la Libertadores y lo llamé un par de veces por teléfono. Nunca anduvimos por atrás ni a escondidas.

¿Ustedes hablaron con el jugador?

No, hablamos con Palestino. Y cuando le enviamos una notificación para hacer uso de la opción de compra, nos contactamos con el representante del jugador para ver si tenía la voluntad de venir. Y nos dijo que sí. Ante eso, mandamos la carta e iniciamos las conversaciones con Palestino.

¿Se siente decepcionado de Pablo Guede, alguien con el que usted tuvo mucha cercanía?

Completamente decepcionado y así se lo hice saber.

¿Y qué le respondió él?

Él me respondió que no sabía, que no estaba al tanto de la situación. El tema quedó ahí.

¿Y se decepcionó de Jorge Valdivia, que hizo algunos comentarios contra la dirigencia?

Es un tema superado, pasado. Le guardo cariño a Jorge y a su familia. Es un tremendo deportista y profesional y espero que le vaya muy bien en Morelia.

¿Cuánto bajó la escala de sueldos? Ya nadie gana como Valdivia.

Ya no existen esos sueldos. Por un lado, bajaron los sueldos, pero llegaron más jugadores y hay más sueldos. Me atrevería a decir que esta planilla es más cara que el año anterior. No nos hemos salido del presupuesto, queremos tener una responsabilidad financiera, por lo que no hay espacio para hacer locuras.

¿Cómo evalúa a Marcelo Espina?

Muy bien. La manera de trabajar, su dedicación, su transparencia… Empieza metiendo whatsapps a las 7 de la mañana y termina a las 12 de la noche. Es un tipo muy dedicado, muy esforzado, muy ejecutivo. Es una de las piezas fundamentales, donde tenemos que mostrar unidad para ir desarrollando procesos que se mantengan en el tiempo. A mí me gustaría extenderle el contrato a Marcelo Espina.

¿En qué está el proyecto del estadio?

Seguimos trabajando a mediano y largo plazo. No lo hemos desechado para nada. Después de los movimientos sociales que han ocurrido, la cosa se frenó un poco, pero estamos avanzando tanto la remodelación del estadio como la construcción de instalaciones para las divisiones juveniles.

¿Cómo está la relación con el directorio?

Tenemos un directorio unido, comprometido, activo en todas las áreas. Todos los directores están al tanto de las contrataciones y movimientos que se hacen, no solo en la parte de fútbol. Yo creo que el momento institucional de unidad es el más importante desde que existe la concesionaria.

¿Cuánto mancha su imagen la sanción de la CMF por comprar acciones con información privilegiada?

No sé cuánto mancha mi imagen, pero sí me molesta mucho, porque jamás he lucrado con Colo Colo. Nunca he ganado un peso con Colo Colo y nunca lo voy a hacer. No entré a esta institución a lucrarme. Tengo otro tipo de negocio, con ese vivo y genero mis recursos. Ahora, este tema está en la CMF y, tal como dijo en su dictamen, yo nunca me había beneficiado en nada de esto, porque las acciones que compré jamás las he vendido y jamás las voy a vender para obtener una utilidad. Teniendo esa conciencia tranquila, he dejado todo en manos de mi abogado. La Corte de Apelaciones hace un par de semanas acogió a trámite el recurso de nulidad que presentamos. Hemos logrado que por lo menos se revise la causa.

¿Y si el resultado no fuera satisfactorio para usted? ¿Lo inhabilitaría desde lo ético para ejercer?

No, para nada. Yo jamás he lucrado con Colo Colo, nunca he hecho un negocio y jamás lo haría, porque mis intenciones no son financieras.

¿Cuánto se proyecta como presidente?

Mientras tenga el apoyo del directorio, voy a estar ahí. El día en que el directorio piense que hay una persona que lo puede hacer mejor, no tengo problema.

¿Proyecta a alguien como su sucesor?

Lo que hemos logrado en este directorio deberíamos tener la capacidad de mantenerlo dos años, por lo menos, para ver los frutos de aquí al mediano plazo. Y pienso que en este directorio deberíamos mantenernos todos. Por lo menos, nosotros no vamos a hacer ningún cambio en la junta de abril.

¿Qué le ha llamado la atención de Harold?

Su nivel de contactos y transparencia, el cariño que le tiene el rubro, nacional e internacional. Se nos había caído un equipo de Uruguay para jugar el segundo amistoso y de la noche a la mañana hizo unos llamados y apareció Godoy Cruz. Ahora fue y habló con Boca y habrá una Noche Alba femenina en marzo.

¿Le gustaría ser presidente de la ANFP?

No, mis planes están en la presidencia de Colo Colo. Mis prioridades son tener a un Colo Colo unido, transparente, democrático y lo más ganador posible.

¿Cómo ve la situación de Moreno en la ANFP?

A este directorio le tocó enfrentar una situación social que no ha dejado de lado al fútbol y creo que una vez que parta el campeonato se tendrán que hacer los análisis para ver cuáles son las mejoras. Pero en cuanto a lo que significa el directorio, hay que respetar la institucionalidad.

¿Por qué defendía el regreso del fútbol y después terminó votando en contra?

Defendimos la vuelta porque las autoridades nos dieron las garantías de orden, pero vimos que no estaba garantizado con lo que pasó en La Florida.

Usted habló de amenazas. ¿Concretamente de qué tipo, porque nunca quedó claro?

Amenazas a jugadores. No te puedo decir quién ni cómo ni nada, porque son sumamente privadas, pero hubo amenazas.

Juan Tagle criticó duramente a Esteban Paredes y a Mario Salas por negarse a jugar.

Se equivocó Juan Tagle en ponerse a criticar al entrenador y al capitán de Colo Colo, y así se lo hice ver en una carta privada. A él no le corresponde inmiscuirse en situaciones de otras instituciones. Así como nosotros no nos metemos con su institución, él se equivocó al hacer este tipo de comentarios.

¿La Garra Blanca salvó del descenso a la U?

No me voy a meter en eso, no me gusta que hablen de nuestra institución. Por eso no hablo de otras.

¿Participó en manifestaciones?

Sí. En el centro. No andaba de primera línea, pero andaba con mis sobrinos, con mi hijo. Apoyando la marcha. Creo que es completamente justificado lo que ha estado reclamando la sociedad chilena.

¿Qué salida le ve a la crisis?

La única que le veo es dialogar cada día más entre todos. No veo de qué otra manera podamos salir. Hay que colocar al ser humano por delante, las necesidades básicas de la gente y empezar a operar para que se vea que se está generando algún tipo de cambio.

¿Es partidario de una nueva constitución?

Sí.

¿Mixta o constitucional?

No lo sé todavía, pero sí soy partidario de una nueva constitución que nos trate a todos por igual.

¿Qué le gustaría agregarle?

Educación gratuita y salud de buena calidad para todos, transporte gratis para la tercera edad, pensiones decentes para nuestros jubilados. Partiría por ahí.

Ustedes elevaron el sueldo mínimo en el club.

Estamos contentos por haberlo levantado a 450.000 pesos líquidos y esperamos en el corto plazo llevarlo a 500 mil.

¿Los precios populares se van a ir extendiendo?

Los vamos a ir viendo, pero la idea es tener precios populares para los partidos de baja e ir generando mayores condiciones para que la gente vaya al estadio.

Comenta