Aránguiz avisa: "Estoy muy feliz en Alemania... hay Charles para rato"

CHARLES

El Príncipe descarta que esté deprimido y asegura que no se mueve del Bayer Leverkusen. Explica sus complicaciones físicas, pero se muestra esperanzado con una pronta recuperación.




No ha sido el inicio de temporada esperado para Charles Aránguiz. El Príncipe no disputó ninguno de los seis amistosos de pretemporada del Bayer Leverkusen y es poco probable que esté presente este fin de semana ante el Pforzheim, por la Copa Alemana, en el comienzo de los compromisos oficiales. Molestias en la rodilla derecha han complicado su participación con el equipo y, ahora último además, padece la inflamación del tendón de Aquiles de la misma extremidad, por lo que han comenzado a generarse dudas en torno a su real estado.

En medio de todo, las declaraciones de su entrenador, Heiko Herrlich, que dijo que el de Puente Alto está "deprimido y frustrado" por la situación que atraviesa. Sin embargo, nada de eso perturba al mediocampista. Asegura que las palabras de su adiestrador fueron mal interpretadas y descarta de plano que sufra de depresión. "Se generó toda una confusión, pero la verdad es que estoy bien y muy feliz en Alemania", dijo. "Algunas personas me mandaron páginas con tratamientos para la depresión y yo estoy súper bien", insistió, en diálogo con Las Últimas Noticias.

"Arrastro un problema en la rodilla derecha desde la temporada pasada. Igualmente jugué hasta el final la Bundesliga. En la vuelta de las vacaciones he hecho trabajos para recuperarme de la rodilla derecha. La idea es estar al ciento por ciento para volver a jugar", agregó, explicando las molestias que padece. Y sobre el tendón de Aquiles, aclaró que no es el mismo que se lesionó anteriormente. "En los entrenamientos, y para no forzar mucho la rodilla, uno realiza algunos movimientos y, fruto de eso, se me inflamó el tendón del pie derecho, que no es el de la lesión. Me realizaron una resonancia, pero no aparece nada de otro mundo", explicó. "Un día me molesta y otro no, pero yo conozco mi cuerpo y sé que no es nada terrible. Solo hay que ir paso a paso", puntualizó.

"Agradezco a todos los que se han preocupado. Estoy muy feliz en Alemania y hay Charles para rato", agregó, al tiempo que confirmó que no se mueve del Bayer Leverkusen y que, dependiendo de cómo evolucione su lesión y su retorno a las canchas, está siempre disponible para la Selección. "Siempre estoy dispuesto. Hay que ver qué pasa. Confieso que me están saliendo canas de pura rabia por querer jugar. Debo ser paciente. Uno quiere jugar y a veces se exige más de la cuenta, pero ahora solo queda recuperarme", cerró.

Comenta