Chile se abraza en los penales y ya está en semifinales

CHILE

La selección nacional elimina a Colombia en un partido de infarto, que se definió desde los 12 pasos por 5-4. La Roja metió los cinco y los cafeteros, uno. Ahora el equipo de Rueda espera al ganador de Uruguay y Perú.




Colombia 0 (4) - Chile 0 (5)

Colombia: D. Ospina; J. Medina, Y, Mina, D. Sánchez, W. Tesillo; J. Cuadrado, W. Barrios, M. Uribe (67', E. Cardona); J. Rodríguez, R. Martínez (80', L. F. Díaz); R. Falcao (77', D. Zapata). DT: C. Queiroz.

Chile: G. Arias; M. Isla, G. Medel, G. Maripán, J. Beausejour; E. Pulgar; Ch. Aránguiz, A. Vidal; J. P. Fuenzalida (75', E. Pavez), E. Vargas, A. Sánchez. DT: R. Rueda.

Árbitro: Néstor Pitana (ARG). Amonestó a Medina, Cuadrado, Rodríguez (COL); Aránguiz, Vidal (CHI).

Arena Corinthians. Asistieron 41.692 espectadores.

Penales: James (1-0); Vidal (1-1); Cardona (2-1); Vargas (2-2); Cuadrado (3-2); Pulgar (3-3); Mina (4-3); Aránguiz (4-4); Tesillo (4-4); Alexis (4-5).

El bicampeón vive. Respira y sueña. Quiere el tri, pelea por ese tricampeonato de gloria. Y ya está entre los cuatro mejores de la Copa América, después de eliminar a Colombia, el que llegaba como el mejor equipo del torneo. El de marcha perfecta no pudo con el temple de la generación dorada y después de un 0-0 muy peleado, cayó en definición a penales por 5-4.

Aránguiz festeja, todo Chile salta con él, en el minuto 16. Y en Colombia, las caras de dolor de Ospina Davinson Sánchez reflejan el momento. De un error de ellos se generó el primer festejo del partido. El supuesto 1-0. Supuesto, porque aunque el árbitro Pitana apuntó hacia el centro del campo, sus colegas del VAR anularon todo por un offside milimétrico de Alexis en el inicio de la jugada. Un cobro digital, eso sí. Correcto, pero imposible para el ojo humano.

Colombia no quedó perdiendo, pero sí muy asustada. Su dominio casi unilateral en el primer cuarto de hora cesó. Y Chile, con el gol que no fue todavía en la cabeza, se paró mejor en el Arena Corinthians. El duelo se calentó. Discusiones, bravatas, mucha barrida y reclamos al juez. Un zurdazo de Vidal, a los 41', fue lo mejor de la Roja antes del descanso. Los cafeteros, sin ninguna realmente clara.

Rueda pedía más protagonismo de Aránguiz. El más irregular, sin embargo, era otro: Arturo Vidal, muy disminuido. Para peor, sufrió un choque con Barrios que le dejó más averiado.

Fuenzalida se metió en el medio, a la refriega. Isla y especialmente Beausejour, buscaban por la banda colombiana, algo nerviosa. Por un margen mínimo, Chile terminó mejor.

El complemento fue muy distinto. Colombia controlando todo y la Selección rogando por tener la pelota un ratito. El partido entró en un pasaje muy oscuro para el bicampeón, algo de luz recién se vio a los 70'. ¿Cómo? Con otro gol anulado a Chile por el VAR, un zurdazo de Vidal que llegó después de una mano de Maripán. Doloroso, pero bien cobrado por la TV.

Nada muy claro. Rueda entendió que debía pelear la zona media y mandó a Pavez a la cancha. Queiroz también entendió que era mejor no arriesgar. El empate estaba firmado, era mejor definir todo desde los penales.

Ahí, desde los 12 pasos, solo ganan los que tienen hielo en la sangre. Y Chile tuvo cinco hombres de hierro. Vidal, Vargas, Pulgar, Aránguiz y Alexis, todos perfectos. Se impusieron a una Colombia que sufrió el yerro de Tesillo en el quinto disparo. Así, la Roja sigue peleando por el bicampeonato. Se mete en su tercera semifinal consecutiva de Copa América y espera al ganador de Uruguay y Perú. Con la ilusión a tope.

Comenta