Con Alexis en el cierre del partido, Inter gana a la Roma y sueña con la vuelta olímpica en la Serie A

Jugadores del Inter de Milán celebrando el gol de Lautaro Martínez ante la Roma. Foto: AP Photo/Antonio Calanni.

Los lombardos ganaron cómodamente por 3 a 1 a la Roma en el Giuseppe Meazza. El delantero chileno ingresó por Lautaro Martínez en el minuto 82, mientras que Vidal no fue citado por estar lesionado. Un resultado vital, puesto que los de Inzaghi retomaron la punta en Italia.



Inter tenía un partido fundamental hoy si quería retomar la punta en la Serie A. El elenco dirigido por Simone Inzaghi recibía en el Giuseppe Meazza a una visita dura como la Roma de José Mourinho. Con Alexis Sánchez ingresando al minuto 82 por Lautaro Martínez, y sin Vidal por una lesión en el tobillo, los lombardos vencieron cómodamente por 3 a 1 frente al equipo del portugués. En los pocos minutos que tuvo el delantero chileno se le vio activo en la cancha.

El partido comenzó muy estudiado. Ambas escuadras tenían claro que debían sumar de a tres. Los de Inzaghi para hacerse con el primer puesto. Los de Mourinho para seguir en la pelea por puestos europeos.

Sobre 15 minutos el encuentro todavía no agarraba vuelo y los equipos se veían muy contenidos. El Inter trataba de profundizar por los costados sin eficacia y la Roma, cerrando los espacios, esperaba cazar algún balón para generar alguna contra.

A los 18′ recién llegó la primera opción de peligro para los lombardos. Çalhanoğlu encontró un espacio por el centro y no dudó en sacar un potente remate que Rui Patricio pudo contener, no sin problemas.

La Roma tardó en responder, pero lo hizo once minutos después, al 29′, con un cabezazo de Mancini que besó el poste izquierdo de Handanović. Y, si el conjunto del portugués avisaba, el Inter respondía. Y de la mejor forma.

Esto, porque una triangulación perfecta en mediocampo encontró a Dumfries, que se metió por el centro del área con el balón dominado para convertir el primero de la tarde en Italia sobre 30 minutos de la primera etapa. Gol en el que nada pudo hacer el cancerbero visitante.

Con el gol los lombardos se empezaron a sentir más cómodos en cancha. A los de Inzaghi se les notaba con una mayor seguridad y con un juego más fluido. En cambio, la Roma no encontraba los circuitos y se veía inferior, especialmente en intensidad.

Tanto así que a los 40′ Brozovic aprovechó una profundización por derecha en la que hizo lo que quiso con la retaguardia visitante. El croata enganchó y definió al palo más alejado de Rui Patricio. Un verdadero golazo.

La Roma estaba desdibujada. A esa altura del cotejo, los de Mourinho no se encontraban en el césped e Inter se notaba muy cómodo. Así, se fueron al descanso.

En el complemento, la visita intentó presionar más. Aunque sin mucho resultado, puesto que a los 50′ el Inter, a través de la cabeza de Lautaro Martínez, puso el tercero del partido y empezó por abrochar el cotejo. La transmisión, a esa hora, se quedaba con la cara del entrenador portugués, viendo frustrado y decepcionado lo que sucedía en el campo.

Con el partido muy resuelto, los minutos empezaron a hacerse largos en el Giuseppe Meazza. Buscando cuidar jugadores Inzaghi movió el banco para darle descanso a ciertos jugadores. Mourinho, en tanto, hizo lo mismo, ya pensando en el vital encuentro que tiene la Roma ante el Leicester por la semifinal de la Conference League. De ahí en más Inter frenó la intensidad en el cotejo con una Roma insípida que no podía profundizar.

Y fue al minuto 82 cuando Alexis Sánchez entró al campo. Sonriendo y con cara de alegría, el delantero chileno reemplazó a Lautaro Martínez, quien se fue ovacionado del estadio.

Para poner un poco más de emoción, la Roma encontró el descuento en el 85′ tras un buen gol de Mkhitaryan, quien definió de perfecta forma en el centro del área. Sin embargo, poco más pudo hacer el visitante y el partido terminó diluyéndose hasta el final.

Con este resultado el Inter nuevamente quedó como líder de la Serie A con 72 puntos. Uno más que Milan y cinco más que el Napoli. Ahora, el equipo de los chilenos deberá jugar a mitad de semana, el miércoles 27 de abril, un partido pendiente de la fecha 20 frente al Bologna de Gary Medel. Un triunfo podría ser determinante para mantener las aspiraciones de los lombardos de dar la vuelta olímpica.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.