El mundo se rinde al nivel de Titmus y se asombra con la pulverización del récord olímpico de Phelps

Titmus desde las profundidades. REUTERS/Stefan Wermuth

Los 200 metros libres trajeron las grandes emociones de la jornada en el Centro Acuático de Tokio. La australiana consiguió récord olímpico y su segunda medalla ante Ledecky, mientras que en varones se puso fin a la marca que Michael Phelps logró en Beijing 2008


Hoy, en las finales de los 200 metros libres, se vivió una jornada histórica para el mundo de la natación. Las dos grandes potencias de la piscina dominaron en sus respectivas pruebas y le mostraron al planeta la capacidad sobrehumana de sus cuerpos. Ariarne Titmus sigue intratable en mujeres, dejando en claro su sitial de reina absoluta del deporte, mientras que Kristof Milak logró lo que parecía imposible, batir el récord olímpico de Michael Phelps.

Primero fue la australiana la que hizo historia. Llegó a la final de los 200 metros crecida, con un Oro ya en su cuello tras la definición de los 400 metros. Una prueba en donde el duelo entre Titmus y Ledecky vivió su primer capítulo de estos Juegos. Son las dos mejores nadadoras del momento, la imagen viva de una nueva generación que va decidida a desbancar todas las marcas.

Por eso siempre será las más observadas en la piscina. Pero hoy, las miradas solo estuvieron enfocadas en una: Ariarne Titmus. La australiana de apenas 20 años, nadó como nunca. A un ritmo demencial, casi como si estuviese viendo como con cada brazada se acercaba más al récord olímpico. Uno que cayó cuando terminó los 200 metros. El marcador mostraba un brutal tiempo de 1:53.50 logrando por tanto recortar en 11 centésimas el registro de Allison Schmitt en Londres 2012.

Las lágrimas de una deportista que comienza a hacer historia. (Photo by Odd ANDERSEN / AFP)

Siobhan Haughey de Hong Kong se quedó con la plata con un tiempo de 1:53.92 y Penny Oleksiak de Canadá con el bronce.

Ahora Titmus buscará su tercer Oro en estos Juegos, para aquello deberá triunfar en los 800 metros libre. Una prueba donde sorprendentemente no llegará como favorita. Ahí es Ledecky la gran favorita. El tercer episodio de una batalla que quedará en los libros de la historia de la natación.

Milak, el hombre récord, borra la marca olímpica de Phelps

Pero no solo la definición femenina aparecerá en las portadas de los diarios alrededor del mundo. En hombres se logró lo que parecía imposible, borrar la legendaria marca que Michael Phelps logró en Beijing 2008: 1:52.03 en 200 metros.

Y el que lo logró no fue otro que el húngaro Kristof Milak. Con 21 años es el relevo natural de la leyenda estadounidense. Ya lo dejó claro cuando en 2019 batió el récord mundial de Phelps en esta misma prueba. Hoy en Tokio volvió a privar a la leyenda de otra marca.

La primera medalla de Oro para el gigante húngaro. (REUTERS/Marko Djurica)

Nadó las cuarto vueltas a la piscina en 1 minuto, 51 segundos y 25 centésimas. Un dígito que quedará para la historia de los Juegos. Un registro totalmente superior al logrado por quien se quedó con la Plata H. Tomoru (1:53.73) y al del ganador del bronce, F. Burdisso (1:54.45).

Es la primera medalla Olímpica para la superestrella europea, quien en este 2021 no se cansa de ponerse en lo más alto del podio. Aparte de este Oro, esta temporada ganó los títulos continentales de 200 metros (1:51.10) y de 100 m mariposa (50.18).

Sigue el minuto a minuto de los Juegos Olímpicos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.