El nuevo mandamás del fútbol chileno

Con socios distintos con respecto a las elecciones que perdió, impulsado por los clubes grandes, Pablo Milad se impuso como nuevo presidente de la ANFP




Pablo Milad, 56 años, era el candidato que la rebelión tenía en mente para reemplazar a Sebastián Moreno. En enero pasado, cuando la idea de destituir al presidente de la ANFP ya rondaba en el Consejo, el intendente del Maule tuvo varias conversaciones con directivos que ahora figuraban en el bloque de Lorenzo Antillo, su rival en la carrera por el sillón de Quilín que ganó hoy.

La filtración de su nombre enfrió rápidamente las conversaciones. El extimonel de Curicó Unido no quería que esa opción le generara ruido político, menos si no estaba claro cuánto tardaría en concretarse la caída de Moreno. Por esa razón, todo se diluyó. Sin embargo, quedó entusiasmado.

Por eso, cuando Felipe Muñoz, presidente de Rangers, lo llamó para liderar un proyecto, no lo pensó dos veces y aceptó la propuesta. Aunque eso significara dejar a la región del Maule, una de las más afectadas por el Covid-19, sin su principal autoridad y nuevamente le reportara los retos de La Moneda.

Eso sí, antes se aseguró de tener el apoyo de los clubes grandes, curiosamente, a los mismos que acusó de comprar votos, en enero de 2016, cuando perdió las elecciones ante Arturo Salah.

“En ese momento varios clubes me llamaron, porque se trató de cambiar la votación de equipos que teníamos fijos, que después no quisieron declarar, porque la elección ya la había ganado la otra lista. En su momento lo aclaré. Fue lo que me dijeron algunos clubes que no vale la pena mencionarlos”, se justificó en junio pasado este profesor de educación física y ex lanzador de bala y basquetbolista.

Fue uno de los grandes defensores de Sergio Jadue y uno de los directivos más incrédulos ante los rumores negativos que rodeaban al calerano. “Lo que vive Sergio es lo que vivimos todos los que somos dirigentes, una crítica constante, un cuestionamiento a la honorabilidad. Siempre estamos expuestos a eso, más la gente que es brillante como Sergio”, sostuvo, en enero de 2015. Una declaración de la que hoy se arrepiente.

También afirmó que Jadue intentó contactarlo en 2016, cuando estaba de candidato, pero que lo bloqueó. Raúl Delgado, presidente de Unión San Felipe, insinuó que mentía. Luego, la aparición de comunicaciones entre él y el ex presidente de la ANFP han generado un manto de dudas en torno a su verdadera relación con el extimonel de Quilín y confeso de corrupción.

La sombra de Jadue estuvo cerca de quitarle el apoyo de varios clubes, entre ellos, Universidad Católica, que hasta última hora intentaron convencer a Andrés Fazio de ser el candidato.

Su jefe de campaña fue Rafael González, mandamás de Santiago Wanderers, quien aseguró que tenían los 25 votos para ganar la elección. La cifra exacta que le dio finalmente el triunfo.

Entre sus principales propuestas destacan reducir el número de gerencias de la ANFP, mejorar el sistema de torneos y potenciar el desarrollo de las selecciones nacionales. Tuvo que sacar de su programa la idea de Colo Colo de que los dueños de clubes fuesen residentes en Chile y no representantes, lo que le costó un encontrón con Harold Mayne-Nicholls en las reuniones virtuales del grupo.

A Milad lo acompañarán en la mesa Jorge Aguilar (ex director de ByN), Jorge Yunge (ex presidente de Rangers), Arturo Guzmán (ex director de Iquique), Raúl Jofré (ex director de Antofagasta), Alberto Núñez (ex tesorero de Cobreloa) y Gabriel Rebolledo (ex director de Puerto Montt).

Comenta