El Tribunal de Disciplina decreta la expulsión de Lautaro de Buin del fútbol profesional

El plantel de Lautaro de Buin manifestó su inquietud por no poder debutar en la B, tras las denuncias que enfrenta el Toqui en el Tribunal de Disciplina de la ANFP.

El plantel de Lautaro de Buin manifestó su inquietud por no poder debutar en la B. FOTO:DANIEL PINO/AGENCIAUNO

La Primera Sala resolvió la denuncia presentada por el directorio de la ANFP. El Toqui ahora debe apelar a la segunda sala, pero su desafiliación parece sentenciada.


“Se sanciona al club Lautaro de Buin S. A. D. P. con la expulsión de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional”. Así, con esta expresión, después de una amplia exposición de la investigación y de los antecedentes que recibió, la Primera Sala del Tribunal de Disciplina de la ANFP sentenció la suerte del Toqui. El club de la zona sur de la Región Metropolitana recibió la peor sanción posible para una entidad en el fútbol chileno.

El 2 de abril, el directorio de la ANFP había denunciado a la entidad por las diversas irregularidades que había cometido y por la eventual presentación de documentación falsificada o adulterada.

“Efectivamente, la Primera Sala recibió el día jueves una denuncia interpuesta por el directorio en contra del club Lautaro con un fundamento preciso: que, eventualmente, el club denunciado presentó a la ANFP documentación adulterada o falsificada”, admitió, en esa oportunidad a El Deportivo, Exequiel Segall, presidente de la corte de primera instancia del fútbol chileno.

Precisamente en este sentido, la sentencia considera la serie de irregularidades e inconsistencias entre la información que el club presentó a la ANFP y la que exhibieron denunciantes como Hans Martínez y José Barrera. De hecho, como parte de las pruebas estaban los “audios enviados al grupo denominado ‘Finiquito del delincuente’ de la aplicación WhatsApp, cuya autoría corresponde al señor Carlos Encinas Vásquez, de una duración de 1 minutos y 38 segundos”, se explica en el documento de sentencia. “No es dable permitir la presentación de documentación falsa, consistente en contratos de trabajo de jugadores profesionales de fútbol entendiéndose tal falsedad por el registro y oficialización de contratos con una remuneración irreal, consciente y severamente disminuida en relación a la efectivamente percibida, constituyendo este ardid una grave infracción reglamentaria, más allá de tratarse, además, de una violación al principio del fair play deportivo, principio par conditio, principio pro competicione y al de igualdad de los participantes en un Torneo organizado por la ANFP”, consigna una de las consideraciones del Tribunal.

La sanción establecida por el legislador -Consejo de Presidentes de Clubes-para esta infracción es única y no admite gradación de ningún tipo”, sentencia.

Martínez y Barrera declararon

En el proceso prestaron declaración Hans Martínez y José Barrera, dos de los jugadores que habían alzado la voz para reclamar incumplimientos. El club de Buin había comunicado un acuerdo con Martínez.

El fallo es apelable. Lautaro de Buin tiene cinco días para presentar sus descargos frente a la Segunda Sala del Tribunal de Disciplina, la corte de apelaciones del fútbol nacional. Lo que debe que en claro es que la decisión de la desafiliación, si es que se confirma en la Segunda Sala (asumiendo que Lautaro realizará el trámite), es irreversible. El Consejo de Presidentes no tiene autoridad para revocarla.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.