El verdadero costo de Blandi en Colo Colo: US$ 730 mil por cada gol y casi dos millones de pesos por minuto jugado

Nicolás Blandi, calentando en el Superclásico del 25 de abril. Finalmente no ingresó. Foto: AGENCIAUNO.

El delantero se va del Cacique con un pésimo registro y una enorme seguidilla de lesiones. Aquí, parte de su historia en el Monumental.


Nicolás Blandi comienza a despedirse de Colo Colo. Después de mucho andar y escasos resultados, el tormentoso paso del delantero argentino llega a su fin tras arreglar su salida. Arribó a Chile como el fichaje estrella de la temporada pasada, luego de que el club pagara US$ 1,2 millones y acordara un sueldo cercano a los $ 77 millones hasta diciembre de 2022, en el que se incluía una deuda que mantenía San Lorenzo con el jugador y que asumieron los albos como parte del negocio. Sin embargo, se va como una de las peores decepciones futbolísticas que se recuerde en los últimos años.

En un año y medio, 21 partidos jugados, 868 minutos en cancha y solo dos goles es el saldo de la pobre producción que dejó el otrora campeón de la Libertadores. Es decir, un tanto cada 434 minutos. O si la estadística se resume aun más, tomando su sueldo, cada festejo costó US$ 731 mil y cada minuto en el terreno de juego, US$ 1.382, que en dinero chileno se traduce a $ 1.685.483.

Fue presentado bajo una ovación en el entretiempo de un amistoso entre el Cacique y Godoy Cruz y, sin una pretemporada adecuada, Mario Salas lo hizo debutar frente a Universidad Católica en las semifinales de la Copa Chile. Jugó 10 minutos y luego sumó 30 más en la final en la que vencieron a Universidad de Chile, sumando así su único título con el cuadro de Macul. Al poco tiempo, sumó su primer desgarro.

Se perdió los primeros dos compromisos del Torneo Nacional. Regresó para el tercero, frente a Audax Italiano, anotando su primer gol para el Cacique. En ese partido jugó los segundos 45 minutos. Mientras que, frente a Universidad Católica, sumó 74′, en un duelo que quedó en la retina por la bengala que le cayó en una pierna, causándole algunas heridas leves y que obligó a terminar el partido anticipadamente.

El 29 de febrero, en la sexta fecha y ya con Gualberto Jara en la banca, fue una de las figuras en el empate 2-2 ante Universidad de Concepción en el Monumental. Disputó los 90 minutos y convirtió uno de los tantos. Nada hacía presagiar que sería la última vez que anotaría vistiendo la camiseta de Colo Colo.

De ahí en adelante aparecería la pandemia y la errada decisión institucional de acogerse a la Ley de Protección al Empleo, enviando a todo el plantel al Seguro de Cesantía, donde Blandi lo pasó mal y estuvo varios meses sin recibir dinero, más allá de que después llegó a un acuerdo con la dirigencia para la reposición de este.

Con el regreso del fútbol tras la pandemia, el formado en Boca sumó algunos ingresos en los minutos finales de los partidos. Se perdería un gol increíble en el clásico frente a Universidad de Chile y, tras dos partidos como titular en cuatro días, se desgarró. La falta de preparación física debido a la suspensión por tres meses de la relación entre el club y los jugadores por la Ley de Protección al Empleo le pasó la cuenta a todo al grupo, siendo el transandino uno de los más afectados.

Ya con Gustavo Quinteros en la banca, su situación no mejoró. Sumó 23 minutos ante Unión Española en la fecha 15 y de ahí nuevamente sufrió problemas musculares, que lo marginaron por un mes. Después acumuló 15′, 64′, 45′ y 16′ ante Curicó, Huachipato, La Serena y Unión Española, respectivamente. Luego tuvo 14 minutos frente a Everton, el 10 de enero, en el primer aniversario de su llegada al club.

La sentencia

En el tramo final del torneo, donde Colo Colo luchó desesperadamente por zafarse del descenso, el argentino no fue considerado. En ese momento se habló de una situación más mental que física, lo que lo hacía estar mucho más propenso a las lesiones. No fue convocado en las últimas siete fechas ni tampoco en el partido por la permanencia frente a Universidad de Concepción.

Con esos antecedentes, en el club se vieron en la necesidad de comenzar a considerar la partida de Blandi. Sin embargo, su alto costo se transformó en una complicación para todos los interesados, y el delantero quiso quedarse para luchar por un lugar, pero nunca estuvo en condiciones para jugar un partido completo. De hecho, en las 11 fechas que lleva el Torneo Nacional 2021, apenas disputó 13 minutos ante Palestino, el 9 de mayo.

“No está a disposición, se mantiene lesionado. Lamentablemente, es un jugador que en el club no pudo nunca tener un nivel deportivo como para jugar y demostrar sus condiciones, al menos desde que estoy yo”, declaró el entrenador albo, sentenciando el futuro del argentino en el Monumental.

Así ante adverso escenario, la dirigencia se abrió a buscar una fórmula que le permita liberar al jugador y disminuir la enorme carga financiera que significó su contrato. Y si bien, el club deberá seguir pagando un parte de su elevado costo, en la concesionaria estiman que se ahorrarán cerca de US$ 1 millón.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.