Gabriel Suazo: “Me entusiasma ir a una liga competitiva, pelear distintas cosas”

El Cacique levantó la Copa y celebró su estrella 33.

Gabriel Suazo, capitán de Colo Colo, levanta la copa de campeón. FOTO: AGENCIAUNO

El capitán de Colo Colo repasa el trigésimo tercer título albo y el honor de levantar la copa. También analiza el alcance de su rol como portador de la jineta y las influencias que fue tomando para esa función. Eso sí, no olvida los momentos difíciles que vivió junto a su familia cuando era cuestionado por los hinchas del Cacique. Busca partir a Europa.



Gabriel Suazo (25) puede decir con propiedad que las vueltas de la vida existen. Cumplió su mejor temporada como profesional, fue a la Selección y resultó clave en el título de Colo Colo. Un añadido: como capitán del equipo albo, le correspondió levantar el Huemul de Plata que volvía a Macul después de cinco años. En los actos oficiales, no lo suelta hasta depositarlo en un lugar adecuado para que reluzca. “Estamos muy contentos, felices, disfrutando de todo lo que hemos vivido, porque pasamos por muchas situaciones. Merecemos, nosotros, nuestra hinchada y nuestras familias disfrutar y aprovechar estos momentos”, dice en el inicio del diálogo con La Tercera.

Su madre recordó lo que vivió cuando las cosas no salían bien.

A veces, la gente no dimensiona lo que puede provocar con sus palabras. Uno se arma de un caparazón y sabe que está en la boca de todos y que esto es así. Por eso seguí luchando, con trabajo silencioso, tratando de hacer lo mejor posible, pero la que más sufre es la familia. Tus padres, tu mujer, tus hermanos. Eso me pasó. Me costó mucho y por eso mi madre tenía todo eso guardado y lo quiso expresar.

¿Nunca dudó?

No. Para nada. Incluso cada vez que salía a hablar en conferencia dije que estaba orgulloso de estar en Colo Colo, vistiendo esta camiseta y tratando de levantar el equipo. Pese a los malos resultados, al mal momento futbolístico. Y que me pueden criticar, seguir haciéndolo, mañana o cuando sea, pero siempre voy a dejar todo por esta institución, por la Selección o el equipo que me toque.

¿Qué le produce que lo pongan como ejemplo de capitán?

Es un orgullo, algo que me hace muy feliz. No solo por lo que hemos conseguido, por los objetivos, sino porque se ve realmente el tipo de persona que soy, que he sido siempre, que trato de demostrarlo dentro y fuera de la cancha. Que llevo mis valores, los que me enseñaron mis padres, pese a cualquier cosa, y los trato de demostrar. Y trato de hacer las cosas lo mejor posible como capitán, pero siempre he dicho que no soy el único. Si bien soy quien porta la jineta, acá hay muchos jugadores detrás mío, que me ayudan y son tan o más importantes que yo en esa labor.

Da la sensación de que se lo toma de una forma distinta.

Me lo tomo como lo que tiene que ser. Soy el capitán del equipo más grande del país, del equipo en que la mayoría de sus hinchas es gente humilde, de pueblo, que se tiene que esforzar día a día para poder llevar la comida a la casa, como mi familia. Yo represento a mi familia siendo capitán de Colo Colo. Eso es lo que trato de demostrar cada vez que me toca hablar. Cada vez que me toca ir a lo que sea o de jugar, esos valores. Los que me dieron mis padres.

¿De qué capitanes que tuvo fue tomando elementos?

De todos. De Gonzalo Fierro, que es uno de mis ídolos; de Esteban Paredes, que es un ídolo para nuestra institución, con el que sigo teniendo contacto; de Jorge Valdivia, que siempre me dijo que tenía que ser el capitán de Colo Colo. O de Jaime Valdés, que a pesar de los malos momentos que tuvimos o de que no estuviera jugando con el Tito (Tapia) me decía ‘Gaby, tú en mi equipo siempre jugarías, serías titular, capitán, todo’. De cada uno de esos ídolos que uno tiene, que además te dan consejos, te ayudan a crecer, fui tomando cosas para seguir creciendo como persona, para, si me tocaba ser capitán, hacerlo de buena forma. También del Mati Fernández, de Humberto Suazo.

Jugadores de Colo Colo celebran al terminar el partido, Gabriel Suazo, durante el partido válido por la décima octava fecha del Campeonato Nacional 2022, entre Colo Colo y Huachipato, disputado en el Estadio Monumental.
Gabriel Suazo. FOTO: SEBASTIAN ORIA/AGENCIAUNO

¿Preveía que podía transformarse en una figura tan importante en el club?

De verdad, no sé si lo preveía, pero sí me preparaba por si llegaba un momento así de especial. Sicológica y futbolísticamente para estar a la altura si me tocaba ser el capitán, estar en lo más alto del plantel. Por eso es tan importante para mí poder conversar con cada uno de mis compañeros, tener la palabra de cada uno. Por eso se forma un lindo grupo. Porque nos sentimos todos parte importante del plantel.

¿Cómo se imagina lo que viene? ¿Estando en Colo Colo? ¿Aspirando a la Copa Libertadores?

Tengo mis sueños, mis metas por cumplir. Las he tenido siempre. Este siempre va a ser mi hogar. Tengo aspiraciones futbolísticas de ir a un fútbol aún más competitivo, para poder seguir creciendo como jugador, como persona. Ir aportando a la Selección si me toca estar. Ese es uno de mis objetivos. Si toca feliz. Y si me toca quedarme en el club, también. Esta es mi casa. Estoy acá desde los ocho años, desde 2006.

¿Le entusiasma pelear con este equipo, ya más consolidado, en la Libertadores?

Obviamente. Hacer un mejor papel que este año y, por qué no, ilusionarse con un torneo internacional. Pero también entusiasma ir a una liga competitiva, pelear distintas cosas. Son cosas distintas, que me entusiasman de igual forma. Se va a ver en el transcurso de estos días qué me depara el futuro.

¿Qué le faltó a Colo Colo a nivel internacional?

Hicimos grandes partidos. Nos faltó un poquito más de madurez en los momentos cruciales de cada partido. Con River allá, fue muy bueno. Ellos se encontraron con un gol de rebote. Habíamos tenido dos o tres mano a mano en el primer tiempo, que no supimos aprovechar. Si hubiésemos tenido un poquito más de jerarquía, el resultado habría sido distinto. Después, con Inter, allá, lo mismo. Aprovechamos el penal y luego no pudimos defender la ventaja. Con un poquito de madurez, habría sido diferente. Esos equipos no te perdonan.

¿A qué tiene que apostar Colo Colo al reforzarse?

Primero, a renovar a la gran cantidad de jugadores que está quedando sin contrato, que es la mayoría de los titulares que compiten, que nos han entregado este trofeo. Sería un refuerzo. Si se va alguno de ellos habría que pensar en traer siete u ocho jugadores, que es mucho más complicado. Y luego pensar en los refuerzos.

¿A quién le gustaría ver en Colo Colo?

A quién no le gustaría ver a jugadores seleccionados, como Erick Pulgar, Arturo Vidal, que están en el mejor equipo de América. Quizás Erick no está teniendo una gran continuidad y le puede apetecer un poco más venir. Uno sueña con jugadores de esa envergadura, que puedan venir a aportar. Arturo es un poco más complicado. Está teniendo un gran nivel en Flamengo, siendo partícipe en todos los partidos, pero a ese tipo de jugadores sería grato verlos con la camiseta de Colo Colo.

Van a tener que ser chilenos. Si se queda Costa, no hay cupos de extranjeros.

Claro. Ese es tema de la dirigencia y tiene que evaluarlo. Gabriel es uno de los goleadores del equipo, nos ha aportado muchísimo. Es un tremendo jugador, que nos puede aportar en distintas funciones de ataque. Renovarle sería como traer un refuerzo. Es complicado traer jugadores. El equipo ya está aceitado, sabe la idea del técnico. No se tiene que adaptar.

¿Qué les ha dicho Quinteros respecto de su continuidad?

Nada. Ese tipo de cosas no tiene por qué tocarlas con nosotros. Es un tema suyo y de su cuerpo técnico. Tomará la decisión más conveniente para su futuro.

Al revés, ¿qué tan importante para ustedes es que se quede?

Obviamente que lo es. Sabes lo importante que es para nosotros, lo que hemos crecido con él. Pero si tiene el pensamiento de seguir creciendo como técnico en otro lugar, en una liga más competitiva, está en todo su derecho. No tiene por qué no hacerlo. Como lo dije también con Pablo (Guede) en su momento, cada uno tiene sus objetivos personales y quiere seguir cumpliéndolos. No tenemos por qué cortarle las piernas, por decirlo así, y ser egoístas. Ni con un compañero ni con el cuerpo técnico. Si lo estiman conveniente, que así sea. Nosotros tenemos un gran grupo y lo podemos hacer de buena forma.

Como conclusión, ¿cómo resumiría 2022?

Fue un año en que, aparte de ser campeones, que es el objetivo más importante, hice muchas amistades. Me quedo siempre con eso, más allá de lo futbolístico. Me quedo con la persona, con lo que formamos como grupo, en el camarín. Yo me quedo con eso.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.