Inglaterra da muestras de su favoritismo en Qatar 2022 goleando a Irán

El conjunto dirigido por Gareth Southgate arrolló a los asiáticos por 6-2 para quedar bien posicionado en la lucha por alcanzar los octavos de final de la Copa del Mundo.


Inglaterra comenzó con todo en la Copa del Mundo de Qatar 2022. El cuadro europeo dio muestras de su favoritismo y terminó goleando por 6-2 a Irán por el Grupo B de la competencia.

Desde el arranque del primer tiempo se pudo apreciar un claro dominio del conjunto inglés, cuadro que generó las principales jugadas de ataque, aprovechando la velocidad de sus laterales. Claro que el inicio estuvo interrumpido por varios minutos debido a la lesión del portero iraní.

En los 9′ Alireza Beiranvand fue a cortar un centro y terminó chocando cabeza con cabeza con un compañero de equipo. Debido a que ambos iban mirando el balón, no pudieron reducir la fuerza del impacto. Después de ser atendido, el guardameta decidió en un comienzo seguir en la cancha a pesar de que ya estaba preparado el cambio. Y este se tuvo que realizar un minuto más tarde, pues Beiranvand se tiró al piso para permitir la sustitución.

A pesar de la interrupción, Inglaterra no decayó en su propuesta sobre la cancha y continuó atacando con todo. El cerrado planteamiento iraní, con una última línea de cuatro jugadores que en momentos extremos pasaba a cinco, terminó por obligar a los dirigidos por Gareth Southgate a buscar a sus referentes a través de centros.

Uno de los primeros avisos llegó en los 30′ Bukayo Saka envió el balón al área y Mason Mount desvió su remate por poco. Luego, en los 32′, el horizontal privó las celebraciones tras un cabezazo de Harry Maguire.

Al final las redes se movieron en los 35′. Luke Shaw ejecutó un nuevo saque de esquina y en el área apareció Jude Bellingham, uno de los jugadores a seguir en esta edición del Mundial, quien fue el encargado de abrir el marcador.

El mismo sistema permitió el segundo a favor de los ingleses en los 43′. Esta vez tras el córner Maguire pivoteó el balón y en el centro del área Saka venció la resistencia iraní.

El encuentro se transformó en goleada a los 45+1′. Tras un buen desborde de Harry Kane, Raheem Sterling solo tuvo que empujar el balón para que Inglaterra se fuera al descanso con una clara ventaja de 3-0.

Inglaterra protestó poniendo una rodilla en el piso antes de enfrentar a Irán. Foto: AP.

En la segunda mitad Inglaterra continuó dominando Por lo mismo no fue extraño que en los 62′ se volviera a mover el marcador. En dicho momento Saka atacó por el sector derecho tras una rápida salida. El volante del Arsenal emuló a Lionel Messi, llevando el balón hacia el centro y sacando un zurdazo que pasó entre dos defensores antes de que el arquero la viera entrar.

A pesar de esto, Irán se las arregló para crear y concretar peligro. Tres minutos más tarde Mehdi Taremi capturó un pase en profundidad y definió fuerte y alto para vencer la resistencia de Jordan Pickford.

Pero el golpe anímico que consiguieron con el descuento se desvaneció en los 71′ con la anotación de Marcus Rashford tras una nueva asistencia de Kane. Si bien parecía que todo se había acabado en los 90′ con el tanto de Jack Grealish tras un rápido contragolpe, un penal a favor de Irán en los 90+10′ les dio la posibilidad a los asiáticos marcar el segundo descuento con el remate de Mehdi Taremi.

Con este resultado Inglaterra lidera el Grupo B de la Copa con tres puntos y una diferencia de gol de +4 a la espera de lo que hagan Estados Unidos y Gales desde las 16.00 horas (Sigue aquí el minuto a minuto del partido).

Ahora, por la segunda fecha de la fase de grupos, Inglaterra deberá enfrentarse a Estados Unidos el próximo 25 de noviembre (16.00). Por su parte, Irán saldrá en busca de sus primeros puntos contra Gales el mismo día desde las 07.00.


Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Imperdibles




Espectaculares imágenes aéreas muestran el avance del material piroclástico a lo largo de la isla, luego de que el macizo hiciera erupción después de casi 40 años.