Johnny Herrera arremete con todo: el ex capitán de la U dispara contra Azul Azul, Sartor y advierte a Felicevich

Deporte Temuco vs Universidad de Chile

Johnny Herrera, en la época en que defendía a la U. (Foto: Agenciauno)

El exguardameta, uno de los principales ídolos históricos del equipo azul, pierde la paciencia por el crítico momento que atraviesan los laicos. En una intervención en el programa de televisión en el que participa como panelista, descarga toda su rabia por el momento que atraviesa el club.



A Johnny Herrera le cuesta separar sus roles. Retirado del fútbol, el exarquero se transformó en comentarista deportivo, pero nunca se ha logrado desligar de la pasión que siente por Universidad de Chile. Sería raro que lo hiciera, considerando el sitial de ídolo que tiene para el club laico, en el que consiguió los principales logros de su carrera y en el que se ganó el aprecio de miles de hinchas. Al exportero, el actual momento de los estudiantiles le duele. Y, con la espalda que le ofrecen su prestigio como exjugador del club y el espacio que le da la tribuna televisiva, no vacila en apuntar contra quienes considera responsables de la debacle.

A Herrera le irrita que Azul Azul se atribuya influencia en el surgimiento de talentos como Darío Osorio y Lucas Assadi. “Con las últimas explicaciones que escuché, la verdad, me dieron deseos de darme con un palo en la cabeza. Lo de Lucas Assadi y de Darío Osorio es producto del buen trabajo de cadetes de la U (ríe). ¿De qué trabajo de cadetes me hablan? A veces creen que el hincha de la U es gil, es huevón. De verdad, quieren salir con pequeños dulcecitos”, expone en el programa Todos Somos Técnicos, de TNT Sports.

Johnny Herrera, en el panel de Todos Somos Técnicos, de TNT Sports.

Más críticas y dardo a Felicevich

“Esos dos cabros son talentos innatos del fútbol, que aparecen cada 10 o 20 años. Tienen un talento innato, por eso juegan solos. Tratan de hacer algo solos. Lo colectivo lo enseñan en cadetes” insiste respecto de los pocos que se salvan del desastre estudiantil. Para el resto, hay críticas. “Los cabros de atrás ni hablar como defienden. Qué digan ese tipo de estupideces, para que la gente los congracie es absurdo”, sostiene.

El golero también afronta la otra materia que ha generado convulsión en el club y entre los hinchas: la sombra de Fernando Felicevich. Su postura mezcla, eso sí, dos vertientes. “Yo no tengo problemas, o cualquier hincha de la U no tiene problemas, por ejemplo, hasta de que llegue (Fernando) Felicevich a la U. Te lo juro por mi vida, porque el tipo va a traer a (Alexis) Sánchez o va traer a (Mauricio) Isla”, dice avalando la parte positiva de un eventual vínculo.

Eso sí, de la mano de esa potencial aprobación incluye una advertencia. ”Si va a venir a lucrar, a traer cabros, de no sé, sin desmerecer a nadie, del del equipo de mi pueblo, Malleco, para potenciarlos, para valorizarlos más y venderlos al doble, ahí está cagando al club”, establece.

Ciertamente, no es primera vez que el Samurái Azul las emprende en contra de la firma que gestiona al club laico. Antes, por ejemplo, ha criticado ácidamente la conformación del actual plantel. “Quisiera felicitar a Azul Azul por el desastroso plantel que armó”, dijo sarcásticamente en marzo, después de la caída de los laicos en el Superclásico disputado en el Monumental, quizás como presagio de los amargos momentos que llegarían en los meses venideros. “Querían borrar todo, borrón y cuenta nueva respecto del plantel del año pasado, pero había muchos jugadores del año pasado, por los menos cinco, que hubiesen calzado muy bien en este plantel”, sostuvo. En esa oportunidad, apuntó contra Luis Roggiero, el entonces director deportivo del club. “Para mí, no tiene idea de donde está parado”, sentenció.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.