José Rojas: "Que sigan con memes no me agrada, pero tampoco me causa nada"

José Rojas

Un campeón de la Copa América y de la Copa Sudamericana está de paso por Santiago, realizando la pretemporada con Huachipato, el sexto equipo de su carrera.




A sus 35 años, José Rojas sigue dando guerra. Tras una mala campaña con San Luis de Quillota, con quien descendió a Primera B, el ex seleccionado nacional da vuelta la página en Huachipato, el sexto equipo de su carrera, sin pensar aún en el retiro.

¿Cómo le ha ido en sus primeros días en Huachipato?

Con un poquito de dolores, normal en una pretemporada. Me estoy poniendo a punto. Espero aportar lo máximo.

¿Dolores físicos? ¿Está lesionado?

No. Básicamente son los dolores propios de una pretemporada, de los ejercicios.

¿Pasa la cuenta la edad?

Hay que ver como uno lo toma. En mi caso siento que me tengo que esforzar mucho más para estar a la altura de los jóvenes, lo tengo mentalizado. La única forma de estar dentro de una cancha es entregándome al máximo y tratar de hacer cosas extras para poder estar a un buen nivel.

¿Los preparadores físicos lo tratan igual que a los demás?

Sí.

¿Seguro? Los veteranos suelen disfrutar de un trato especial.

Eso depende de cada club, del jugador o el PF. A lo mejor algunos sufren de las rodillas u otra cosa. Depende la circunstancia. Siempre he tenido en mente que lo más importante es llegar bien a la hora de los partidos. Ahí es donde uno tiene que demostrar.

¿Lo respetan los jóvenes?

Llevo pocos días acá. El que se tiene que insertar rápido soy yo. Ellos ya están acá y tienen su círculo de confianza. El que tiene que trabajar para ganarse el respeto soy yo.

¿Estás para jugar un torneo internacional?

Eso se tendrá que ver. Ahora estoy mentalizado en hacer un buen año, tratar de que no vengan las lesiones y estar dentro de una cancha o donde lo estime el técnico.

¿Pero le ilusiona jugar otra Sudamericana?

Cualquier copa internacional es importante. Tiene una connotación especial y es un gran sueño para esta institución.

Vuelve al azul, su color. ¿O no?

El color hoy es Huachipato, y me tengo que entregar por completo a esta institución.

¿Pero mantiene el cariño a la U?

Sí, siempre va a haber cariño. Y cuando me ha tocado enfrentarlo, obviamente le quiero ganar.

¿Se proyecta más años en el fútbol?

Tiene que ver con lo que vaya pasando. Lo tendré que evaluar durante el año.

¿Y título de DT tiene?

No. Lo más probable es que lo haga este año.

¿Y ha pensado dónde le gustaría iniciar como DT?

Todo a su medida. Uno sueña muchas cosas, pero a veces hay que empezar de abajo. También te puede tocar la oportunidad de dirigir un equipo de primera y te va bien. Son muchas hipótesis que uno puede evaluar.

¿Y le calzará el tiempo para hacer el curso?

Tenemos la regalía de poder estudiar los lunes, no como el resto, que lo tiene que estudiar como una carrera normal. Eso hay que aprovecharlo.

Son muchos los futbolistas que ahora son técnicos.

Es lo que nos apasiona. Por más que uno diga que quiere ser otra cosa, tarde o temprano el fútbol te tira igual. Es una realidad.

¿Y por qué se fue del recién descendido San Luis?

Fue por término de contrato y no me ofrecieron renovación. Lo tomo como un aprendizaje de la vida y el fútbol. Tuve la oportunidad de conocer otras realidades y eso me servirá el día de mañana para lo que pueda enfrentar.

Pero lo habrán criticado feo por abandonar un equipo con el que desciende.

Yo no vivo de lo que se comenta en redes sociales. Siempre va a haber gente que dirá muchas cosas. Uno con los años lo va tomando de otra manera. Soy un agradecido de los hinchas y de la gente que me abrió las puertas en San Luis.

En las redes se ven muchos memes asociados a su velocidad en la cancha. ¿Cómo se lo toma?

Mi velocidad ya no es la mismo que cuando tenía 20 años, es una cuestión natural. Soy consciente. Pero como ciudadanos nos fijamos más en las cosas negativas que en las positivas. Detrás de un teléfono o un computador, aguanta mucho. El teclado da para todo. Estuve 15 años en la U ganando cosas, también en la Selección. Por ahí a veces perdemos el respeto por la gente que tenemos al lado. Que me sigan haciendo memes no es algo que me agrade, pero tampoco me causa nada.

A sus nuevos compañeros Torres y Parraguez los va a ver poco. ¿Se comenta en el plantel?

Se comenta. Están metidos en lo que es Huachipato, trabajan bien, pero uno sabe que cuando empieza a sonar tu nombre en otro equipo, te ilusiona. Que sea lo mejor para ellos.

¿Le tiene fe a la Roja en la Copa América?

Sí. Está la capacidad para pelear nuevamente una Copa América, están los jugadores. Ahora me toca estar en la otra vereda, de ayudar y entregar todas las vibras positivas para que a la Selección le vaya muy bien.

¿Prefiere a Gary de central o de volante?

Gary tiene que estar dentro de los 11, donde sea.

Comenta