Justicia confirma condena de Robinho a nueve años de cárcel por violación

Robinho

La Corte de Casación de Italia, la última instancia judicial en ese país, ratificó el castigo para el futbolista brasileño, por violencia sexual en grupo cometida en Milán, en 2013. La pena deberá ser cumplida en territorio italiano o en Brasil.


La Corte de Casación, la última instancia judicial de Italia, confirmó este miércoles la condena a nueve años de cárcel al futbolista brasileño Robson de Souza, más conocido como Robinho, por violación en grupo cometida en Milán en 2013, por lo que la pena deberá ser cumplida en Italia o en Brasil.

Los jueces de la tercera sección penal, reunidos en Roma, “estimaron que el recurso presentado por el jugador era inadmisible y que por lo tanto la condena es definitiva”, indicó a la prensa el abogado de la víctima, Jacopo Gnocchi. ”En total, 15 magistrados italianos han considerado que las acusaciones han sido ampliamente comprobadas. Nuestro deseo es que Brasil ejecute la condena”, subrayó.

Robinho, que jugaba entonces en el AC Milan, no ha asistido a ninguna de las audiencias, fue condenado en ausencia y se defendió a través de un abogado. Para el abogado de la víctima, quien asistió junto con su cliente a la audiencia en Roma, es necesario que se procesen también las personas, cuatro brasileños amigos del jugador, que participaron en la violación en grupo.

“El deseo de mi cliente es que se haga justicia”, aseguró. “Está conmovida y pidió no dar declaraciones”, explicó.

El atacante brasileño, de 37 años, junto con su amigo Ricardo Falco, fue condenado en 2017 en primera instancia por el tribunal de Milán a nueve años de prisión por violencia sexual grupal contra una joven albanesa que estaba celebrando su cumpleaños 23, en un conocido local de Milán.

Según la denuncia, Robinho, junto con otros cinco compatriotas, hicieron que la joven bebiera "hasta el punto de dejarla inconsciente e incapaz de resistirse" y luego cometieron "relaciones sexuales varias veces seguidas" con ella.

En diciembre del 2020, la Corte de Apelaciones de Milán confirmó la condena para el jugador y consideró que el futbolista actuó con “especial desprecio hacia la víctima, la cual fue brutalmente humillada”, reza la sentencia del caso. En todos estos años, Robinho ha defendido su inocencia y ha presentado recursos contra el fallo, hasta llegar este miércoles a la tercera y última instancia.

Tras la confirmación de la condena por el máximo órgano judicial, Italia deberá seguir una serie de pasos, entre ellos podría pedir la extradición y ordenar un mandato de captura internacional.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.