La epopeya de Buonanotte, el crack que llevó a la UC a una remontada nunca vista

Foto: Conmebol.

Amado por los hinchas y suplente de lujo, el Enano fue el héroe de la clasificación cruzada a octavos de final de la Copa Sudamericana. Nicolás Castillo acusa que los de la franja llevan un año desperdiciándolo. Su representante dice que termina contrato el 31 de diciembre y que nadie del club se ha acercado para extender el vínculo. Nunca un equipo chileno había logrado dar vuelta a un resultado de llave con un jugador menos.


“Buen día, para todos. Lindo despertar después de una noche sufrida, pero con el final que todos merecíamos. Sigamos creyendo en esta Copa. Ahora pensar en Palestino”, escribió esta mañana Diego Buonanotte en su cuenta de Instagram, poco antes de emprender rumbo a San Carlos de Apoquindo, para el entrenamiento matinal de Universidad Católica.

Fue un lindo despertar para el Enano y para todos los hinchas cruzados, felices por la heroica clasificación a octavos de final de la Copa Sudamericana. Cuando anoche todo parecía perdido ante Sol de América, tras el penal y la expulsión de Valber Huerta y la inmediata desventaja de 0-1, el pequeño volante argentino entró a la cancha de San Carlos de Apoquindo y le cambió la cara al equipo, como tantas otras veces.

Primero, con un espectacular golazo de tiro libre cerca de la medialuna, originado por una falta que a él mismo le cometieron. Se tuvo fe y pidió la pelota. Eso bastó para que la esperanza otra vez volviera a los corazones del cuadro estudiantil. Con un delicado y preciso zurdazo dejó parado al buen portero Rubén Escobar, quien hasta ese momento había sido una muralla infranqueable durante la llave.

Con el 1-1 y con Buonanotte sobre el campo, algo en el ambiente hacía prever la hazaña. Increíblemente, el equipo de Ariel Holan exhibía mejor fútbol con 10 que con 11. Como si al verse en desventaja y contra las cuerdas hubiese sacado su mejor nivel, a lo que se sumó la rebeldía de no querer despedirse tan rápido de otro torneo internacional.

Y lo sintió la visita. El duro elenco paraguayo reflejó siempre la fiereza que caracterizó a su entrenador Sergio Órteman, otrora gran mediocampista uruguayo, campeón de la Copa Libertadores con Olimpia y Boca Juniors… hasta que la UC se vio en inferioridad y sacó las garras.

Cuando el bicampeón del fútbol chileno se negó a la resignación, liderado por un inspirado Buonanotte, Sol de América quedó estupefacto. No tuvo respuestas. “Encontramos el gol cuando estábamos 11 contra 11. Con uno menos a ellos increíblemente les fue más fácil hacer pases”, reconocería más tarde el DT de los Danzarines, en medio de la amargura de una clasificación que estaba en el bolsillo.

Si el tiro libre del Enano hizo creer que la hazaña era posible, el juego que siguió mostrando el exvolante de River Plate incrementó la ilusión. Un gran pase suyo a Edson Puch pudo ser el 2-1. Luego, pese a su baja estatura y a la diferencia de envergadura física con los guaraníes, fue capaz de impedir dos contragolpes visitantes, corriendo de costado a costado. De haber estado lleno San Carlos de Apoquindo, el transandino se habría ido fuertemente ovacionado al grito de “Buonanotte, y dale Buonanootteee, y dale Buonanoottee”.

“Grande amigo… qué golazo!”, le respondió su compañero Matías Dituro, en Instagram. “Grande enano”, publicó Willy Caballero, arquero del Chelsea, ex Boca, Villarreal, Málaga y Manchester City. En el cuadro boquerón ambos coincidieron y fueron dirigidos por Manuel Pellegrini.

“Diego es un jugador muy importante para nosotros. Sabemos la calidad de jugador que es. Hoy (anoche) lo demostró en algunas jugadas puntuales, nos dio ese aire que necesitábamos. Estamos contentos por como ingresó”, lo elogió Luciano Aued.

Holan también lo destacó. “Creo que Diego entró bárbaro. Hizo el gol de tiro libre y también expuso una muy buena pelota que le quedó a Edson, donde tuvimos el 2-1. Estoy satisfecho porque hizo un gran partido”, sostuvo.

Y fue una hazaña, porque jamás en la historia del fútbol chileno un equipo nacional dio vuelta una llave de eliminación directa estando en desventaja en el marcador y con un futbolista menos.

“Más fuera que dentro de la UC”

Buonanotte llegó a la precordillera a mediados de 2016 y se ganó el corazón de los hinchas de inmediato. Conformó la dupla más letal del fútbol chileno en los últimos años, junto a Nicolás Castillo. Ambos fueron claves en la obtención del primer bicampeonato de la institución. De hecho, el Enano fue elegido por sus pares como el mejor jugador del Apertura 2016-2017, mientras que en 2019 fue elegido como el mejor suplente.

Lamentablemente para él, ese ha sido su rol en el último tiempo. La suplencia. La banca. La alternativa. Y a veces ni eso. Una situación que no le gusta para nada a Castillo, con quien se hizo muy amigo. El delantero del América de México escribió anoche en Instagram: "Golaaazoooo Buonanotte, un año desperdiciando a este craaack!!.

Lo concreto es que su futuro en el conjunto de la franja es incierto. Su contrato termina en próximo mes y, hasta ahora, nadie del club se ha acercado para hablar de su continuidad, según Leo Arpino, representante del jugador.

“La realidad es que Diego tiene contrato hasta el 31 de diciembre. Entonces, a partir del 1 de enero de 2021, puede jugar en cualquier equipo del mundo. Hasta el momento, nadie del club me ha llamado o se ha acercado a Diego para extender el contrato hasta que termine el campeonato en Chile o más allá”, asegura el agente.

“Estoy muy feliz por Diego. Él estaba muy feliz anoche. Pese a que no ha jugado con regularidad, nunca ha dejado de entrenarse y de entregarse al máximo. Es un tremendo profesional. No tenemos ningún conflicto con Universidad Católica. Al contrario, Diego está muy agradecido del club, pero sobre su pregunta la realidad es que hasta ahora nadie del club se ha acercado para conversar sobre la continuidad del jugador. Para nadie es un misterio que está más fuera de dentro”, cierra el representante del Enano.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.