La línea de defensa de Jarry: multivitamínicos contaminados

alan jarry

La familia del tenista explica que el jugador consumió suplementos brasileños adulterados.




Nicolás Jarry se sometió a dos controles en Madrid, durante la Copa Davis. En el primero, el 13 de noviembre, dio negativo. En el segundo, el 19, dio positivo. ¿Qué pasó en esos seis días para que el tenista no superara la prueba antidopaje? La familia ha construido una hipótesis en la que basará su línea de defensa para rebajar el castigo de la WADA: el 16, Nico estrenó un nuevo frasco de pastillas con suplementos multivitamínicos que encarga desde hace años en un laboratorio de Brasil, tras analizar una muestra de su sangre. Ese frasco, sostienen, estaba necesariamente contaminado por error con las sustancias prohibidas. Un cruce de sustancias con otro encargo, es la tesis.

Fue Allan Jarry, el padre de Nico, quien trató de argumentar en una comparecencia ante algunos medios la inocencia de su hijo: "Estamos tranquilos, porque sabemos que Nico no ha tomado ninguna sustancia prohibida concientemente, para sacar ventaja deportiva. Nico es muy antidopaje. Se habrá hecho unos 40 controles a lo largo de su carrera y siempre ha salido limpio".

El progenitor explicó su teoría de por qué en esta ocasión, el tenista sí dio positivo. "A Nico se le acabaron las pastillas con los compuestos minerales y vitamínicos. Y su madre le trajo un nuevo despacho, que empezó a consumir el día 16. Estamos convencidos de que vamos a poder demostrar que esa partida estaba contaminada". Nico la va a llevar personalmente a un laboratorio en Utah para que analice el frasco.

Según su progenitor, Nico, "que es muy ordenado" guarda todas las facturas y las especificaciones de los compuestos que encarga y compra en Brasil, lo que le ayudará a demostrar su inocencia en este caso. "Tenemos la mitad de las pastillas de cada uno de los frascos y Nico tiene los comprobantes. Tenemos todos los antecedentes para probar que las pastillas venían contaminadas", expresó Allan Jarry.

Sanción de hasta cuatro años

De este modo, la familia Jarry se contactó con un estudio jurídico con recorrido en estos caso, con la intención de buscar una pena mínima: "Se habla de hasta cuatro años de sanción, lo que para un tenista de 24 años es el término de su carrera. Nosotros estamos enfrentando un caso donde se pueda bajar sustancialmente esa pena y ojalá podamos tener a Nico jugando el segundo semestre".

Luego, Jarry padre se quebró al admitir que estaban golpeados como familia.

Comenta