La prueba de fuego de Quique Setién

El entrenador se juega más que el pase a las semifinales de la Champions. Ante el Bayern Múnich también pone sobre la mesa (o sobre la cancha) sus credenciales para continuar en el puesto.




Una de las semifinales de la Liga de Campeones está definida. El Leipzig enfrentará al París Saint-Germain. El otro lado del cuadro se abre este viernes, con la única llave entre clubes campeones de Europa: el Barcelona y el Bayern Múnich. En la previa, el cuadro culé no llega como candidato. De igual manera, el cruce es una prueba de fuego para Quique Setién, un examen de grado para el estratega de 61 años, si es que quiere seguir en la ardiente banca azulgrana.

Amigo del buen fútbol, adherente a la escuela de Johan Cruyff, fue el elegido para reemplazar a Ernesto Valverde, quien se fue del Barça en enero pasado siendo puntero de la liga española. Como se hace una costumbre, ha tenido que lidiar con varios problemas en el camarín; como por ejemplo la distancia de su ayudante Eder Sarabia con el plantel. El pobre fútbol exhibido post confinamiento le permitió al Real Madrid arrebatarles el torneo doméstico y la Champions asoma como el salvavidas de una temporada estresante desde diferentes ópticas.

El propio Lionel Messi, asumiendo su rol preponderante y omnipresente en el mundo Barça, disparó munición gruesa tras perder el torneo local con el Madrid. “No queríamos terminar de esta manera, pero marca un poco como fue todo el año, un equipo muy irregular, muy débil, que le ganan por intensidad, que le ganan por ganas, que nos crean muy fácil y nos hacen gol. Si seguimos de esta manera va a ser muy difícil que ganemos la Champions”, manifestó La Pulga.

La presión del 10 argentino le llega a Setién, quien igualmente manifestó tranquilidad antes de enfrentar al campeón de la Bundesliga. “Llegamos bien. Es el partido que estamos esperando tras superar al Napoli. Sabemos el potencial del rival, no lo vamos a minimizar. Sabemos sus números y la capacidad que tiene para hacer lo que hace. Es un equipo extraordinario, pero nosotros también. Será un partido igualado, habrá alternativas y como dice Arturo (Vidal), nosotros también tenemos muchas cosas que decir”, dijo el DT.

De todas maneras, este cruce puede marcar el futuro del entrenador en Can Barça. Más allá de que tenga contrato hasta junio de 2022, una eliminación puede acelerar el cambio de timón en la tienda catalana. Más aún si se trata de una derrota calamitosa. La paciencia no es el mejor compañero de los clubes poderosos.

Quien se presume como titular es Arturo Vidal, habilitado luego de cumplir con un partido de suspensión. Enfrentará por primera vez a su exclub desde que partió de Baviera. El Rey ha sido un elemento de confianza de Setién post confinamiento. Sumó 739 minutos desde el retorno de la actividad.

Aroma a partidazo en el Estadio da Luz de Lisboa.

Comenta