La profunda reflexión de Marcelo Bielsa sobre la decadencia del fútbol que genera debate en el mundo

Foto: Marcelo Hernandez/Photosport

El técnico de la Celeste analizó la actualidad del balompié y explicó por qué es menos llamativo que antes. Además, aseguró que el fútbol sudamericano se ve perjudicado por el europeo y por el dinero.



Marcelo Bielsa adelantó el partido de cuartos de final de la Copa América. Los charrúas disputarán el pase a la ronda de los cuatro mejores del certamen continental ante Brasil, en Paradise, Nevada, desde las 21 horas de nuestro país. En ese sentido, en conferencia de prensa, el técnico argentino sorprendió con sus reflexiones.

El rosarino fue tajante. Realizó una larga consideración donde habló sobre el “proceso descendente” en el que se encuentra el fútbol y sobre todo el sudamericano, el que considera que ha sido perjudicado por el europeo. También aseguró que el espectáculo deportivo es “cada vez menos atractivo” y que los jugadores son cada vez menos llamativos y, por ende, hay menos futbolistas que merezcan ser vistos.

En primera instancia se refirió a las controversias arbitrales que perjudican el producto: “Las polémicas arbitrales nunca son saludables. Sobre todo porque los árbitros tienen una tarea que es muy difícil. La ayuda de la tecnología nos vuelve aún más tercos para valorar las conclusiones que parecerían irreversibles. Eso para mí le hace mucho daño al fútbol”, comenzó señalando en conferencia de prensa.

La decadencia

Sin embargo, su análisis más profundo fue en torno al declive del fútbol: “En la medida que el juego se vuelva absolutamente predecible, y hacia eso vamos, cada vez más irá perdiendo el atractivo. El fútbol está en un proceso descendente”, aseguró.

Cada vez lo ve más gente, pero cada vez es menos atractivo, porque no se privilegia lo que convirtió este juego en el mejor del mundo. Ese proceso al final se corta. Si usted quiere que el juego lo vea mucha gente, pero no protege que lo que se mira sea agradable, eso favorece al negocio, pero la curva es corta”, continuó.

“Y cuando pase el tiempo y cada vez los futbolistas que merecen ser mirados sean menos, y cada vez el juego sea menos agradable, ese aumento artificial de espectadores va a sufrir un corte. El fútbol no es cinco minutos de acción, el fútbol es muchísimo más que eso. Es expresión cultural, es una forma de identificación. Pregunte a los uruguayos”, complementó.

Su observación también ligó a la decadencia del fútbol sudamericano, que asegura haber sido absorbido por Europa y el dinero. “Todo esto (las polémicas) no deberían ser motivo de atención, lo que deberíamos hacer todos es ignorar el escenario que proponen donde la polémica, donde la determinación de la responsabilidad se vuelve una obsesión. Eso empeora el clima en el que se tiene que jugar el fútbol”, añadió.

“Imagínense qué ha pasado con el fútbol. El fútbol es propiedad popular, porque los pobres tienen muy poco capacidad de acceso a la felicidad porque no disponen del dinero para comprarla. El fútbol es de origen popular. El fútbol, que es una de las pocas cosas que se mueven horizontalmente (por la sociedad), los pobres ya no lo tienen”, sentenció.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.