La sanción a la que se exponen Cobreloa y David Escalante por celebrar un gol exhibiendo la bandera de Israel: “Asumo lo que venga”

David Escalante exhibe la jineta de capitán, con un mensaje de apoyo a Israel.

David Escalante exhibe la jineta de capitán, con un mensaje de apoyo a Israel.

El delantero de Cobreloa mostró su jineta con el sello judío después de anotarle a Santiago Morning, lo que fue informado por el árbitro Víctor Abarzúa. Ahora dice que está dispuesto a asumir las consecuencias.



Apenas anotó el 1-1 transitorio entre Cobreloa y Santiago Morning, David Escalante se apresuró en festejar el tanto con un gesto que generó inmediata polémica. El delantero argentino exhibió un brazalete con los colores y el diseño de la bandera de Israel y el mensaje “Dios es fiel”. Las redes sociales se llenaron de mensajes en apoyo y en repudio a la manifestación, que se produce justo en el contexto de los bombardeos en la Franja de Gaza, que ha provocado la muerte de más de 200 palestinos. El ariete incluso se expone a una sanción por enviar un mensaje que podría ser calificado como político, lo que está expresamente prohibido por la FIFA. Aún así, está convencido de sus razones y dispuesto a afrontar las consecuencias.

La situación ha generado debate. Y ahora quedará en manos del Tribunal de Disciplina algún tipo de castigo para el atacante, puesto que el árbitro Víctor Abarzúa lo apuntó en el informe oficial del partido. “El Sr. David Escalante jugador N° 9 de Cobreloa, posterior a convertir un gol (minuto 45+3), celebró mostrando una jineta con la imagen de la bandera de Israel con la frase “Dios es fiel”, en alusión al conflicto del país ya mencionado con Palestina”, redactó el colegiado.

“Yo soy cristiano, evangélico y creo que Dios es el dios de Israel. Mi hijo se llama Israel y mi otro hijo se llama Benjamín. Es un pueblo que amamos, que siempre ha sido perjudicado, atacado. Hitler mató seis millones de judíos. Hace años que tengo esa cinta de capitán”, respondió al respecto Escalante, en conversación con El Deportivo.

Sin embargo, en todo momento intenta sostener que su conducta no avala los ataques de un lado ni del otro. “Hoy le di mi apoyo a Israel, pero creo que es una tristeza lo que se está viviendo ahí como en Palestina. Sabemos que están en guerra, pero uno quiere la paz. El apoyo es hacia la gente que la está pasando mal. No es que esté en contra de Palestina. Mi mensaje es que haya paz”, insiste.

Asume el posible castigo

De la misma forma, el atacante asume las eventuales sanciones que podrían derivar de su acto. “No lo sabía. Esto no es político, es amor al pueblo de Dios. Tiene que ver con las convicciones religiosas. Es el pueblo que Dios eligió. Así lo dice la Biblia. Asumo lo que venga. El mensaje es a la paz, el apoyo al pueblo israelí. No estoy incitando a la violencia”, se apresura en aclarar.

Según el artículo 65 del Código de Penalidades del Tribunal de Disciplina, la sanción caerá también sobre Cobreloa. “La exhibición por parte de jugadores de camisetas interiores con cualquier tipo o forma de expresión gráfica, fotografías, importe publicidad o no, alusiones políticas, religiosas o que contenga cualquier tipo de mensajes, será sancionada con una multa de diez Unidades de Fomento al club al que pertenezca el jugador, suma que podrá incrementarse en caso de reincidencia”, indica el reglamento publicado en la ANFP.

En el artículo 63 del mismo documento, en su Letra D, también se advierte a los futbolistas por manifestaciones racistas, políticas o de origen étnico, que puedan significar un agravio para alguna raza, nacionalidad o credo. En ese caso, el infractor se arriesga a una suspensión de cinco a 10 partidos.

“No estoy contra Palestina, ni nada de eso. Si fuera Estados Unidos contra Israel, el mensaje sería lo mismo. Nadie quiere vivir en guerra. Es una tristeza lo que se está viviendo. No quiero que nadie lo viva, Palestina tampoco es responsable de los terroristas e Israel se está defendiendo. Ambos son víctimas”, manifiesta.

Por lo mismo, a modo de conclusión, vuelve a refugiarse en la fe. “Para mí no es ningún lío. Yo amo ese país, es el pueblo de Dios”, sentencia.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.