La UC pierde la punta y Poyet se va expulsado

Los cruzados fueron superados por Antofagasta por 3-2, en el duelo previo al clásico frente a la U, que se jugará este domingo. La Calera se instaló en lo más alto del certamen local.


Imaginarse los partidos que planteará Universidad Católica se ha vuelto un enigma. Saber si aplastará a sus rivales o cederá unidades con flojos encuentros se ha transformado en todo una interrogante. Si bien los nombres que maneja Poyet en la pizarra no varían mucho, el juego que exhibe el equipo de Las Condes resulta imposible de descifrar. Hoy, en el norte, fue el mejor ejemplo: de la sólida victoria frente a O’Higgins, a caer por 3-2, jugando a un muy bajo nivel frente a Antofagasta, en la previa del clásico ante la U.

Quizás por atrevimiento de los locales, o por la poca viveza de la defensa de la UC, el equipo de JJ Ribera se puso rápidamente en ventaja. Corrían apenas dos minutos del primer tiempo y Andrés Robles cabeceaba solo en el área, con una defensa que miraba cómo se elevaba el formado en Wanderers. El portero Pérez rechazó con las manos, pero nada pudo hacer frente al segundo remate de Demartini. Los futbolistas Pumas corrieron a abrazarse, cuando todavía ni siquiera lucían agotados.

Poyet, tal como ocurre fecha a fecha, comenzó a perder la paciencia. Sus jugadores no eran capaces de armar una jugada real de peligro. Fallaban pases a dos metros de distancia. Saavedra, a quien el uruguayo le pedía que marcara, se veía apagado, perdido en el campo de juego. La única llegada clara la tuvieron con un remate de Felipe Gutiérrez, a los 16 minutos. El Pipe le pegó con la pierna derecha, su menos hábil, y envió el balón por encima de la portería. El Chapa, su asistidor, se tomó la cabeza buscando una respuesta.

Antofagasta, por su parte, no retrocedió sus líneas. Sí entregó la posesión del balón, pero poco importó frente a la ineficacia de los volantes y delanteros cruzados. A Valencia se le ve incómodo fuera del área, mientras que Zampedri una vez más fue amonestado, sumó su cuarta amarilla del torneo, por reclamos al árbitro. El Toro estaba ofuscado, más cuando sumaba seis partidos sin convertir.

Los nortinos siguieron aprovechando cada oportunidad que tuvieron. La dupla Nieto con Fredes hizo ver mal a la banda izquierda de los cruzados. Se juntaban sin problemas y aprovechaban la velocidad de Jason Flores. A los 12 minutos, Eduard Bello se perdió el gol bajo el arco, frente a los aplausos de sus compañeros, que lo invitaban a que no se desanimara.

Poyet continuó en lo suyo. Intentaba ordenar a sus jugadores y, de paso, se quejaba del tiempo que se tomaban los rivales para reanudar el juego. “Dale, profe. No tiene nada. Despertá, amigo. Dale, amigo, dale”, le decía a Jason Flores. El juez durante la segunda parte se cansó de sus reclamos y lo amonestó. Casi al final del encuentro, el uruguayo fue expulsado por sus quejas. “Te felicito, te felicito”, decía el DT de la UC al árbitro, en modo irónico.

En la segunda parte, la UC buscó hacer valer la tenencia de balón. En la pizarra no se veían soluciones pues solo ingresó Tomás Asta-Buruaga en reemplazo de Alfonso Parot. Y pese a las ganas de ir adelante, las opciones rápidamente se esfumaron luego que Antofagasta pusiera el 2-0, a los 51 minutos del encuentro. La segunda cifra del equipo Puma nació de un error de Astaburuaga. El defensor, en su idea de salir jugando, tocó el balón para el Zanahoria Pérez. Su pase fue interceptado por Bello, quien se la devolvió a Jason Flores. El volante definió con un globito con efecto. Un golazo que le valió los abrazos y aplausos de sus compañeros.

Desde la banca, la UC mandó al campo a sus mejores hombres. Quiso dar un aire al equipo que parecía no encontrar ningún tipo de respuesta. Clemente Montes y Diego Buonanotte lideraron el plan de Poyet, que poco ya podía hacer a esa altura. Quizás a los 62′ hubo algo de esperanza: la falta de Andrés Robles sobre Fernando Zampiedri, que terminó en penal, luego de ser sancionada por el VAR, puso el descuento cruzado. El Toro Zampedri definió al ángulo derecho del Nacho González. Imposible de contener.

Antofagasta siguió firme en su plan. Nunca retrocedió y fue en búsqueda del tercero. Sabían que tenían la posibilidad de amarrar la victoria frente a una UC que no estaba haciendo un buen juego. Su premio lo tuvieron a los 69′ cuando Tobías Figueroa, con una facilidad tremenda para recibir y sacarse la marca de Lanaro, convirtió el 3-1. Valber Huerta, a los 79′, remató de fuera del área y puso el 3-2 definitivo.

La UC cae ante Antofagasta y cede la punta del torneo nacional, luego que La Calera venciera este miércoles a Palestino, en la Quinta Región. Los de Poyet, quien fue expulsado por reclamos, buscan levantar pensando que este domingo se medirán frente a la U, en un nuevo clásico universitario.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.