Araos no se rinde y continúa su guerra contra la U: “Haremos todo lo necesario para que se cumpla la ley”

Óscar Fuentes, el abogado del futbolista, asegura que irán por los US$ 500 mil que le corresponde al jugador por su traspaso a Corinthians. La justicia condenó ayer a Azul Azul a pagar US$ 250 mil.


Ángelo Araos sigue en guerra con la U. Poco le importa que la justicia ayer resolviera que Azul Azul debe cancelarle US$ 250 mil, correspondiente al 10% que los estudiantiles recibieron al momento de su transferencia a Corinthians, en 2018.

El volante quiere que se le reconozca el monto de la operación, que bordeó los US$ 5 millones. La otra mitad del pase estaba en manos de Antofagasta, el elenco que lo formó como futbolista. La justicia, en primera instancia, desestimó el cobro total que exigía el nortino.

“Se resuelve: Que se acoge parcialmente la demanda interpuesta por don Angelo Giovanni Araos Llanos en contra del Club de fútbol profesional Azul Azul S.A. (club de fútbol profesional Universidad de Chile), representada legalmente por don José Luis Navarrete Medina, y se condena a la demandada al pago de la siguiente suma por el concepto que se indica: US$ 250.000 (doscientos cincuenta mil dólares de Estados Unidos de América) como indemnización por terminación anticipada del contrato de trabajo”, dice la resolución a la que tuvo acceso La Tercera.

Araos y su defensa no están conformes. Más cuando durante el juicio debieron lidiar con una serie de situaciones que incomodaron al futbolista, como el cara a cara con su exrepresentante, Fernando Felicevich. La resolución, además, fue tajante en su posición, pero asumiendo que los estudiantiles deben responder solo por los US$ 2.500.000 que recibieron por el traspaso. El resto del monto total cayó en las cuentas de Antofagasta.

“Así las cosas esta sentenciadora concluye, con arreglo al claro tenor de lo dispuesto en las normas legales citadas y principios de derecho del trabajo citados que al demandante se le adeuda por parte de la Universidad de Chile representada por la sociedad Azul Azul la suma ya señalada. Se ha demostrado en la parte considerativa de la presente sentencia, que más allá de los intentos instrumentales destinados en su momento a evitar el pago del 10% de la suma involucrada en la transferencia, dicho porcentaje le corresponde al actor pues los presupuestos laborales de procedencia concurren en la especie”, dice el escrito.

En conversación con La Tercera, Óscar Fuentes, el abogado del futbolista, asegura que irán por el dinero restante que asegura se le adeuda al jugador.

“Después de revisar la sentencia, vamos a recurrir contra ella para acceder al pago de los 500 mil dólares. Lo que establece la ley es que se pague al jugador por el término anticipado del contrato al menos el 10% de lo que se recibe por la venta de sus derechos. Y lo que recibieron y distribuyeron la U y Antofagasta fueron USD 5.000.0000 por parte de Corinthias de Brasil”, dice el jurista. “Lo anterior se pudo esclarecer por la intervención del Presidente y un Director del SIFUP, quienes participaron como testigos en el juicio”, agrega.

Fuentes reconoce que el futbolista y sus represetantes le dieron el visto bueno para continuar con sus descargos. “Ya hablé con el jugador y su importante empresa de representaciones (AIM), quienes me han instruido que haga todo lo necesario para que se cumpla la ley y sea justo lo que se resuelva en definitiva”, comentó.

La U deberá pagarle al exvolante puma dentro de los próximos cinco días los US250 mil, una vez ejecutoriada la sentencia. Deberá hacerlo con reajustes e intereses, en conformidad a lo dispuesto en el artículo 63 del Código del Trabajo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.