Michael Kohlmann, capitán alemán: “Zverev aún puede cambiar de opinión”

Autor: Laura Tapia

El técnico germano, rival de Chile en Madrid, siguió a los jugadores nacionales de cerca en Río, sobre todo a Garin.


Michael Kohlmann (45) ya tuvo su primer apronte de Copa Davis esta semana, cuando su pupilo y compatriota Maximilian Merterer cayó ante Christian Garin en la primera ronda del ATP 500 de Río de Janeiro, por 7-5 y 6-3. En medio del ajetreo, el capitán alemán conversa con La Tercera sobre el panorama que asoma en noviembre en las finales de Madrid, donde, además de a Chile, deberá enfrentar a Argentina.

¿Qué opina sobre el grupo que les tocó en la Davis?

Es un grupo muy parejo, en que los tres equipos tienen buenas posibilidades de pasar de ronda. Tanto Chile como Argentina tienen grandes jugadores. Va a ser muy interesante cómo se va a desarrollar.

¿Qué opinión tiene de Jarry y de Garin?

A Nicolás Jarry lo he visto más. Es un jugador interesante y de juego peligroso. Lo vi en Alemania el año pasado y entrenó con Maximilian en Río. Es joven y grande, está bien desarrollado para su edad, es alto y juega bien. En cambio, Christian es un muy buen jugador, muy sólido. El martes en Río jugó un gran partido. Siempre hay cosas que destaco en los jugadores jóvenes, y me llama la atención en Garin que, para ser joven, se mueve extraordinario en la cancha. Con el tiempo solo va a mejorar. Yo creo que a fin de año, o sea en Madrid, debería estar en el top 50 del ranking. Es muy bueno y sólido. Además, con Nicolás Massú en la banca, tienen ventaja, ya que tiene gran experiencias en partidos importantes.

Mencionó a Massú. ¿Qué le pueden aportar él y Marcelo Ríos al equipo chileno desde la banca?

Su experiencia en la cancha a alto nivel. Siendo campeón olímpico y número uno del mundo, respectivamente, su opinión es válida, por lo que pueden provocar efectos positivos con pocas palabras. En nuestro equipo esa tarea la tiene Boris Becker.

¿Intentará convencer a Alexander Zverev de que juegue las finales en Madrid?

Alexander ha dejado claro que no quiere jugar y hay que aceptar su decisión. Yo personalmente no lo voy a convencer. Claramente aporta mucho al equipo y todos queremos jugar con una superestrella como él. Habría más posibilidades de ganar con un top 3 en el grupo. Pero la temporada es larga, recién es febrero y la final es en noviembre. Aún puede cambiar de opinión.

En ese escenario, ¿como ve a Alemania, pensando en estos duelos en Madrid?

Nuestra meta principal, y yo creo de todos, es pasar de ronda. No hay ninguno que haya llegado a esta instancia que no quiera pasar. Trabajaremos por eso. En general, nuestro equipo es parejo, sin Zverev no hay una gran estrella. Nuestros jugadores van del ranking 30 al 50, aproximadamente, todos son de nivel similar. Nuestro fuerte son los dobles. Tenemos una dupla consolidada, Jan-Lennard Struff y Tim Puetz, quienes desde que juegan juntos en la Davis no han perdido ningun partido. Soy de la idea de que en esta nueva modalidad que se jugará en Madrid, los puntos que uno pueda ganar en dobles son importantísimos. Nuestra fortaleza es el colectivo.

Seguir leyendo