Niemann no encuentra la consistencia en el cierre del Wells Fargo Championship

Niemann durante su participación en Wells Fargo Championship. (Jared C. Tilton/Getty Images/AFP)

Igualado con el campo durante el último día del torneo, el chileno quedó con -1 en la general. Un certamen donde mostró sus mejores golpes en los cierres, pero donde no pudo pelear por la cima.


Joaquín Niemann termina su participación en el Wells Fargo Championship con -1 en la tarjeta general e igualado con el campo en la jornada dominical. Números que lo dejan en la parte baja del corte del fin de semana, pero con la tranquilidad de que tuvo grandes momentos durante el día ¿El problema? Que estos siempre estuvieron acompañados de inconsistencias. De todas formas ya son 17 torneos seguidos superando el corte.

Día de cierre en Carolina del Norte y Niemann confiaba en tener una ronda mejor que las anteriores. No ha sido un torneo fácil para el chileno, quien superó el corte en par y el día sábado marcó un -1 que solo se gestó en el epílogo. Por eso comenzó metido, brillante. Los primeros aplausos se los llevó en el hoyo dos, cuando firmó su primer birdie del día. Una bandera que le había traído problemas durante la semana, pero que en esta oportunidad dominó a gusto.

Desaprovechó una oportunidad brillante en el hoyo cinco, cuando quedó a 5,7 pies de la bandera, pero no pudo asegurar el birdie. Se quedó corto y con el dolor de haber perdido una gran opción. Malestar que se incrementaría cuando en el siete llegaría el primer bogey del día. El desliz sorprendía porque hasta ahora esa parada solo había traído aplausos para Joaco. Ahí consiguió el extraordinario eagle del viernes, además de birdies el jueves y el sábado.

Una vista del hoyo 15 del Wells Fargo Championship. Abajo a la izquierda, Niemann. (Jared C. Tilton/Getty Images/AFP)

El panorama se mostraba más alentador cuando logró volver a restar golpes en la bandera 11. La potencia de los golpes de salida y la decisión en el green aumentaban la expectación. Pero volvieron a aparecer las banderas 12 y 13. Dos hoyos marcados en negro para Joaco, quien no les pudo tomar la mano en todo el certamen.

Dos bogeys consecutivos echaban por la borda todo lo mejorado durante la jornada dominical. Una lástima porque pese a que no estaba en su versión de super estrella si se le veía mejor que en los otros días. La esperanza estaba en que volviera a sacar sus mejores golpes en el cierre. Al igual que el viernes y el sábado.

Y claro que volvió a aparecer la estrella. Birdies consecutivos en el 15 y el 16 para demostrar que cuando Joaco está a su mejor nivel, domina todos los escenarios. Era increíble la habilidad que tenía para mover todo en el cierre, pero esta vez no solo fueron cambios positivos. En el mejor pasar de Niemann volvió a caer un bogey en el 17. Una última parte del recorrido, convulsionada por donde se le mire. Un rompecabezas de sube y baja. La ansiedad por descontar y la exigencia del campo, también hacían daño. De todas formas ese ímpetu por no darse por perdido nunca es la que tiene al talagantino en la élite.

Se va de Charlotte con -1 en la general e igualado con el campo en la jornada dominical. Vuelve a pasar el corte, pero se queda con las ganas de pelear la punta. Sabe que no fue su mejor semana, pero que de todo se aprende. Tuvo momentos de genialidad, mezclados con otros de bruma.

La tarjeta de Niemann:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.