Tensión de entrada para el súper director

Rueda, en la antesala de su último triunfo con la Roja, ante Perú en el Nacional. Foto: AGENCIAUNO

Francis Cagigao llega a Chile en un escenario de alta exigencia. Debe guiar a la Federación en la búsqueda del nuevo técnico de la Roja, tras la partida de Reinaldo Rueda a Colombia.


Después de semanas de negociación, y también de incertidumbre, Reinaldo Rueda dejó de ser el técnico de la selección chilena tras un irregular proceso, en el que combinó momentos buenos con varios desaciertos, que se reflejaron en un pálido 43% de rendimiento, siendo los peores números de cualquiera de los entrenadores que haya conducido a la Generación Dorada.

Los casi tres años de trabajo del próximo DT de la selección colombiana dejaron un saldo de nueve triunfos, ocho empates y 10 derrotas y la búsqueda constante de un recambio, que ahora deberá continuar su sucesor. Eso sí, pese a que su salida ya es un hecho, Rueda aseguró ayer al diario El Colombiano que aún no ha firmado nada con los cafeteros. “No es cierto que ya sea el técnico de la Selección”, declaró, sembrando la duda sobre su arribo a los caribeños.

Pese a ello, el lunes arriba al país Francis Cagigao, el nuevo director deportivo nacional. El español, de larga experiencia en el Arsenal inglés, llegará con una terna de nombres para la banca de la Roja. Esa será su misión.

Debido a los tiempos que corren y a que Rueda dejará en las arcas solo US$ 500 mil de los US$ 2,23 millones de su cláusula de salida fijada inicialmente, el presupuesto para el nuevo seleccionador será más acotado. Como mucho, un sueldo de US$ 1,5 millones anuales. Más allá de eso, Cagigao deberá acelerar y zanjar este proceso de búsqueda, del cual ya el propio presidente de la ANFP Pablo Milad ha dado ciertas luces.

“El perfil del entrenador de la selección chilena debe ser un tipo de mucha ambición, de querer ganar en muy poco tiempo. Debe ser un DT de habla hispana, que no deba tener un gran periodo de adaptación”, señaló hace unos días el timonel en una entrevista con Directv. En esa misma ocasión, añadió más detalles e, incluso, se animó con candidatos para el puesto.

“Queremos un entrenador que tenga experiencia internacional, que ojalá haya estado en un Mundial. Debe ser referente, que inspire respeto en los jugadores. Hay muchas posibilidades, Hernán Crespo es un buen nombre”, sostuvo, en relación al actual estratega de Defensa y Justicia.

Con esas directrices, Cagigao y la regencia de la ANFP están en una carrera contra el tiempo, donde deberán cerrar rápidamente el nombre del nuevo seleccionador, tomando en cuenta que en marzo la Roja deberá recibir a Paraguay y visitar a Ecuador, por las fechas 5 y 6 de las Eliminatorias, donde la escuadra nacional marcha en el sexto lugar.

Pero esa no será la única misión que tendrá Cagigao en su llegada a Chile, ya que deberá, en los dos años que dura su vínculo inicial con la Federación, generar un proyecto que abarque a las diversas selecciones nacionales, que hoy atraviesan por una profunda crisis. De hecho, la muestra más reciente de ello fue la salida de Hugo Balladares, quien dejó la banca de la Sub 17 para hacerse cargo del primer equipo de la Universidad de Concepción, algo que ya sucedió en el pasado con Hernán Caputto y Cristián Leiva, quienes optaron por dirigir a la U e Iquique, respectivamente.

Asimismo, el nuevo director deportivo cumplirá roles de asesoramiento a los seleccionadores de turno, lo que eventualmente implica conversar con ellos a la hora de realizar las nóminas, lo que a entrenadores experimentados como Rueda les incomoda un poco.

Como sea, en Quilín aceleran a fondo para definir al nuevo conductor de la Generación Dorada

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.