Richard Páez, el DT venezolano que ganó en Chile: “El equipo de Lasarte ha jugado bien, pero lo han matado los resultados”

Richard Páez cree que el duelo del jueves no será un partido abierto, ya que Venezuela deberá hacer un juego "pragmático" ante Chile.

El técnico que logró la única victoria de la Vinotinto en Santiago, en 2001, analiza el duelo del jueves en San Carlos. “Venezuela será un equipo pragmático, con un bloque sólido intermedio, debe aprovechar que le dé el local, que sí tiene la obligación de atacar de principio a fin”. Sobre la Roja, el médico traumatólogo aseguró que “no ha sido consecuente con el funcionamiento. Le he visto muchos buenos partidos y no ha tenido los resultados, lo que resume las evaluaciones”. Sobre la ausencia de Yeferson Soteldo, agrega que “eso de la lesión no se la creen ni ellos”.


Hace poco más de dos décadas, Venezuela logró su primera victoria como visitante en eliminatorias. Fue ante Chile, en Santiago, con Richard Páez en la banca de la Vinotinto. “Ese Chile era muy diferente al de hoy”, asegura el DT a El Deportivo, a la vez que analiza el duelo del próximo jueves en San Carlos de Apoquindo: “será un duelo definitorio para ver quién sigue y quién se queda”. Sobre el momento de la Roja, el médico traumatólogo aclara que “que juega muy bien en lo colectivo. Lo que pasa es que ahora no ha tenido los resultados y eso lo está matando”. Sobre la ausencia de Yeferson Soteldo y su supuesta separación por indisciplina, el entrenador se mostró escéptico tras explicar que “un doctor no diagnostica ‘molestias físicas’ para que un futbolista no juegue”.

¿Cómo ve el partido entre Chile y Venezuela?

Es un enfrentamiento que define para dónde va cada uno. Ambas selecciones se levantaron en esta última jornada, ganando después de mucho tiempo que no lo hacían. Entonces será un duelo definitorio, quién sigue y quién se queda.

¿El que no logre ganar queda eliminado, dice usted?

Los números como las matemáticas son tan perfectas. Mientras den los números, pues uno siempre sueña. Pero indudablemente para conseguir los números hay que ganar seguido y eso es lo que es difícil en estas eliminatorias.

¿Cómo ha visto Venezuela en estos últimos partidos?

Desde que llegó el profe Leo González, realmente hubo un avance en el funcionamiento colectivo, pero sobre todo en el planteamiento emocional y psicológico. Venezuela, a partir de este nuevo interinato ha dado muestras de jugar para querer ganar. No con estilos conservadores que es lo que siempre ha jugado la Vinotinto en los últimos ciclos. Después de que nosotros estuvimos en esta selección, faltó esa propuesta atrevida de jugar en dónde sea y contra quién sea.

¿Y ha visto a Chile?

Para mí, Chile no ha sido consecuente con el funcionamiento. Le he visto muchos buenos partidos a Chile y no ha tenido los resultados, que es lo que al final todo el mundo resume para evaluar si las cosas se hacen bien o mal. Pero uno como técnico evalúa otras cosas y a este Chile, con el profesor Lasarte, lo veo con un funcionamiento bien ordenado y asociado. Ha jugado bien, pero lo han matado los resultados.

Acá se le ha criticado la falta de profundidad al equipo…

Eso es así. Los equipos, para desequilibrar, deben tener individualidades que sean verdaderamente protagonistas. O debe de haber juego de sincronismo, lo que le cuesta desarrollar a los equipos.

¿Y cómo evalúa usted este momento de la selección chilena?

Siempre ha sido un adversario difícil en todas las épocas. Chile siempre se ha ganado el respeto del continente por la jerarquía de sus jugadores, hoy más que nunca con esa generación que ha logrado conseguir cosas. Y fundamentalmente, que ha logrado transmitir una idea colectiva de juego… Los principales son Alexis (Sánchez), Arturo Vidal, Charle Aránguiz, Mauricio Isla… Todos ellos. Pero que al final se refiere a un equipo que juega muy bien en lo colectivo. Lo que pasa es que ahora no ha tenido los resultados y eso lo está matando.

¿Este Chile es muy diferente al que usted le ganó en 2001?

Sí, es muy diferente. En ese momento Chile estaba pasando una etapa también complicada de resultados con Pedro García en la banca. Nosotros pudimos lograr una hazaña de algo que para nosotros fue negativo durante 35 años. En aquel momento ganamos cuatro partidos seguidos, cuando yo asumí estábamos eliminados, pero logramos conseguir cosas.

El 4 de septiembre de 2001, la selección de Venezuela venció 2-0 a Chile en Santiago, la peor derrota de la Roja en su historia por clasificatorias.

¿Cómo cree que será el partido del jueves?

Venezuela todavía no tiene el trabajo como para jugar abierto ante Chile, en Santiago. Me parece que Venezuela será un equipo pragmático, con un bloque sólido intermedio. A partir de ahí sí va a tratar de generar juego aprovechando los espacios que le dé el local. Porque Chile sí tiene la obligación de atacar de principio a fin. Entonces, la Vinotinto tiene que ser oportunista y aprovechar los momentos con la velocidad que tiene en ataque para tratar de aprovechar esas fisuras que, seguramente, presenta todo equipo que ataca.

¿Será muy diferente a la primera rueda, cuando Venezuela venció 2-1 a Chile?

Diferente en el sentido de que allá de local a Venezuela le cuesta menos atacar de principio a fin. Pero de visitante, nuestro equipo no ha logrado consolidar esa jerarquía. Lo que si ha mejorado con el profesor Leo González es el pensamiento atrevido de querer ir a buscar el arco rival. Pero de visitante falta para llenar todos los fundamentos de ver a un equipo de tú a tú, jugando ida y vuelta contra Chile.

¿La baja de Yeferson Soteldo es muy sensible para el equipo?

Bueno, esta Venezuela se ha caracterizado de bajas en los últimos tiempos. No sé qué está pasando ahí. La falta de organización es como un cómplice dirigencial que lleva a toda esta cantidad de acciones. Hay jugadores que no vienen, refieren molestias físicas y después juegan en sus equipos. Hay otros que ya perdieron la fe y otros entraron en ese ambiente derrotista de la indisciplina. Todo eso condicionó que hoy no tengamos a muchos de los jugadores que deberían ser titulares. Esta Venezuela se acostumbró a jugar con lo que hay. Con eso, por lo menos, ha demostrado que se enfrenta a los rivales con dignidad, que es lo mínimo. Nosotros pedíamos atrevimiento, pero Venezuela lo que siempre demostró fue dignidad y orden. Hoy, con Leo González se está subiendo a esa irreverencia en el fútbol.

Una irreverencia que se puede refrendar con un triunfo en Chile…

La única fórmula que tiene Venezuela para colocarse en plan de pensamiento clasificatorio, al menos hasta el repechaje, es repetir lo que hicimos en 2001: ganar cuatro partidos seguidos. Como ya ganó uno, este contra Chile sería el segundo.

¿Es cierto que Soteldo quedó fuera por un tema disciplinario?

No se sabe. Lamentablemente no ha habido un comunicado oficial. Mejor dicho, lo que dice la federación es que tuvo molestias físicas, pero ni siquiera se dan el lujo de dar el diagnóstico, teniendo médicos que firman eso. O sea, un doctor no diagnostica ‘molestias físicas’, lo digo porque soy traumatólogo… ¡Qué diagnóstico es ese! El mismo que no permite que juegue. Eso no se lo creen ni ellos mismos. Ese es el resumen de la federación y el fútbol venezolano.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.