Un clásico para el olvido

AGENCIAUNO

La U y Universidad Católica empatan sin goles, en un partido que casi no tuvo llegadas. Dudas repartidas y preocupación para la U, que se queda antepenúltima en la tabla ponderada.


Un palo de Zampedri y una tapada brillante de Dituro ante Aránguiz. Sería todo. Ese es el corto resumen del clásico entre Universidad de Chile y Universidad Católica. Una pobre versión de un partido lleno de rivalidad y tradición. Una refrenda del presente dubitativo de los cruzados (tres partidos sin ganar) y del juego rocoso de los azules. Un 0-0 que terminó siendo un para el castigo para el hincha

¿Será que la falta de público le resta tensión al clásico? ¿Será que los jugadores no se acostumbran a jugar sin la presión y los cantos desde la tribuna? Algo paso. Dos choques con historia en menos de dos días y tres tiempos completos con escaso vuelo y emoción. El aburrimiento que se vivió en San Carlos, con el UC-Colo Colo, se extendió al primer tiempo del nacional con el choque de las universidades.

Dominio claro de los cruzados, otra vez, pero insulso. Mezquino con el espectáculo, salvo por ese derechazo de Zampedri (quien volvió de la cuarentena por Covid positivo). Mucha posesión, poca profundización. Chispazos de Buonanotte, uno que tanto pedían los hinchas, algunas pasadas de Fuenzalida, que entró como lateral derecho. Y no mucho más para las intenciones de la franja.

Aún así, la U se vio sobrepasada en el juego. No así en el peligro, porque De Paul trabajó poco. Montillo, controlado por Saavedra, tenía muy poco contacto con la pelota. Y, lo que es peor para jugador de sus características, con pocas opciones reales de descarga. Arriba, Lenis, Larrivey y Aránguiz aportaban poco y nada.

Un escenario que pena todavía más la falta de ideas de la Católica. De poco sirve instalarse en campo rival, si no se sabe qué hacer con la pelota en los últimos metros de la cancha.

El complemento partió igual de aburrido. Quizás con un poco más de determinación de parte de la U, pero muy lejos de complicar sus rivales. Dudamel movió piezas en el medio y buscó cambiando a Lenis por la izquierda, pero el colombiano seguía en otro planeta, ido del compromiso.

El fútbol, sin embargo, da y quita. Porque el mismo Lenis, a pura potencia, encaró y se metió al área en el minuto 76 y le regaló el gol a Pablito Aránguiz. El gol ya se gritaba, pero una volada soberbia de Dituro, a quemarropa, mantuvo el cero. La jugada le dio un pequeño envión a los azules. Larrivey también tuvo un cabezazo casi en el área chica que pedía mejor suerte.

Pero nada. Solo fue una brisa. El partido rápidamente volvió a ser plano. Quizás el miedo a perder en los últimos minutos. Y Holan, con su costumbre de no hacer cambios (recién hizo dos en el minuto 90), enviando otro mensaje de que no encuentra las alternativas para resolver un partido desde la banca.

Así se fue el clásico. En cero. En deuda, con un punto y muchas dudas repartidas por igual.

FICHA PARTIDO

U. De Chile: De Paul; Rodríguez, González, Casanova, Beausejour (57′, Del Pino Mago); Espinoza, Cornejo (57′, Moya); Montillo (76′, Martínez); Lenis, Larrivey (88′, Henríquez), Aránguiz. DT: R. Dudamel.

U. Católica: Dituro; Fuenzalida, Fuentes, Huerta, Rebolledo (90′, Parot); Saavedra, Aued; Buonanotte; Lezcano, Zampedri, Puch (90′, Valencia). DT: A. Holan.

Goles: -.

Árbitro: Roberto Tobar. Amonestó a Beausejour, Rodríguez (U). Zampedri, Fuentes, Aued (UC).

Estadio Nacional. Sin público.

En cursivas, jugadores juveniles.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.